Análisis de Far Cry 5 – La conquista del Edén

Mañana aterrizará en PlayStation 4, Xbox One y PC uno de los videojuegos más demandados de la primera mitad del año. La nueva entrega de la saga Far Cry, cuyo lanzamiento estaba previsto para hace aproximadamente un mes, se retrasó más de lo esperado con el objetivo de pulir hasta el más mínimo detalle. Ahora ha llegado el momento de descubrir si Ubisoft ha sabido aprovechar este tiempo extra y, sobre todo, comprobar si el videojuego está a la altura de lo que los aficionados a la saga esperaban.

La única manera de averiguarlo ha sido disfrutando de esta aventura de mundo abierto durante varios días, en los que hemos podido adentrarnos en cada rincón del condado de Hope a través de versión de Far Cry 5 para PlayStation 4. En el camino nos hemos visto las caras con una peligrosa secta religiosa, a la que los lugareños conocen como la Puerta del Edén, y con su carismático líder, el padre Joseph Seed. ¿Qué nos habrá deparado la quinta entrega numerada de la saga?

Como siempre, hemos recogido nuestras impresiones en un análisis que puedes leer a continuación. Si eres de los que aguardaban con entusiasmo un cambio visible en la ambientación de Far Cry sin renunciar a la más pura esencia de la franquicia, es probable que esta nueva propuesta sacie tus expectativas. De momento, y aprovechando las horas previas a su lanzamiento oficial, te invitamos a conocer nuestra opinión en el siguiente texto.

En lo más profundo del estado de Montana, una secta religiosa se ha hecho con el control de una región en la que los ciudadanos viven atemorizados por el padre Joseph Seed. Nadie en el condado de Hope escapa del dominio de un líder que, aprovechándose del fervor que sus acólitos sienten por él y por la causa, ha ocupado cada rincón de la población haciendo uso de la fuerza. Los únicos dispuestos a impedirlo son las fuerzas del orden, que se han desplazado al lugar donde se ubica el máximo responsable de la organización para darle caza de una vez por todas.

Lamentablemente nada sale según lo esperado y nuestro protagonista, que podrá ser tanto hombre como mujer, queda atrapado este un infierno en el que no tardará en tomar partido. La primera decisión del jugador será la de dar forma al personaje, que puede variarse ligeramente en lo que respecta a la raza, el rostro, el tipo de peinado y su vestimenta. Una vez definidos estos parámetros llegará el momento de adentrarse en el gigantesco escenario de Far Cry 5 en busca de una nueva aventura que, como era de esperar, bebe en gran medida de anteriores entregas de la saga.

Tras pasar por entornos paradisíacos y de ambientación prehistórica la saga se mete de lleno en el Estados Unidos rural, dejando de lado a los enemigos más tribales para centrarse en los fanáticos de la agrupación religiosa a la que hacíamos referencia. Serán ellos los que se conviertan en el objetivo de nuestro protagonista, que poco después de iniciar la partida conocerá la ubicación de los tres lugartenientes del villano principal. El mapa, de hecho, se divide en tres grandes zonas correspondientes al ámbito de influencia de cada uno de ellos, a los que el usuario podrá enfrentarse en el orden que más le apetezca.

Es importante destacar el hecho de que nos hallamos ante una aventura desarrollada en mundo abierto, por lo que será únicamente competencia del jugador determinar qué misiones deben abordarse en primer lugar. No obstante, algunos personajes nos aconsejarán en este sentido con el objetivo de facilitar nuestras primeras horas en Far Cry 5, en las que debemos hacernos a una serie de mecánicas que serán muy familiares para aquellos que hayan jugado a anteriores entregas de la franquicia. Hallaremos también, sin embargo, cambios muy acertados referentes a la exploración.

Se acabó eso de escalar torres en busca de información para desbloquear en el mapa, al menos en gran medida. En lo nuevo de la saga, el jugador puede obtener esos mismos datos a través de la conversación con NPCs o en ítems como mapas, que hallaremos en diferentes partes del escenario. Nuevamente, los vehículos volverán a ser fundamentales dadas las dimensiones de Hope, que puede recorrerse tanto por tierra, por mar como por aire. Karts, camionetas, furgonetas, tractores, motos de agua, lanchas o avionetas totalmente personalizables en lo estético.

Todos ellos son básicos a la hora de afrontar los diferentes tipos de misión de Far Cry 5, que nos permite acabar con los miembros de la secta de múltiples maneras. En primer lugar podemos rescatar a civiles que vayan a ser ejecutados o que estén retenidos por un par de soldados, a los que será sencillo derrotar tanto mediante el sigilo como de frente y sin contemplaciones. Una decisión similar deberemos tomar cuando nos enfrentemos a la destrucción de propiedades de la secta, un desafío en el que tendremos que matar a los vigilantes de un pequeño campamento y, en última instancia, quemar o hacer explosión de una capilla u otro emplazamiento.

La liberación de puestos de la secta es otra de las tareas a las que debemos hacer frente a lo largo de aventura y, probablemente, sea la más compleja al margen de las misiones de historia, la cuarta opción jugable. El objetivo no es otro que infiltrarse en una amplia localización y acabar con todos y cada uno de los guardias sin hacer saltar las alarmas. Literalmente. Si no desactivamos cada una de las tres alarmas, los miembros de la secta contactarán con sus compañeros y pedirán refuerzos de manera constante, dificultando así la conquista del territorio. Una vez derrotados, la zona se convertirá en una de nuestras bases.

En esta labor serán indispensable las armas, que podremos desbloquear y modificar conforme obtengamos experiencia. Además de las habituales pistolas, escopetas, metralletas o rifles contaremos también con ítems para el cuerpo a cuerpo y con armamento arrojadizo como granadas o cuchillos. También tendrán cabida diferentes tipos de explosivo, que nuestro protagonista podrá hacer servir, por ejemplo, para destruir un objetivo a distancia o para abrir cajas fuertes. Y es que el dinero oculto en ellas, además del que obtengamos en misiones, volverá a ser clave a la hora de mejorar o personalizar nuestro equipo.

Si el armamento no es suficiente siempre podremos recurrir a los llamados especialistas. Y es que los pistoleros a sueldo o los animales acompañantes son opciones recurrentes en cualquier circunstancia dado el apoyo que ofrecen al protagonista a la hora de enfrentarse a todo tipo de objetivos. Una vez completada una misión, los personajes liberados en la misma nos ofrecerán sus servicios de combate. Lo mismo ocurrirá con animales como Cooper, el perro que tantas veces hemos visto en los tráilers y del que ya nos habíamos encariñado incluso antes de acariciarlo en nuestra propia partida.

Pese a disponer de este recurso, el usuario debe prestar especial atención al sistema de progresión que, como apuntábamos, está basado en la obtención de experiencia. Gracias a ella podremos desbloquear habilidades, más conocidas como talentos, o liberar ranuras adicionales que nos permitan contar con más armas y compañeros durante las misiones. Para aumentar nuestro patrimonio podremos hacer también uso de la recolección de ítems, en especial de la caza, que sigue estando muy presente en la nueva entrega de Far Cry. Tras acabar con animales como osos, el jugador podrá aprovechar sus pieles tanto para fabricar objetos, como bolsas que le permitan portar más munición, o bien venderlas para sacar un beneficio económico.

El crafteo no se reducirá, en cualquier caso, a la caza. En el juego podremos también dedicar nuestro tiempo a divertimentos como la pesca o bien a creación de medicinas e incluso drogas para el protagonistas. En este sentido, las opciones son tremendamente amplias y únicamente dependerá del jugador el tiempo dedicado a estas tareas, que podrán suprimirse siempre y cuando se inspeccione minuciosamente el escenario en busca de ítems que proporcionen beneficios similares durante la aventura. Llegados a este punto no podemos olvidarnos de otro de los elementos más destacables del juego, en esta ocasión relacionado con el sonido.

El doblaje al castellano vuelve a estar presente entre las opciones de audio, tal y como nos tiene acostumbrados Ubisoft España en su distribución en nuestro país. Nuevamente, además, a un gran nivel. Así lo prueban voces como la de Daniel García, doblador habitual de Ewan McGregor o Bard Pitt, al que podremos oír en el papel del villano principal de la historia acompañado de una banda sonora igualmente potente y muy presente en los momentos más determinantes de la aventura. Tampoco podemos despreciar el notable apartado gráfico de Far Cry 5.

Los desarrolladores han hecho una labor encomiable en lo que respecta al diseño de un mundo abierto que, desde los primeros compases del juego, nos traslada a un entorno rural que aún no habíamos tenido la ocasión de ver, al menos de esta manera, en la saga Far Cry. El equipo artístico se ha esmerado en cada detalle y en una iluminación dinámica que no hace sino sumar puntos al conjunto. Las explosiones, el agua de los riachuelos o el viento sobre los cultivos luce espectacular teniendo en cuenta las dimensiones del escenario. Además, con un rendimiento a la altura de lo esperado y totalmente estable en lo que respecta al framerate incluso en momentos exigentes.

A todo esto cabe sumar opciones como el entretenido modo arcade, con el que podremos disfrutar del universo Far Cry de forma radicalmente opuesta a la aventura principal, o la modalidad cooperativa, a la que tanto espacio se ha concedido durante la campaña promocional del videojuego. Esta segunda opción nos dará la oportunidad de adentrarnos en la historia principal en compañía de otro jugador que, a través de internet, nos acompañará tanto tiempo como queramos aunque sin beneficios para él más allá de la mera diversión.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Además de las misiones principales, el jugador puede abordar otros tantos desafíos y tareas secundarias distribuidas a lo largo y ancho del gigantesco escenario en el que se desarrolla la acción. Al margen de las mecánicas habituales, que regresan de una manera u otra en esta nueva entrega, los desarrolladores han introducido también opciones renovadas e incluso inéditas que harán las delicias de los habituales de la saga.

GRÁFICOS: Poco se puede discutir sobre el impecable apartado visual de Far Cry 5, que destaca no solo por un notable trabajo artístico, patente en cada detalle del escenario, sino por la sensación de realismo que desprende cada atardecer, explosión e incluso una simple corriente de aire sobre los cultivos de Hope. El rendimiento es, además, óptimo tanto en PlayStation 4 como en su modelo Pro.

SONIDO: Además de la siempre presente banda sonora, indispensable para introducirnos en la zona más rural de los Estados Unidos, lo nuevo de Ubisoft vuelve a sobresalir por su doblaje al castellano, al que ya nos tiene acostumbrados la filial española en sus principales lanzamientos en nuestro país. El nivel vuelve a ser alto e incluso podemos hallar voces tan reconocibles como la de Daniel García, doblador habitual de Ewan McGregor o Bard Pitt, en el villano de la historia.

DURACIÓN: Para abordar de forma profunda la aventura serán necesarias, muy probablemente, decenas de horas. Teniendo en cuenta la cantidad de misiones de carácter secundario y el resto de modos de juego, tanto offline como online, la nueva entrega de Far Cry aprueba con nota en lo que respecta al volumen de entretenimiento que cualquier jugador tendrá a su disposición tras efectuar la compra.

HISTORIA: La historia de Far Cry 5 se palpa no solo en cada palmo del escenario, sino en muchos de los personajes que nuestro protagonista hallará a lo largo de la aventura. Precisamente de la interacción con cada uno de ellos dependerá, en gran medida, el éxito de cada jugador a la hora de enfrentarse a la Puerta del Edén, a la que también podremos conocer a través de cartas y otros documentos de interés.

CONCLUSIÓN: Esta nueva entrega vuelve a contar, para bien o para mal, con todos los elementos que han convertido a la saga Far Cry en una de las más exitosas de la industria del videojuego. No obstante, los más familiarizados con la franquicia hallarán algunas diferencias, como su ambientación, en el que sin duda es el juego más grande y espectacular que nos ha ofrecido esta serie a lo largo de los años. Al margen de estas novedades, Far Cry 5 vuelve a sostenerse en los pilares que tan bien han funcionado en las últimas entregas y que los fans volverán a recibir con los brazos abiertos.

Cerrar