Una guerra alternativa

11724

La oscuridad se cierne sobre Final Fantasy. Mientras la luz de los cristales comienza a apagarse, un grupo de jóvenes correspondientes a la clase Cero de la academia militar de Orience, lucharán en la más cruenta guerra que hayamos visto en este universo a través de Final Fantasy Type-0 HD. Un título imperdible para los fans de la saga, que llega por primera vez a Occidente y en versión remasterizada.

Ha pasado mucho tiempo desde que viéramos cómo Final Fantasy Type-0 se lanzaba en PSP sin que pudiéramos disfrutarlo lejos del territorio japonés. No obstante, Orience tenía reservado un hueco a todos aquellos jugadores de Occidente que quisieran comprobar lo que tenía que contar este título basado en la Fabula Nova Crystallis, también conocido como Final Fantasy Agito XIII. Una aventura para la que finalmente desde Square-Enix han querido ampliar sus horizontes y ofrecer la posibilidad de conocer la vertiente más oscura de la saga a los usuarios de todo el mundo. 

Dada esta premisa nos encontramos ante un universo conocido, donde términos como lu’Cie o Cristarium (Final Fantasy XIII) siguen muy presentes. No obstante, encontramos diversos cambios en lo concerniente a las bases fundamentales de cualquier Final Fantasy que se precie. Todo ello con el añadido de recibir el juego en versión completamente remasterizada en PlyStation 4 y Xbox One. En nuestro caso hemos tenido la oportunidad de exprimir al máximo la versión para la consola de nueva generación de Sony y en este análisis te mostramos todo lo que necesitas saber de este desconocido título.

No cabe duda de que uno de los grandes alicientes de este título es la compañía que Square-Enix le ha otorgado, ya que la demo del esperado Final Fantasy XV entra por los ojos como un pulpo en una cacharrería, tal y como puedes leer en este avance. Sin embargo, descubrimos que Type-0, a pesar de huir de los menesteres propios de un juego de estas características, contiene todo lo necesario para poder triunfar por sí mismo. Aun así, cabe destacar que debemos tener muy en cuenta que, al no tratarse de un remake, la mecánica está configurada para un título portátil, por lo que en ocasiones se nos hace repetitivo e insuficiente en comparación con otros Final Fantasy. Teniendo esta premisa clara y, más allá de su potente mejora gráfica en la nueva generación, Final Fantasy Type-0 HD tiene mucho que ofrecer.

En lo correspondiente al argumento, si aún no lo conoces, se ha mencionado por activa y por pasiva que se trata del título más oscuro y cruel de la saga y lo cierto es que no podíamos estar más de acuerdo. Nuestra misión consiste en frenar las acometidas del bando enemigo, el Imperio Milites, a través de un grupo de jóvenes pertenecientes a la Clase 0 de la academia militar de Rubrum, y así instaurar la paz en la región de Orience. Lo más impresionante de esta propuesta es que contamos con nada más y nada menos que catorce personajes jugables, con sus correspondientes habilidades y capacidades, como la magia, que nos aportan una potentísima variedad estratégica. Por supuesto, en combate solo podremos manejar a tres de ellos (uno principal y dos de apoyo), aunque una vez caigan en combate, podrán ser sustituidos por el resto. Conseguir un buen nivel con todos y cada uno de estos jóvenes puede resultar vital para salir victorioso en una misión o terminar con la frustrante pantalla de Game Over ante nuestros ojos.

Otra de las grandes premisas de Final Fantasy Type-0 HD es el uso que decidamos hacer del tiempo que se nos otorga. Con una fórmula ciertamente conocida (¿alguien dijo Lightning Returns?), disponemos de doce horas en cada día que conforma la historia, en los que podemos realizar infinidad de acciones con las que mejorar a nuestros personajes y aumentar su nivel. Combatir contra monstruos salvajes, asistir a clases con las que mejorar los atributos y aprender nuevas habilidades, realizar encargos, misiones secundarias de conquista de territorios, criar chocobos y un largo etcétera que consumirá consecuentemente nuestro tiempo. Una libertad totalmente anárquica en la que decidimos nuestro modo de disfrutar de la propuesta y explorar todo lo que creamos oportuno. Al menos, hasta que dicho tiempo se agote y llegue el momento de afrontar las misiones principales, denominadas Día D.

A raíz de estos acontecimientos principales, podemos desbloquear diferentes zonas y misiones secundarias, con lo que el juego se va conformando por su propia cuenta, ofreciéndonos una limitación con la que no abrumarnos ante su inmensidad. Aun así, será crucial planificar todo lo que queremos hacer antes de afrontar el Día D o será demasiado tarde. Y una vez afrontamos los retos principales, descubrimos otra de las grandes novedades que nos presenta la clase 0: el sistema de combate. Si eres un fan acérrimo de la franquicia, ya puedes olvidar todo lo que conoces tácticamente respecto a los anteriores juegos de la saga, ya que se trata de un título basado en la acción directa, aunque no deja de lado la estrategia. De este modo podemos movernos con total libertad por el escenario, contando con un gran factor en forma de habilidades que usar del modo que queramos.

