Fútbol profesional – Análisis 3DS

El fútbol es más que un deporte en nuestro país: desata verdaderas pasiones. Eso lo sabe bien Electronic Arts y, por eso, cada año nos ofrece un simulador de fútbol de alta escuela como es FIFA.

El lanzamiento de la portátil de Nintendo a principios de año, 3DS, estuvo secundada por un interesante PES11 3DS, título que acercó el deporte rey a los usuarios de esta nueva consola. En aquél momento EA Sports prefirió no lanzar edición alguna de su saga FIFA, aplazando dicho lanzamiento para más adelante. ¡Y ese momento ha llegado!

Fútbol real y portátil

Lejos de realizar una conversión de esas rápidas y regulares de las ediciones destinadas a máquinas superiores técnicamente, EA Sports ha preferido crear este FIFA 12 para la nueva máquina de Nintendo desde cero. Y eso se deja notar, ya que el título presenta incluso alguna que otra funcionalidad y modo de juego exclusivo. Pero eso lo dejamos para más adelante, ahora nos centraremos en sus aspectos fundamentales.

De entrada, y a pesar de su dimensión portátil, EA Sports no ha querido pasar por alto ni un solo aspecto importante de FIFA 12. Así las cosas, este pequeño cartucho atesora una amplia variedad de modos de juego, incluyendo el profundo y casi interminable modo Carrera, partidos Amistosos, Entrenamiento e incluso un modo Manager reducido.

Igualmente, todas las ligas oficiales (30), competiciones internacionales (más de medio centenar), jugadores, equipos y demás aspectos se han incluido en esta edición portátil, todo un logro teniendo en cuenta las limitaciones técnicas de esta (y de cualquier) consola portátil.

Pero lo verdaderamente importante de FIFA 12 lo encontramos cuando saltamos al césped. Y es que cada partido de FIFA 12 en 3DS es como asistir a una retransmisión televisiva de fútbol. Y de gran empaque. Todas las jugadas y tipos de fútbol que se os pasen por la cabeza (juego por las bandas, el llamado “fútbol control”, juego directo súper ofensivo, etc.) es posible llevarlo a cabo de manera cómoda e intuitiva, gracias a la implementación de un sistema de control muy completo que se adapta de fábula a las prestaciones de Nintendo 3DS.

Pero es que hay más. Como os decíamos, esta versión presenta alguna que otra cualidad exclusiva, lo que aporta un mayor interés. Por un lado, se ha integrado un modo de fútbol urbano 5-vs-5 en plan arcade que posee una jugabilidad y un ritmo diferente de principio a fin al fútbol que conocemos. Y además, esta versión ofrece la posibilidad de poder controlar los disparos a portería mediante la pantalla táctil, función a la que hay que acostumbrarse al principio pero que ofrece mucha precisión. Se nota que se ha puesto mucho cuidado en el desarrollo de esta edición…

Y en el tema gráfico, el juego no tiene demasiado que envidiar a las versiones domésticas. Los jugadores más conocidos son perfectamente reconocibles, sus animaciones son suaves y la ambientación de cada partido es excelente. Poco más hay que añadir, ¿verdad?

Publicaciones relacionadas

Cerrar