La ciudad de los sueños

La serie Fallout sigue con lo visto en su última entrega, solo que cambiando de escenario. Han pasado dos años desde la anterior aventura y se abre ante nosotros un nuevo mundo por descubrir.

Estados Unidos ya no es lo que era. En Fallout New Vegas volvemos al futuro apocalíptico y ruinoso de la tercera parte de la serie, en el que el continente norteamericano no es más que una mezcla de cenizas, radiación y mutantes. Solo que en esta ocasión visitamos lo que en su día fueron Las Vegas. ¿Nuestra misión? A priori sencilla: entregar un paquete en la ciudad del juego y las luces. Pero la cosa no tarda en complicarse…

Pasado, presente y futuro

Nada más llegar a nuestro objetivo, nos encontramos con lo que parece una trampa. Un grupo de criminales nos ataca, roba y se nos da por muertos. Por suerte sobrevivimos a semejante asalto, tras lo cual empieza la hora de buscar respuestas. Todo ello en una ciudad dividida por una guerra civil que enfrenta a dos violentas facciones.

Como tantos otros títulos parecidos, Fallout New Vegas comienza con un editor que nos permite personalizar a nuestro protagonista. Una vez decidido su aspecto y sus cualidades nos encontramos con un juego que mezcla una vez más la acción con el rol. El desarrollo es como el de cualquier título “tipo Halo”, solo que con libertad absoluta a la hora de explorar el inmenso mundo en el que nos encontramos. Además, tal y como sucedía en el juego anterior, de nosotros depende solamente que decidamos ser un buen tipo o alguien cruel. Tenemos toda la libertad del mundo para encarar las misiones de las dos maneras.

Al igual que sucede en la  inmensa mayoría de los juegos de rol, Fallout New Vegas tiene un carácter progresivo, que nos permite ir mejorando a nuestro personaje, ganando habilidades y subiendo de nivel a medida que avanzamos. Además, en todo momento contamos con un generoso abanico de armas de todo tipo, que nos sirven para eliminar a los distintos mutantes y peligros que se ocultan en las calles de New Vegas.

El número de posibilidades que ofrece la aventura es enorme, igual que los personajes con los que nos encontramos, siendo cada decisión que tomamos decisiva para que los acontecimientos tomen un rumbo u otro. Podemos jugar minijuegos, cambiar de ropa, visitar un gran número de lugares, etc.

Técnicamente, Fallout New Vegas parte del mismo motor que la anterior entrega, si bien los escenarios y el estilo artístico han cambiado un poco para adaptarse a su nueva ciudad. Por lo demás, resulta muy parecido a Fallout 3 en casi todos los sentidos, incluidos el doblaje al castellano y una banda sonora muy “retro” inspirada en canciones de los años cincuenta.

Publicaciones relacionadas

Cerrar