Y si piensas que esta libertad resta dificultad al título estás muy equivocado. Final Fantasy Type-0 HD es un título exigente incluso en su dificultad normal, por lo que más vale estar ojo avizor al nivel recomendado de cada misión que decidamos afrontar, por no hablar de las batallas contra los temibles jefes, una auténtica quimera que mantiene el estilo inconfundible de la saga. Esto nos lleva directamente hasta otra de las novedades del juego: los puntos débiles visibles de nuestros enemigos. A medida que avancemos en los combates, descubrimos que marcando a nuestros objetivos podemos conocer su estado actual a través de un marcador que nos indica cuando es el momento óptimo para atacar; si es amarillo ejecutaremos un gran golpe y si es rojo los mataremos directamente.

Por otro lado, adentrándonos en la versión de PlayStation 4 y, por lo tanto, en la remasterización, volvemos a destacar que el origen llega de un título de PSP, con las limitaciones que ello conlleva. No obstante, la calidad de la misma deja que desear en determinados aspectos. Pero comenzando por las partes positivas, resalta a la vista la potente mejora en el apartado artístico, mucho más lúcido y nítido gracias a las prestaciones de las consolas de nueva generación. Del mismo modo, el diseño y modelado de los personajes principales se ha cuidado al detalle, alcanzando su cénit en las cinemáticas. Otro menester encontramos en los personajes secundarios, y aquí empezamos con las notas negativas, ya que sus diseños cuentan con una diferencia abismal respecto a los protagonistas, siendo tremendamente irregulares. Algo que también sucede con la mayoría de escenarios, contando con texturas borrosas con una resolución decepcionante.

Además, el manejo de la cámara continúa siendo horrible, produciendo movimientos excesivamente bruscos al girar. Por lo que no podemos hablar de una remasterización sublime, aunque en su favor cabe destacar que el título corre a los 30fps de manera totalmente estable y permanente, dando la sensación de que podría haber alcanzado una tasa de 60fps sin problema.

De este modo, podemos afirmar que las prestaciones de las que dispone Final Fantasy Type-0 HD son más que suficientes para conseguir hacer disfrutar a los jugadores que quieran adentrarse en su cruenta propuesta. No obstante, en lo relativo a la remasterización, que es el tema que nos ocupa en este caso, podemos apreciar más sombras de que luces y no precisamente por acompañar a la oscuridad de la que hace acopio el juego.

Juan Montes


————————————————-
Valoración final

Jugabilidad: Una jugabilidad con interesantes variantes es lo que nos aguarda en Final Fantasy Type-0 HD. No obstante, si preferimos disfrutar de la aventura principal y lanzarnos únicamente a por las partes importantes, el desarrollo puede volverse repetitivo y mecánico, por lo que es aconsejable disfrutar de todas las posibilidades que se permiten en el transcurso de los días, antes de afrontar las misiones principales.

Duración: Como cualquier Final Fantasy que se precie, ronda las 20 horas si administramos bien nuestros recursos. Si decidimos tratar el título con ligereza, podemos disfrutar de él alrededor de las 18 horas, mientras que si exploramos todas sus posibilidades podemos alcanzar las 40 o incluso superarlas con creces.

Gráficos: Tratándose de un remasterización debería ser su punto fuerte, aunque podría contar con un aspecto mejorado. Aunque la mejora gráfica es todo un hecho a simple vista, si decidimos profundizar somos capaces de notar irregularidades y texturas borrosas, entre otros errores de bulto que provocan ciertas distracciones.

Sonido: Para seguir con la enorme proyección de la saga en este aspecto, el sonido es una absoluta maravilla. Tanto en su banda sonora, como en el doblaje (en nuestro país llega doblado al inglés con subtítulos en español). En lo respectivo a la banda sonora, algunas melodías se rescatan de títulos clásicos, como la característica del viaje con chocobo o la de encuentros con cristales, que suena constantemente en la Academia. Además, en los momentos críticos también encontramos temas frenéticos acordes a la tensión del momento.

Conclusión:

Final Fantasy Type-0 HD es una aventura que nos permite disfrutar de un punto de vista alternativo respecto a lo que conocemos en la franquicia de los cristales. No obstante, lejos de distinguirse de la esencia que caracteriza a la saga, podemos comprobar como los elementos principales se mantienen para conformar una aventura oscura y cruel, donde la muerte nos persigue allá por donde pasemos. Incluso tal vez nos siga acompañando en el futuro, convirtiéndose en una subsaga, aunque eso es algo que debes descubrir por ti mismo al presenciar el final del juego.

—————————————————
Juegos relacionados:


Si te ha gustado te gustará:


No te quedes sólo en el juego:

Publicaciones relacionadas

Cerrar