Robots y más robots

12785

Tras su exitoso lanzamiento el mes de noviembre de 2015, Fallout 4 recibe su primer contenido descargable: Automatron, que nos ofrece una breve extensión de la experiencia de juego y una nueva opción de construcción y personalización tanto para nuestros asentamientos como para nuestros acompañantes en la dura Commonwealth.

La última obra de Bethesda Softworks, el inabarcable Fallout 4 que ya en su historia principal tiene para decenas de horas, ha comenzado a ampliar su experiencia de juego con contenidos descargables adicionales. El primero en llegar es Automatron, que nos da acceso a una nueva línea argumental y a opciones jugables interesantes.

El malvado Mecanista está sembrando el terror y el caos en la Commonwealth a través de su multitudinario ejército de robots asesinos. El caminante solitario del yermo tendrá que volver a hacer acto de presencia y, junto a la robótica Ava, averiguar por qué las máquinas se han rebelado y qué objetivo tiene el misterioso Mecanista.

Automatron nos permitirá revisitar lugares del Fallout 4 original al tiempo que nos adentramos en nuevas localizaciones llenas de peligros… robóticos.

Así las cosas, Automatron nos propone una nueva historia sin demasiadas pretensiones ni complicaciones. Nuevamente el objetivo de Bethesda es sumirnos en una acción desenfrenada (o todo lo contrario y apostar por el sigilo, que sigue siendo la opción con la que más fácil es superar las misiones) a lo largo de las cinco misiones principales que componen la aventura y la tarea secundaria extra que tendremos al concluir el hilo argumental principal.

Ciertamente estamos ante una primera expansión bastante breve en cuanto a duración de la historia, y es que en unas tres horas (cuatro a lo sumo) podremos haber completado todas las misiones de las que se compone la miniaventura, sin ofrecérsenos la posibilidad de ampliar la experiencia con tareas secundarias sin fin como ocurría con la ayuda a asentamientos aliados en el Fallout 4 original.

Bethesda ha pensado en todos los detalles y las cinco misiones que tiene Automatron no son toda la oferta del descargable. En este sentido, los robots (únicos enemigos del DLC) juegan un papel fundamental dentro del programa y no solo como contrincantes. A nuestras ya inseparables mesas de armas, armaduras y compuestos químicos se une ahora el taller de robots, en el que podremos diseñar nuestras propias máquinas a nuestra imagen y semejanza.

Cuando derrotemos robots en la Commonwealth podremos obtener de ellos diferentes piezas, como cabezas, torsos, brazos y piernas. Además los tendremos de diferentes tipos: cerebrobots, asaltrones, señores mañosos y otros tipos de máquinas. Con todo ello recopilado podremos utilizar los módulos, combinándolos del modo en que nos plazca, para dar a luz a cuantos robots queramos, que podrán acompañarnos en nuestra aventura o habitar los asentamientos.

Claro está, tendremos la posibilidad de mejorar cada una de sus partes o añadir armas como porras, sierras o lanzallamas en las extremidades de nuestros robots. Asimismo, también podremos personalizar sus colores e incluso su voz, determinando si queremos una inteligible de hombre o de mujer o incluso pitidos sin sentido al más puro estilo R2-D2 o BB-8 de Star Wars.

Estamos ante una opción muy novedosa cuyas funciones, sin embargo, no acaban aquí. En las ubicaciones donde se desarrollen las misiones de Automatron encontraremos diferentes planos de construcciones que podremos desarrollar en nuestros asentamientos, tales como focos, robots vigía o nuevas trampas que colocar en los lugares que deseemos proteger. Bethesda sigue potenciando la personalización de nuestros refugios con opciones ampliadas en este sentido.

Por el contrario, a nivel jugable Automatron no ofrece novedades. La misión principal nos llevará por la Commonwealth que ya conocíamos. De hecho, incluso deberemos revisitar algún lugar que ya hemos pisado en el Fallout 4 original, a lo que cabe sumar el hecho de que la duración no es muy grande y que tampoco hallamos grandes novedades en cuanto a armamento (sí hay alguna sorpresa que no desvelaremos) ni tan siquiera en el apartado sonoro con nuevas piezas musicales.

Automatron no trae consigo grandes cambios a la fórmula conocida de Fallout 4, pero sí es una buena forma de ampliar la experiencia del RPG de Bethesda si te gustó lo que viste en la aventura principal. La personalización de robots, a los que puedes nombrar como desees, es la principal baza de un DLC que, por otra parte, cabe recordar, no es más que el comienzo de la serie de contenidos adicionales que los creadores de Skyrim están preparando y que llegará mucho más lejos con Far Harbor, su primera gran expansión y que nos llevará a una localización enorme y completamente inédita. El levantamiento de los robots solo ha sido el primer paso.

Joel Castillo

Jugabilidad: Tan divertido como siempre, con una acción mucho más directa que entregas anteriores de la franquicia y con un modo VATS que funciona a las mil maravillas. Aunque el sigilo sigue siendo la opción que más fácil nos deja avanzar, Automatron proporciona una dificultad superior a la aventura principal. Algunos robots nos harán sudar.

Gráficos: Automatron no ofrece novedades a nivel visual y Fallout 4 sigue mostrando la misma consistencia en su primera expansión, que de hecho no nos saca de la zona de la Commonwealth que ya conocemos como la palma de nuestra mano. Aspecto gráfico resultón con molestas caídas puntuales de la tasa de frames por segundo (al menos en PlayStation 4).

Sonido: Las mismas piezas musicales que en Fallout 4, sin novedades. Por supuesto, hallamos una amplia gama de chirridos robóticos que ayudan a que la inmersión en el ataque de El Mecanista sea mucho más creíble.

Duración: El apartado más flojo de Automatron, que solo consta de cinco misiones principales y una secundaria. Podemos terminarlo en 3-4 horas perfectamente, de modo que deberás valorar si te merece la pena pagar su precio teniendo en cuenta la duración que te ofrecerá.

Conclusión: El primer DLC de Fallout 4 es más de lo mismo, pero es tan divertido que no hace falta más. La personalización y construcción de robots era una de las pocas cosas que le faltaban a la aventura principal y ya lo tenemos con nosotros. La historia de Automatron no es un portento argumental, pero cumple con su cometido y te divertirá a lo largo de su corto recorrido.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Fallout 4
Fallout 3


En la misión "El gambito superhumano" de Fallout 3 ya aparecía un personaje llamado El Mecanista.

Cerrar