Miedo con mayúsculas

5935

Nueva entrega multiplataforma de esta serie de Warner, que reúne en su desarrollo acción y miedo a partes iguales. ¿Estás listo para obtener las respuestas de todos sus interrogantes? Pues ya sabes lo que debes hacer…

F.E.A.R. fue uno de los primeros juegos de acción en marcar los parámetros básicos dentro de su género, el de los shooters en primera persona, al menos en la actual generación. Gracias a ello su primera entrega consiguió un considerable éxito en su momento, el cual ahora intenta igualar de nuevo. A la tercera va a la vencida. O eso dicen, ¿verdad?

Miedo en el cuerpo

F.E.A.R. 3 sigue directamente los acontecimientos vistos en la segunda parte de la serie, aunque esta vez recuperando al protagonista del original, Point Man, que debe unir esfuerzos con un compañero de lo más singular. Y es que en F.E.A.R. 3 también aparece de nuevo Paxton Fettel. Sí, el primer villano que apareció en el original y que, a la postre, es el hermano del protagonista. Ambos unen fuerzas para derrotar de una vez por todas el peligro que supone la figura de Alma. Un guión que ha corrido a cargo de John Carpenter y Steve Niles, responsables de películas como Halloween o 30 Días de Oscuridad.

Este nuevo juego ofrece de nuevo acción en primera persona lineal y con un ritmo alto y trepidante. Una aventura donde los tiros están asegurados, pero que tampoco renuncia a dar algún que otro susto por el camino. Todo mientras disfrutamos de una campaña que se puede llevar a cabo de manera tanto individual como cooperativa. Y esto último puede ser disfrutado tanto en una misma consola o a través de Internet. Además, F.E.A.R. 3 también incluye varias opciones multijugador online, todas ellas muy enfocadas igualmente a sobrevivir en compañía.

De una forma u otra, el título permite elegir entre cada uno de los dos protagonistas al comienzo de cada nivel. Y hay que tener en cuenta que sus características son bastante distintas. Por un lado, Point Man es capaz de usar todo tipo de armas de fuego y de ralentizar el tiempo (como sucede en Max Payne o Vanquish), mientras que por el otro Fettel cuenta con poderes sobrenaturales. Entre estos se cuentan el lanzar rayos a los enemigos e incluso poseerlos, muy en la línea del Clive Barker’s Jericho.

En lo concerniente al apartado técnico, el juego cuenta con un motor bastante sólido y está doblado al castellano. Además, los niveles siguen manteniendo ese aspecto algo tétrico y oscuro que siempre ha caracterizado a la saga. Por supuesto la gran cantidad de sangre evidencia que estamos ante un lanzamiento muy orientado al público adulto, por lo que no es el más adecuado para los más pequeños.

En definitiva, estamos ante una secuela que sigue lo visto en anteriores entregas, si bien esa es también su principal pega. Si no hemos jugado a los primeros capítulos, lo más probable es que no nos enteremos demasiado de su guión.

Cerrar