Análisis de Final Fantasy IX en Nintendo Switch – Una joya que necesita brillar más

Uno de los capítulos mejor valorados de la serie llega a la híbrida de Nintendo.

frontal final fantasy ix

La serie Final Fantasy es una de las más legendarias a lo largo de la historia, de eso no cabe ninguna duda. La creación de Hironobu Sakaguchi ha conseguido trascender en el tiempo y ya cuenta con quince entregas numeradas en su haber, aunque son muchos más los títulos que engloban al universo. A cada jugador que se le pregunte sobre su juego favorito de Final Fantasy, puede ofrecer una respuesta variada entre los numerosos episodios, pero Final Fantasy IX suele tener un hueco en el corazón de los seguidores más fervientes. De hecho, es el preferido del propio Sakaguchi, quien nunca ha escondido su devoción por el noveno capítulo numerado.

Hace unas semanas que el título llegaba a Nintendo Switch, ofreciendo al fin uno de los títulos más exitosos de la serie Final Fantasy en una consola de Nintendo tras el divorcio provocado por la llegada de la séptima entrega a PlayStation, algo que se ha prolongado a lo largo de los años. No obstante, la consola híbrida de la gran N ha conseguido lo que parecía imposible: Final Fantasy regresa al lugar en el que creció y es algo que hay que celebrar, a pesar de que estas entregas muestren la inevitable erosión del paso del tiempo.

La lucha por la libertad

garnet final fantasy ix

Con Final Fantasy IX, la serie dio un vuelco para ofrecer una historia profunda y que llegara directamente al corazón. Es cierto que los episodios anteriores también habían tratado de manera acertada algunos temas existenciales y ciertamente controvertidos en muchas ocasiones, pero aquí fue donde el trabajo de Sakaguchi alcanzó su cenit, gracias a las opciones que le ofrecía el avance tecnológico de la época. Con ello, la novena entrega numerada de la serie se convirtió en el lugar donde convergieron todas las ideas que tenía el creativo nipón y que no había podido reflejar en los títulos anteriores.

En esta ocasión, se pone al jugador a los mandos de Yitán, un miembro de la compañía teatral Tántalus, que viaja al reino de Alexandría con la misión de secuestras a la princesa, por orden del gobernante de Lindblum. La sorpresa llega cuando Garnet, la princesa, es quien solicita que se efectúe el secuestro para poder huir del reino y buscar la libertad que no le permite su madre. A partir de aquí comienza un viaje en el que la lucha por la libertad es la piedra angular, abriendo numerosas vías argumentales que ofrecen una de las visiones más enternecedoras de los personajes de la serie. Junto a Yitán y Garnet, aparecen otros miembros destacados del equipo como el joven negro Vivo o el soldado Steiner.

¡A esta joya le hace falta un mejor pulimento, kupó!

final fantasy ix in game

Es innegable que Final Fantasy IX es uno de los JRPG más exitoso de todos los tiempos. La época dorada de la serie Final Fantasy que comenzó con el episodio VI, extendiéndose hasta el X fue uno de los momentos en los que el género alzó el vuelo hasta el punto más alto. Esta entrega, en concreto, incluía numerosos cambios respecto a las anteriores. Principalmente en lo técnico: Final Fantasy IX conseguía exprimir el potencial de la PlayStation original, con cinemáticas que iban un paso más allá de lo que se había visto en la época. No obstante, hoy en día son imágenes que chirrían a la vista de los jugadores acostumbrados a nuevos títulos.

Y eso no quiere decir que la llegada de Final Fantasy IX a Nintendo Switch sea un desastre, ni mucho menos, ya que cuenta con un pequeño lavado de cara que le añade una capa en alta definición a las escenas, pero en 2019 resulta llamativo ver un título en 4:3, con las molestas bandas negras en los laterales. Además, la fluidez del título brilla por su ausencia, teniendo en cuenta que no ha avanzado nada técnicamente en dieciocho años, por lo que las caídas de FPS son una constante, así como el ralentizamiento de acciones simples como guardar la partida de manera manual o iniciar una batalla aleatoria.

final fantasy ix combates

Aun así, a nivel jugable el título sigue manteniendo su poderosa esencia: es uno de los mejores JRPG que se hayan creado en toda la historia. Los combates por turnos apoyados en las barras BTC, que no permiten un momento de respiro, ya que no es una acción por turnos como tal, sino que se basan en la espera hasta que dicha barra de carga se completa, son un deleite para los amantes del género. Esto provoca que todo se desarrolle de manera fluida y dinámica -en los combates, al menos-, algo que se reproduce de manera magistral durante toda la aventura. Los componentes de exploración, farmeo y la línea argumental van en consonancia con lo que debe ser un Final Fantasy.

Un híbrido en la híbrida de lo más ágil

final fantasy ix in game 2

Perdón por el trabalenguas, pero hay que reconocer que el traslado de Final Fantasy IX, con sus indudables limitaciones técnicas a estas alturas, no está mal. La llegada a Nintendo Switch supone un híbrido de la experiencia original con lo que debería ser un título a día de hoy, salvando las distancias. Y es que la consola permite que la acción se pueda desarrollar de manera mucho más ágil, gracias a la opción de acelerar los acontecimientos o con el autoguardado cada vez que finaliza una escena del título. Esto puede ser un salvavidas, ya que hay ocasiones en las que el juego crashea por completo y obliga a reiniciar, siendo esta opción un respiro más que necesario.

Por otro lado también se permite evitar los encuentros aleatorios para todos aquellos jugadores impacientes que deseen ir directamente al meollo del asunto, sin entretenerse a pelear a cada tres pasos que se avanza por el mapa, por una mazmorra o por cualquier lugar que se visite en Final Fantasy IX. Además, esta versión permite facilitar la tarea a la hora de superar el juego de la manera más rápida posible, ofreciendo opciones como la de completar la cartera al máximo o conseguir maestría de habilidades. Se trata de una adaptación muy interesante del título, ofreciendo también una versión meritoria de los personajes, gracias al acabado en HD, pero que saca las costuras de un juego que ya empieza a notar el paso del tiempo.

Final Fantasy IX necesita una versión que haga justicia a su calidad

vivi en final fantasy ix

Dieciocho años son un océano en el mundo de los videojuegos y el paso del tiempo es inexorable incluso para las grandes leyendas. Volver a jugar a Final Fantasy IX con las posibilidades que ofrece Nintendo Switch es todo un regalo, pero también deja cierto amargor ante la remasterización. No está mal ejecutada, es cierto, pero pide a gritos que uno de los mejores episodios de la serie Final Fantasy recupere el esplendor con el que deslumbró en el año 2000, ofreciendo un nuevo mundo de posibilidades. Obviamente, eso solo lo permitiría un remake como el que Square Enix está realizando de Final Fantasy VII.

Parece improbable que la compañía se lance a la aventura en este sentido, más si cabe con los problemas que está experimentando el desarrollo del episodio siete, pero sería una gran noticia de cara al futuro. La aventura de Yitán, Garnet y compañía consiguió conquistar los corazones de los jugadores de PlayStation y, aunque eso es inherente al paso del tiempo, sí que hace mella que el recuerdo sufra un duro golpe con este modo de revisitar su universo. Aun así, si eres un fiel seguidor de Final Fantasy IX, gozarás de una nueva y excelente partida cuándo quieras, dónde quieras y cómo quieras gracias a Nintendo Switch.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar