Defendiendo el reino contra la amargura

11455

En un año en el que PlayStation 4 no ha tenido muchos títulos exclusivos, no al menos de verdadera nueva generación, un pequeño estudio como Fun Bits Interactive presenta uno sobre una franquicia que ellos mismos crearon años atrás bajo otro nombre, Titan Studios. Fat Princess Adventures rescata a estos divertidos personajes que ya han pasado por PlayStation 3, PSP, PS Vita y dispositivos móviles, pero que aún no han conseguido mucha notoriedad.

La aventura anterior de la Princesa Gorda estaba muy enfocada a la estrategia y el juego competitivo, con unos personajes clasificados en oficios cuyo objetivo era salvar a su princesa, unos a la rosa y otros a la azul. Esta vez el juego le ha dado une vuelta de tuerca a la forma, aunque el concepto, el motor de la historia, sigue siendo parecido: rescatar a las princesas, que han sido apresadas por el ejército de un reino enemigo, uno en el que gobierna la Reina Amarga.

El juego es ahora un título muy directo casi convertido en machacabotones. La estrategia es nula, ya que lo que más importa es repartir golpes a los enemigos, derrotarlos, abrir cofres y avanzar por el escenario hasta llegar a la zona donde está el jefe final del capítulo. Se ha vuelto un juego más al uso, algo más tradicional, pero no por ello es menos divertido.

Los oficios de los diferentes personajes que viven y trabajan en el reino de las princesas se han reducido a cuatro: caballero, obrero, arquero y mago. Fuera se han quedado esta vez el sacerdote y el montaraz, por ejemplo, que sí aparecen en Fat Princess: A Piece of Cake, la versión de móviles y Vita, que es la última que vio la luz. Entre los que sí están, cada uno representa una forma de luchar para que cada jugador pueda elegir cómo quiere superar la aventura. Todos tienen dos movimientos de ataque, el propio juego los califica a uno de ofensivo y el otro de defensivo, pero la realidad es que ambos infligen daño a los enemigos, uno a muy corta distancia y el otro a media.



El guerrero es la clase que ataca plenamente cuerpo a cuerpo. Tiene una espada y un escudo, y es el único que puede protegerse directamente de los golpes mientras encara a los enemigos. Puede atacar con la espada y también cargar con el escudo para quitarse de encima a enemigos o dejarlos atontados. El obrero también es un personaje que prioriza los ataques cuerpo a cuerpo, ya que su golpe principal es con una gran maza que puede atacar de forma circular, pero su movimiento secundario consiste en lanzar bombas a distancia.

El arquero tiene una combinación justo al revés que la anterior. Su principal ataque se ejecuta con el arco, pudiendo disparar flechas de una en una o mediante una rápida ráfaga al dejar pulsado el botón, mientras que el ataque secundario consiste en asestar puñaladas con una pequeña daga, útil para sacarse de encima a los enemigos cuando atosigan demasiado. Y por último, el mago es el personaje que no tiene ningún golpe físico. Por un lado lanza disparos mágicos a larga distancia, y por otro, crea una onda que le rodea y daña a todos enemigos que están cerca.

Los personajes tienen diferentes atributos, así, por ejemplo, el caballero tiene más vida, debido a que será el que a menudo esté metido en el meollo, mientras que los arqueros o magos son más débiles al atacar a distancia. Pero todos ellos se pueden mejorar subiendo niveles y cambiando equipamiento. La subida de niveles no se nota demasiado en el personaje, pero lo segundo sí.



Al avanzar por los mapeados se encuentran cofres que contienen piezas de armadura o armas, estas pueden ser para cualquiera de las cuatro clases, ya que en cada punto de control el juego da la posibilidad de cambiar entre ellas, y ofrecen ventajas como más resistencia a los golpes, devolver el daño recibido o realizar más daño a un tipo en concreto de enemigos. Hay puntos del escenario en los que se encuentran apostados unos personajes que venden mejoras. Gastando un puñado de monedas se puede mejorar cualquier equipamiento que se lleve encima.

El hecho de que existan cuatro clases distintas tiene una razón de ser: su clara vocación por el juego para varios jugadores. Permite completar la historia hasta a cuatro personas a la vez, siendo lo ideal que cada uno lleve una clase diferente, aunque esto no es requisito, puesto que se pueden repetir. El juego se adapta al número de personajes, y ya el paso de uno a dos se nota bastante. Se vuelve más difícil cuanto más jugadores participen, compensando así el número de armas que combaten a la vez.

La forma de recuperarse vida es comer pasteles que sueltan los enemigos, aunque estos se pueden comer sin límite, y puede ocurrir que un jugador se coma todos mientras que otro necesita urgentemente recuperarse. Todos deben estar muy al loro, ya que cuando se está repleto de vida, el siguiente pastel que se coma volverá muy gordo a ese personaje, perdiendo todas las características de la clase que llevaba, y solo permitiendo pegar con las manos y la barriga durante un tiempo. No obstante, los pasteles aparecen muy a menudo; aparecen tan a menudo como se pierde vida.



Aunque por el cambio de género pueda parecer un juego más del montón, algo genérico, la verdad es que no lo es gracias a su gran personalidad. Una de sus principales virtudes es el gran sentido del humor del que hace gala. Está totalmente doblado al español y el elenco de voces hace de él una aventura muy divertida tanto al jugar como simplemente al seguir la historia.

Cada situación va acompañada de una frase cómica, ejecutadas con mucha calidad gracias a unas buenas interpretaciones de los actores de doblaje. Al empezar la aventura se puede elegir la personalidad del héroe que se va a manejar, y dependiendo de ello, a la hora de interactuar con otros personajes hará comentarios en un tono u otro, siendo algunos muy graciosos.

El juego en sí da la impresión algunas veces de tratarse de una representación de muñecos luchando en un escenario de juguetes. Todo es muy colorido y está diseñado con estética de dibujos o incluso de parodia. Además, en determinados momentos aplica unos filtros que hacen que realmente parezcan miniaturas a los ojos del jugador.

La aventura arranca en escenarios medievales, con castillos y localizaciones similares, pero más adelante lleva a recorrer otras zonas: bosques, selvas, grutas subterráneas, guaridas secretas de orcos… En general resulta muy variado y muy agradable a la vista. Sin embargo, a pesar del aspecto inocente e infantil, Fat Princess Adventure tiene una gran dosis de sangre en pantalla, ya que viene por defecto activada la casilla de "Horrible" en la configuración. Para que los padres no se alarmen y puedan dejar tranquilamente que sus niños jueguen a este juego tan gracioso y divertido, esto se puede configurar, y se puede limitar la cantidad de sangre al matar enemigos o incluso desactivarla por completo.

Rubén García.

———————————————————————————————-

JUGABILIDAD: La estrategia ha dejado paso a la acción más directa. Es un machacabotones con algunos tintes de rol, aunque estos se limitan a lo básico y a penas se aprecian. Se puede jugar individualmente, pero se disfruta más con varios jugadores.

GRÁFICOS: Estética de juguetes. Su aspecto inocente esconde una gran dosis de violencia y sangre, aunque se puede desactivar si se prefiere prescindir de ella. No es un alarde de potencia gráfica, pero ofrece un gran rendimiento y un estilo artístico muy conseguido.

SONIDO: Este es uno de sus apartados más logrados, su fenomenal doblaje le aporta una enorme personalidad. Es muy gracioso desde que empieza hasta que acaba. Todas las acciones y líneas de diálogo tienen algo divertido que decir, y varía en función de la personalidad que se elija.

DURACIÓN: Sigue siendo un juego corto, aunque es más largo que su antecesor. La dificultad incrementa cuanto más jugadores participen en la batalla, y hay veces que cuesta avanzar debido al número de enemigos que se pueden presentar y su resistencia, pero no supone un escollo serio.

CONCLUSIÓN: Fat Princess Adventure se ha vuelto un juego más ligero y directo que su antecesor, principalmente por convertirse en un título de acción y aventura cuyo único objetivo es matar enemigos. Sin embargo, mantiene toda la originalidad y frescura de la serie gracias a un enorme trabajo audiovisual. Su envoltorio, la estética, las líneas de diálogo y el doblaje han sido tratados con tanto mimo que el juego se sigue con una constane sonrisa en la boca. Y además es muy divertido para jugar con amigos.

———————————————————————————————-

Juegos relacionados:

  • Fat Princess
  • Fat Princess: A Piece of Cake

Si te gusta Fat Princess Adventure, te gustará:

No te quedes solo en el juego:

Una película: Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y sus Locos Seguidores (Terry Williams, Terry Jones).

¿Sabías qué…? La Princesa Gorda es uno de los luchadores que aparecen en PlayStation All-Stars Battle Royale.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar