Análisis de F1 2017 – Arrancan los motores

 

 

Aunque la temporada de Fórmula 1 arrancara hace meses, será ahora cuando los aficionados al automovilismo tengan la ocasión de disfrutar de la nueva entrega de la franquicia, que nuevamente ha contado con el respaldo oficial del Campeonato Mundial de Fórmula 1 2017. De esta manera, los aficionados al motor tendrán la ocasión de vivir la competición a pie de pista con cualquiera de los monoplazas que hemos podido ver en televisión desde el primer Gran Premio de la temporada.

Pese a que el principal valor del videojuego es la habitual actualización de pilotos, los chicos de Codemasters han tratado de incorporar algunas novedades con el objetivo de atraer incluso a los más veteranos de la saga. De esta manera, el jugador podrá encontrarse con trazados complementarios a los oficiales y, además, con un amplio surtido de vehículos clásicos. En cualquier caso, serán los compradores de la F1 2017 Special Edition los que puedan hacerse con un monoplaza exclusivo al margen de los anteriores.

Tras haber recorrido los múltiples circuitos del título junto a las diferentes escuderías de la parrilla, te invitamos a leer nuestras impresiones de la entrega anual de Fórmula 1, que hemos tenido la ocasión de jugar en PlayStation 4 en su versión digital. No obstante, Koch Media también distribuirá el videojuego, a partir del 25 de agosto y en formato físico, en Xbox One, PC y en la consola de actual generación de Sony. ¿Preparado para vivir otra apasionante temporada?

En apenas unos días se lanzará la nueva entrega del videojuego oficial de Fórmula 1, que ha vuelto a incluir las principales modalidades que todos los fans del deporte estaban esperando. Por supuesto, los chicos de Codemasters no se han olvidado de la opción de Campeonatos, que nos permitirá sumergirnos en el Campeonato Mundial de Fórmula 1 2017 junto a uno de los pilotos reales de la parrilla. Sin embargo, este modo también cuenta con torneos adicionales y con un esperado regreso.

Los desarrolladores han recuperado los monoplazas clásicos de la Fórmula 1 tanto en esta opción de juego como en otras que mencionaremos a continuación. En cualquier caso, cuando el jugador se decante por uno de los vehículos clásicos no podrá participar, como era de esperar, en el campeonato oficial, sino en uno diseñado específicamente para los amantes de los coches más memorables de la historia del automovilismo.

Otro de los modos más destacables es Gran Premio, que nos permite configurar un torneo a nuestra medida. El usuario tendrá la posibilidad de disfrutar de una carrera, tanto con clasificatoria previa o sin ella, o de una serie de circuitos que podrá combinar a su conveniencia. De esta manera, aquellos que deseen correr varios en varios circuitos de manera consecutiva aunque sin afrontar una temporada al completo, podrán seleccionar cuantos Grandes Premios consideren oportuno y vivir una experiencia a su medida.

Esta opción incluye también los vehículos clásicos, que sin embargo no cuentan con sus propios pilotos y circuitos. Pese a que el estudio sí ha incluido trazadas alternativas a las del Campeonato de Fórmula 1, un añadido muy atractivos para este tipo de modalidades, no han considerado oportuno contar con el resto de complementos clásicos que tan bien hubieran funcionado junto a los coches antiguos.  En cualquier caso, se agradece el esfuerzo por recuperar algunos de los monoplazas más recordados del deporte, entre los que se encuentra el McLaren MP4/4 de 1988, únicamente incluido en el DLC de la F1 2017 Special Edition.

Aquellos jugadores que prefieran apartarse del torneo oficial podrán hacerlo también a través de la Carrera profesional. Esta modalidad permite sumergirse en una variante del Campeonato de 2017 aunque con nuestro propio piloto, al que podremos configurar desde cero. Aunque las opciones de personalización son llamativamente limitadas, podremos escoger un rostro de hombre o mujer, elegir la nacionalidad, el diseño del casco, su número y, por supuesto, el nombre del susodicho.

Aunque estos ajustes deberán llevarse a cabo nada más iniciar el videojuego por primera vez, será en el modo mencionado donde podamos sacar partido de nuestro conductor. Empezaremos como segundo piloto de la escudería que escojamos, pudiendo correr al lado del piloto que prefiramos al realizar la selección inicial. Como en modo del Campeonato Oficial de Fórmula 1 2017, deberemos participar en entrenamientos libres, clasificatorias y, última instancia, en cada una de las carreras del torneo.

