El fútbol es Vita

La saga FIFA tampoco quería perderse la oportunidad de debutar en PS Vita. Y lo ha hecho por todo lo alto, como si de un partido de Champions se tratara.

La reconocida y exitosa serie FIFA llega a PS Vita con una difícil tarea por delante: mantener el nivel de calidad visto en las anteriores entregas y, de alguna manera, estar a la altura del FIFA 12 de sobremesa. Porque, a estas alturas, sería difícil encontrar a un aficionado al fútbol que no haya disfrutado ya de esta última entrega. ¿El resultado? Un buen simulador, a la altura de la serie, pero…

Ya el propio nombre del juego da pistas. En efecto, estamos ante un juego digno de esta saga, pero ¿una versión directa de FIFA 12? No exactamente. Este nuevo FIFA Football de Vita recuerda en gran medida a sus hermanos mayores de sobremesa, pero más bien a las ediciones pasadas que a la actual. Principalmente porque da la impresión de que EA Sports haya obviado algunas de las últimas mejoras de sus series, como su flamantemente estrenado motor de colisiones, o la posibilidad de utilizar un nuevo y exigente sistema defensivo.

Esto no quiere decir, no obstante, que este FIFA esté desfasado, ni mucho menos. Resulta evidente nada más empezar a jugarlo que se trata, posiblemente, del mejor juego de fútbol portátil que haya pasado por nuestras manos. Y, de hecho, las ausencias citadas un poco más arriba incluso hacen que el juego sea más portátil, más directo. Además, tanto su control como el ritmo de los partidos, la IA de los equipos rivales o los gráficos son casi como los de PlayStation 3.

Es más, la propia EA Sports ha repetido en varios ocasiones que le motor gráfico de este título es el mismo que ha utilizado para la sobremesa de Sony. Y se nota. Pero también ha dotado al juego de opciones táctiles. Algo prácticamente inevitable en el lanzamiento de Vita y que, como está siendo habitual en estos primeros tiempos de la máquina, funciona, aunque con matices.

Básicamente, lo que han hecho los programadores es incluir algunas opciones que, si bien resultan interesantes en un principio, no terminar de cuajar del todo durante los partidos. Más por el propio diseño de la consola que otra cosa. Es decir, que a lo largo de los encuentros podemos elegir jugar con el control “normal”, con los sticks y los botones, o alternarlo de forma táctil. Esto es, pasar a un punto exacto del campo señalándolo directamente con el dedo, o disparar a portería ayudándonos del panel trasero. Algo, insistimos, divertido, pero poco práctico. Sobre todo porque al realizar algunas de estas innovadoras acciones es casi imposible no perder un poco el control sobre el juego por unos instantes.

Por lo demás, está claro que FIFA Football incluye todas las opciones que a día de hoy se podrían pedir a una entrega de esta serie: un cuidado modo Carrera (con detalles de mánager, posibilidades de fichar jugadores, más de quinientos equipos con los que interactuar), Partido Rápido, Conviértete en Profesional o divertidos encuentros a través de Internet. Toda la esencia de FIFA y más está en este juego.

En definitiva, y a poco que nos guste este deporte, seguro que este simulador os convence. Siempre y cuando quede claro que no se trata de una versión de FIFA 12 tal cual la hemos disfrutado en PS3 o Xbox 360, sino de un juego que tiene su propio recorrido, tal vez más cercano en algunos aspectos a las entregas de años anteriores. Pero igualmente recomendable, a fin de cuentas.

Valoración final

Jugabilidad: Tan realista y cuidada como la de cualquier FIFA. Aunque se echan en falta algunas novedades de FIFA 12. Las opciones táctiles, curiosas…

Gráficos: En este sentido, es un auténtico clon de la versión de PS3. El aspecto de los jugadores, los estadios y demás son sobresalientes.

Sonido: Los comentarios de Manolo Lama y Paco González son tan divertidos y variados como de costumbre.

Duración: Toda la del mundo. Su gran número de opciones, licencias y modos hacen de él un juego casi interminable, hasta que llegue a las tiendas la versión del año que viene, suponemos…

Conclusión
Pese a no contar con algunas de las innovaciones de FIFA 12, esta entrega es, sin duda alguna, una compra segura para los amantes del fútbol. Especialmente si no han tenido ocasión de disfrutar de la última entrega de la serie en sus versiones de sobremesa. De ser así, tal vez sí puedan sentir una leve sensación de paso atrás. En cualquier caso, está casi al nivel de las versiones “grandes”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar