Análisis de Final Fantasy XII: The Zodiac Age para PC – Una fantasía renovada

 

 

No cabe duda de que la saga Final Fantasy es una de las más importantes que ha dado la industria del ocio electrónico a lo largo de su historia. Con más de treinta años a sus espaldas y con decenas de títulos para todas las plataformas, la franquicia de Square Enix sigue ofreciendo productos de una gran calidad y algunos de ellos vuelven desde el pasado para mejorar las sensaciones que ya nos hicieron sentir hace muchos años.

Ese es precisamente el caso de Final Fantasy XII, que se lanzó exclusivamente en PlayStation 2 en el año 2006 y lamentablemente pasó bastante desapercibido. El pasado mes de julio de 2017 todo cambió con el estreno de Final Fantasy XII: The Zodiac Age para PlayStation 4, una versión remasterizada que ahora, hace unos días, ha aterrizado en PC para seguir expandiendo las aventuras de la saga a otros muchos aficionados.

Final Fantasy XII: The Zodiac Age llegó a PC el pasado 1 de febrero y nosotros hemos tenido la oportunidad de probarlo para decirte de primera mano qué cambios hay en esta versión con respecto a la que se lanzó a mediados del año 2017 en PlayStation 4. Los primeros cambios que notaremos son los técnicos y que afectan directamente a lo visual, como la posibilidad de jugar a 60 fotogramas por segundo de forma estable y constante.

Esta versión de PC también es compatible con monitores ultraanchos 21:9, además de dar la oportunidad a quien sea capaz de hacerlo de juntar tres monitores de estas dimensiones para crear una pantalla 48:9. Ya en el terreno jugable nos encontramos con que la modalidad New Game + (o Nueva Partida +) se encuentra habilitada desde el comienzo del juego en PC, por lo que nada más acabar ya podremos disfrutar de una segunda pasada manteniendo las características de nuestros personajes.

En lo sonoro The Zodiac Age permite en su versión de PC elegir entre banda sonora original, reorquestada y soundtrack desde el comienzo para que lo pongamos todo a nuestro gusto, del mismo modo que se ha incorporado una opción llamada Maximizar puntos de licencia y Gil que nos permitirá configurar la cantidad de dinero y experiencia con la que queremos comenzar la partida, todo para que se adapte a nuestros deseos.

Ni que decir tiene que las novedades de Final Fantasy XII en su versión remasterizada para PlayStation 4 se mantienen intactas en el Zodiac Age de PC. Nos estamos refiriendo a cosas tales como las modalidades Velocidad y Pruebas, que aportan una vida más extensa a un videojuego ya bastante largo de por sí. A ello hay que añadir, como es evidente, las mejoras gráficas características de cualquier remasterización.

Ahora pasaremos a hablar puramente de lo que es el videojuego, pero lo haremos de un modo muy resumido, pues también puedes leer el análisis que hicimos hace meses de Final Fantasy XII: The Zodiac Age cuando se lanzó en PlayStation 4 para profundizar en todo lo que sea de tu interés. La historia comienza en la región de Dalmasca, donde se ha librado una guerra devastadora en la que el rey y la princesa del lugar acabaron perdiendo la vida.

El malvado imperio Archadia ha tomado ahora las riendas del lugar, pero no todo el mundo está satisfecho con lo ocurrido. Nuestro protagonista, Vaan, y sus amigos emprenderán un viaje repleto de peligros con un objetivo claro: derrocar a las fuerzas del mal que han tomado Dalmasca y devolverla a quien verdaderamente pertenece. La historia tiene sus altibajos, pero lo cierto es que el elenco de secundarios aporta una gran calidad narrativa que compensa esos momentos en los que solo debemos cazar.

Jugablemente estamos ante un Final Fantasy muy especial, pues los combates son diferentes al de la mayoría del resto de entregas de la franquicia. Fue uno de los primeros títulos de la saga en optar por un sistema de combate muy directo, centrado en la acción e incluso más cercano a un MMO que a un JRPG tradicional de la serie de Square Enix, motivo por el cual es valorado y aclamado por muchos seguidores y fans.

Si hubiera que destacar algo negativo de este apartado sería, sin duda, la inteligencia artificial de los compañeros del grupo a los que no estamos controlando. En ocasiones toman decisiones poco acertadas o no hacen lo que deberían, algo que no ha podido ser corregido ni siquiera en esta versión remasterizada del videojuego, pues básicamente el lavado de cara se ha producido a nivel audiovisual y de modalidades añadidas.

Joel Castillo

Jugabilidad: Jugar con ratón y teclado a Final Fantasy XII: The Zodiac Age es tan placentero como hacerlo en cualquier otro videojuego para PC, aunque siempre tendrás la opción de seguir haciéndolo con mando. El título apuesta por un enfoque de acción mucho más directo que la mayoría de títulos de la franquicia de Square Enix.

Gráficos: Uno de los aspectos más importantes de este The Zodiac Age, como no podía ser de otra manera al tratarse de una remasterización, es el visual. Y es que gráficamente el título ha mejorado considerablemente desde su lanzamiento original en 2006, incluida una fluidez de 60 frames por segundo en esta versión de PC.

Sonido: El videojuego ofrece diferentes opciones de personalización a nivel musical y sonoro, lo que es un añadido de lo más interesante. Las voces en inglés rinden a gran nivel, así como los textos en castellano que nos permiten seguirlo todo perfectamente.

Duración: Como cualquier título de la saga, Final Fantasy XII es un videojuego largo y que puede llevarnos más de 50 horas completarlo. A ello hay que añadir la posibilidad de jugar un New Game + o incluso de meternos de lleno en las modalidades complementarias de Velocidad y Pruebas que nos darán muchas más horas de diversión.

Conclusión: Final Fantasy XII: The Zodiac Age ya fue una maravillosa noticia cuando llegó a PlayStation 4 el pasado mes de julio y ahora ha vuelto con una versión mejorada, al menos en los PCs que tengan la potencia para exprimir todas sus capacidades. Estamos ante un videojuego largo, repleto de opciones de personalización, con una historia atractiva y, sobre todo, muy divertido. Un auténtico imprescindibles para los amantes de la saga y también para los seguidores del género.

Cerrar