No obstante, la experiencia se complementará con una serie de añadidos que nos permitirán ir escalando posiciones hasta convertirnos en el primer piloto de la escudería y, más adelante, incluso fichar por uno de los equipos más punteros de la parrilla. A modo de hilo conductor de la historia, los desarrolladores han introducido diversas secuencias cinemáticas que aparecerán oportunamente para darnos la bienvenida, presentarnos cada una de nuestras funciones en el equipo y, en definitiva, para mostrarnos nuestro progreso conforme vayamos avanzando en el Mundial.

Además, el estudio ha añadido opciones como el Duelo, que nos enfrentará mediáticamente contra otro piloto con el objetivo de conseguir reconocimiento si el jugador consigue acabar por delante de él en las siguientes carreras. En el mismo sentido se han introducido los Puntos de recursos, la manera en la que podremos convertir los puntos de recompensa por nuestro progreso en fondos económicos para un sinfín de áreas de trabajo dentro de la escudería. De este modo podremos ir mejorando diversos aspectos del coche o de la conducción.

Al margen de este modo de juego, el usuario dispondrá también de la habitual Prueba contrarreloj y de la vertiente multijugador, que permitirá enfrentarse a otros jugadores en partidas públicas, personalizadas y en campeonatos online, que supondrán la experiencia más completa en lo que respecta al multijugador de esta nueva entrega de  la saga. Finalmente, el apartado Evento albergará diferentes pruebas que Codemasters habilitará en los próximos meses para proponer nuevos retos a los usuarios.

En cuanto a la jugabilidad, a fin de cuentas lo más relevante en un videojuego como el que nos ocupa, no podemos sino alabar el manejo de los vehículos, que cada vez cuentan con físicas más realistas que repercuten en una mejor conducción. El monoplaza tiene peso y esa sensación se traslada al mando, desde el que podemos llevar a cabo, cómodamente, cada una de las acciones necesarias durante la carrera: desde el análisis en tiempo real de los daños del coche hasta el uso del DRS.

En este proceso influye también la configuración previa, en la que los usuarios menos avezados en el género podrán activar la frenada automática, la asistencia durante la conducción y otras tantas opciones que serán de gran ayuda en los primeros pasos en el juego. Asimismo, el equipo de desarrolladores ha vuelto a dar importancia a la climatología, que acabará afectando al transcurso de la carrera tanto visualmente como en lo referente a la conducción, obligando incluso al cambio de ruedas cuando la ocasión lo requiera.

El apartado gráfico también cumple las expectativas dentro de los márgenes del circuito. No así en el resto del escenario, que parece contar con un nivel menor de detalles. En cualquier caso, la sensación de velocidad se traslada a la perfección a las carreras, en las que los pilotos también harán alarde de una serie de animaciones que añaden su correspondiente dosis de realismo a la experiencia. Lo mismo ocurre con los espectaculares efectos sonoros y que no son respaldados por la artificiosa narración de los comentaristas en el doblaje al castellano, que aunque solo se manifiestan en los momentos previos y finales del Gren Premio no logran transmitir la emoción que requiere el momento.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Las físicas de los monoplazas están cada vez mejor ajustadas, por lo que la conducción aún es más realista en la nueva entrega de la franquicia automovilística. En este mismo sentido se han vuelto a introducir los diferentes tipos de neumáticos, el uso del DRS y, en general, todos los elementos que interaccionan de alguna manera durante las carreras.

GRÁFICOS: El apartado visual cumple las expectativas con los elementos que vemos en la propia pista: vehículos y trazado están representados de manera realista, una condición que no cumple al mismo nivel el resto del escenario, cuyos paisajes o construcciones no parecen gozar de la misma cantidad de detalles.

SONIDO: El apartado sonoro de F1 2017 es una de sus mejores bazas en pro del realismo que pretenden los desarrolladores. La banda sonora presente en los menús también cumple las expectativas, no así la narración en castellano de los comentaristas, que se intuye excesivamente artificiosa y poco variada.

DURACIÓN: Aquellos que deseen exprimir cada uno de los modos de juego, incluida la vertiente online, podrán disfrutar del título durante largo tiempo. Sin embargo, se echa en falta una mayor variedad de modalidades con las que complementar la experiencia. Por ejemplo, se introducen vehículos antiguos pero no circuitos o pilotos clásicos con los que competir.

CONCLUSIÓN: Los aficionados a la Fórmula 1 quedarán altamente satisfechos con la nueva entrega de la franquicia, en la que Codemasters no solo ha mejorado las diferentes modalidades sino que ha añadido novedades tales como los monoplazas clásicos o las trazadas adicionales en diversos circuitos. Además, las físicas de los vehículos están cada vez más perfeccionadas, favoreciendo así una experiencia realista que los seguidores del deporte sabrán apreciar.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
F1 2016
 
 
F1 2017 añade una selección de vehículos clásicos a varios modos de juego.

Cerrar