El shooter del futuro

Tras un accidentado aterrizaje, el jugador descubre un inhóspito planeta en el que los alienígenas no le darán precisamente la bienvenida. Afortunadamente, los chicos de Impulse Gear pondrán a su disposición el revolucionario mando-pistola Aim Controller, el complemento más inmersivo para PlayStation VR que servirá para acabar con todos ellos haciendo uso de múltiples armas. Este adrenalínico shooter en primera persona, titulado Farpoint, es la nueva apuesta de Sony para su catálogo de realidad virtual.

14570

Desde el lanzamiento de PlayStation VR hace unos meses, Sony ha ido engrosando du catálogo de realidad virtual con títulos tan destacados como Robinson: The Journey o Resident Evil 7. Sin embargo, una de las propuestas más esperadas era en la que estaba trabajando Impulse Gear. El estudio con sede en San Francisco ha presentado Farpoint, una aventura de ciencia ficción en la que el jugador debe acabar con hordas de alienígenas en un planeta desconocido. Para sortear el peligro contará, para su fortuna, con un revolucionario dispositivo que cambiará la realidad virtual para siempre.

Como complemento de lujo a este shooter en primera persona, Sony ha diseñado Aim Controller, un mando-pistola que dota a la experiencia de juego de mayor realismo y de la más espectacular sensación de inmersión en PlayStation VR. Si quieres conocer nuestras impresiones tras introducirnos en el traje de astronauta del protagonista, te invitamos a leer el análisis que hemos podido realizar mediante el kit de prensa proporcionado por Sony España, que incluye el pack del videojuego y el PS VR Aim Controller. ¿Preparado para adentrarte en el peligro?

Unos científicos se encuentran investigando una anomalía espacial cercana a Júpiter que podría convertirse en la fuente de energía que la humanidad llevaba esperando toda su historia. Sin embargo, un contratiempo hace volar por los aires tanto a la estación espacial la Pilgrim, junto a los dos investigadores que se hallaban en ella, como a la nave en la que se encuentra el astronauta protagonista, que debe efectuar un aterrizaje forzoso en un entorno desconocido. 

Al salir de su cápsula comprobará cómo el planeta en el que se encuentra no es, para su desgracia, un territorio inhabitado. Cientos de extraterrestres, cada cuál más peligroso, le asediarán de forma constante mientras trata de hallar los restos de la Pilgrim para seguir los pasos del resto de supervivientes y encontrar el modo de regresar a casa.

Desde el primer instante, los desarrolladores tratan introducirnos en la historia a través de una secuencia cinemática que sirve tanto para presentar a los personajes como para motivar el inicio de la acción. Afortunadamente, este interés por la narratividad se prolongará a lo largo de toda la aventura, que no se reducirá a una sucesión de disparos y tratará de sostenerse, en todo momento, en una trama lo suficientemente compleja e interesante para el usuario.

Desde que ponemos un pie en el planeta en el que se desarrolla la trama nos percatamos de la sensación de inmersión del título, que introduce al jugador en un traje de astronauta con el que deberá explorar el escenario que tiene ante sí. En su apuesta por la profundidad de la historia, progresivamente iremos encontrando pistas, en forma de secuencias introducidas en la acción o incluso en cinemáticas puras, que ayudarán a dar forma a la trama conforme vayamos avanzando.

No obstante, el elemento más destacable en pro de la inmersión es el dispositivo Aim Controller, el-mando pistola que Sony ha estrenado junto a Farpoint pero que, en el futuro, será totalmente compatible con otros juegos de PlayStation VR. En esta caso, el mando en cuestión se transforma, en el mundo virtual, en el arma que porta el protagonista: un rifle, una escopeta, una ballesta y otras tantas opciones que el usuario descubrirá paulatinamente mientras se enfrenta a los alienígenas.

Durante las fases de combate nos percataremos del gran trabajo realizado por Impulse Gear, que ha sido capaz de integrar perfectamente este complemento en la acción del juego. El arma no solo ofrece un apuntado perfecto en cada una de sus vertientes, que pueden combinar disparos, lanzagranadas y otras opciones de ataque.; además, proporciona la sensación de tener el arma en cuestión en las manos.

Tanto es así que, para cambiarla por otra, no es necesario pulsar un botón determinado. Los desarrolladores nos invitan a llevar el arma sobre nuestro hombro para simular el gesto de coger el arma que portemos en la espalda, un detalle que no podemos sino alabar. Mecánicas como esta son, al fin y al cabo, las que busca todo aquel que se sumerge en un título de realidad virtual como el que nos ocupa, capaz de proporcionar una sensación de realidad que jamás experimentaríamos con el mando tradicional y, mucho menos, en un shooter en primera persona convencional.

Pese a que el uso de Aim Controller no es obligatorio, pues el jugador puede optar por el habitual Dualshock 4 sin mayor inconveniente, sí es al menos muy recomendable disfrutar de la experiencia completa con el mando-pistola. Su óptimo funcionamiento nos da además esperanzas para los próximos lanzamientos compatibles con Aim Controller, un complemento que puede convertirse en uno de los grandes hallazgos de los FPS en realidad virtual.

El exquisito manejo del arma, que debe calibrarse al inicio conforme a la altura del jugador, está directamente relacionado con nuestro éxito a la hora de acabar con los alienígenas. Desde pequeñas arañas que saltan a traición sobre nuestras cabezas hasta arácnidos corpulentos que no dudarán en embestirnos para enviarnos a casa en posición horizontal. Pese a que los diferentes tipos de enemigos pueden contabilizarse con los dedos de ambas manos, el resultado final es lo suficientemente amplio en relación a la duración de la aventura, que podrá extenderse en torno a cinco o seis horas.

Como peculiaridad, los extraterrestres siempre aparecerán en el rango de visión del jugador, generalmente frente a él, para facilitar el enfrentamiento entre ambos. Cabe tener en cuenta que un título para la realidad virtual no suele otorgar libertad para girarse rápidamente y atender a la acción tras la espalda del personaje, por lo que la decisión no podría haber sido más acertada y más en un shooter en primera persona. El Aim Controller ayuda, además, a favorecer el avance del personaje directamente hacia los puntos de interés.

Cuando el jugador está avanzando y dirige el dispositivo hacia una dirección determinada, los sensores de movimiento entrarán en acción y el personaje se moverá hacia el lugar indicado. Esta decisión jugable, que hemos podido ver en otras propuestas para la realidad virtual, resulta especialmente útil para evitar los giros repentinos que pueden acabar afectando a la sensación de equilibro del usuario. Pese a que disponemos de la opción de girar en el menú, recomendamos afrontar la aventura del modo por defecto que sugieren los desarrolladores.

Al menos de esta manera hemos evitado la incómoda sensación de mareo que nos proporcionaron otros títulos y que Farpoint ha conseguido esquivar incluso en sesiones prolongadas de juego. El diseño de niveles, que permite avanzar sin necesidad de volver sobre nuestros pasos, es otra de las razones del éxito de Impulse Gear en este sentido. Al margen de la campaña, el estudio ha dispuesto también otros dos modos de juego como complemento a la experiencia.

El primero de ellos es el modo cooperativo online, en el que hasta dos jugadores podrán enfrentarse a hordas de enemigos en algunos de los escenarios del juego. Asimismo, conforme avancemos en la aventura desbloquearemos también el modo desafío, en el que las cinemáticas dejan paso a la acción propia de los shooters más adrenalínicos. La historia queda suprimida y la consecución de puntos se convierte en el único objetivo del jugador, que debe superar cada nivel atendiendo únicamente a las criaturas que salgan a su paso.

En el apartado técnico, Farpoint ofrece una de las mejores experiencias que hemos podido ver en el catálogo de PlayStation VR. Comparativamente, el aspecto visual del título resulta óptimo, sobre todo en el diseño de las armas y el modelado de los personajes. Los diferentes escenarios, en los que la iluminación juega un papel fundamental, resultan además vistosos e intuitivos en lo referente a la exploración. 

Debemos también destacar el sonido envolvente del que hace gala Farpoint y que favorece tanto la sensación de inmersión como la localización de los enemigos. Además, Sony lo ha traído a nuestro país perfectamente traducido al castellano, favoreciendo así el mejor seguimiento de la historia, recordemos, uno de los aspectos más destacables del lanzamiento más esperado para la realidad virtual.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: El uso de Aim Controller es incluso mejor de lo que cabía esperar. No solo aporta un control preciso del personaje, sino que favorece una sensación de inmersión nunca antes vista en un shooter en primera persona. El dispositivo se transforma, en el mundo virtual, en diversos tipos de arma que el usuario podrá utilizar del modo más realista posible. Además, el movimiento del personaje no marea en absoluto en la opción predeterminada.

GRÁFICOS: El apartado gráfico se encuentra por encima de la media del resto del catálogo de PlayStation VR. Seguramente nos hallemos ante uno de los videojuegos mejor diseñados para la realidad virtual de Sony, pues tanto el modelado de las armas, como los personajes y paisajes resultan muy atractivos incluso atendiendo a los detalles.

SONIDO: Una de las mejores bazas del juego es el sonido envolvente, imprescindible tanto para lograr la mejor inmersión en el universo de Farpoint como para localizar a los enemigos que nos asedian. La banda sonora, que aparece en los momentos precisos, consigue incrementar el dramatismo de la historia y también juega un papel fundamental.

DURACIÓN: La campaña puede prolongarse entre cinco y seis horas dependiendo del tiempo que se tome el jugador para explorar cada uno de los escenarios. Asimismo, algunas fases de combate pueden complicarse motivando incluso alguna que otra repetición, por lo que la extensión de la historia dependerá también de la habilidad de cada usuario. En cualquier caso, el videojuego cuenta también con un modo cooperativo online y la modalidad desafío.

HISTORIA: Nos encontramos, probablemente, ante el título más elaborado de PlayStation VR en cuanto a la historia. Los desarrolladores han apostado por la narratividad y lo demuestran constantemente a través de secuencias cinemáticas introducidas entre las fases de combate y la acción desenfrenada.

CONCLUSIÓN: Los amantes de los shooters en primera persona hallarán en Farpoint su videojuego soñado. Se trata, seguramente, de la mejor propuesta de cuantas hemos podido probar del catálogo de PlayStation VR y en gran parte es gracias al mando-pistola Aim Controller, que ha conseguido incrementar la sensación de inmersión hasta límites que jamás hubiéramos imaginado. El mundo virtual ya no se halla únicamente ante nuestros ojos, sino en nuestras propias manos. El juego de Impulse Gear puede convertirse, sin duda alguna, en el precursor de los shooters del futuro en la realidad virtual.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
PlayStation VR Worlds
 

El uso del mando-pistola Aim Controller está especialmente recomendado.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar