Análisis de Fire Emblem Warriors – En busca de la paz

 

Fire Emblem es una de las series de videojuegos más míticas de Nintendo respecto al género de la estrategia y los Warriors suponen un catálogo de gran importancia dentro de los Musou. Si tomamos lo mejor de ambos y los mezclamos en uno solo el resultado es Fire Emblem Warriors.

Cabe destacar que otra famosa serie de Nintendo como es The Legend of Zelda ya se ha adentrado antes en un género desconocido para muchos en Europa como son los Musou. Hyrule Warriors salió a la venta en Wii U y más tarde también llegó a Nintendo 3DS con Hyrule Warriors Legends, una revisión del mismo.

Tal y como te hemos ido contando en las últimas semanas Fire Emblem Warriors no solo llegará a Nintendo Switch, también estará disponible en la familia de consolas de New Nintendo 3DS. Eso sí, este análisis lo vamos a centrar en la versión de Switch y próximamente te podremos hablar de los cambios que presenta la entrega portátil.

Este Fire Emblem Warriors nos presenta dos nuevos personajes, Rowan y Lianna, dos hermanos que tienen la misión de derrotar al Dragón del Caos. Eso sí, en esta dura misión cuentan con el Escudo Ardiante, pero también con una compañía muy importante, ya que a la par que avanza la historia también van conociendo y recibiendo el apoyo de muchos personajes conocidos de toda la franquicia Fire Emblem. Daraen, Marth, Corrin, Camila, Frederick o Celica son solo algunos ejemplos pero en total hay más de 20 personajes.

A pesar de que no nos encontramos ante un juego realmente difícil podemos seleccionar entre tres niveles diferentes, de forma que la aventura se adapte a las habilidades de todos los jugadores. Igualmente cabe destacar que se puede seleccionar entre el modo de juego novato o clásico, al igual que en cualquier Fire Emblem. Si quieres vivir una experiencia exigente lo tuyo es el “modo clásico”, ya que aquí no podemos recuperar a los aliados caídos en combate, mientras que en el “modo novato” vuelven a estar disponible después de las misiones. Por último el estilo de juego hace que los mensajes y tutoriales que aparecen en pantalla sean bastante cuantiosos si se selecciona el “modo meticuloso”, por lo que lo que te interesa es la acción directa lo mejor es el estilo “rápido y directo”. Después de ello tenemos que seleccionar a uno de los dos hermanos para iniciar la aventura, pero poco después podemos utilizar a ambos.

A grandes rasgos estamos ante un Musou, ya que el eje de su jugabilidad reside en las mecánicas de este género tan exitoso en Japón. De esta forma nos enfrentamos a miles de enemigos en cada misión, tantos que en muchas ocasiones acabamos pasando de los rivales rasos para avanzar directamente hacia los más poderosos o destacados. Los grandes combos son claros protagonistas y junto a ellos la posibilidad de acumular energía para poder potenciar durante un corto periodo de tiempo todo nuestro poder. Intercambiar de personaje en pleno combate es vital y tal opción la realizamos pulsando el botón correspondiente.

Si los Warriors han aportado gran parte de su esencia a este proyecto, pero lo mismo sucede con la parte que le toca a Fire Emblem. Características como el triángulo de armas que dictan qué arma gana a cuál bajo la temática de piedra-papel-tijeras está presente también en Fire Emblem Warriors. De igual forma aparecen las clases y sus correspondientes mejoras, así como el sistema de relaciones con el que sacar todo el potencial de los personajes haciendo que se unan en el terreno de combate. La Tienda de Ana también está disponible y gracias a ella podremos conseguir materiales y otros complementos que más tarde nos sirven para desbloquear fases en el modo Crónicas del que más tarde hablaremos.

La armería nos ofrecerá forjar equipo y añadirle modificaciones, de forma que puede obtener mejoras y habilidades especiales. Así mismo cabe destacar el sistema de bendiciones, ya que ofreciendo materiales y dinero podemos conseguir efectos especiales que nos ayudan en los siguientes combates.

El mapa es una característica muy importante en cualquier juego del género, más teniendo en cuenta la cantidad de eventos y misiones secundarias que se dan lugar en los escenarios. Por ello se añaden características tácticas al mismo, por lo que podemos guiar en el mismo a nuestros compañeros, de forma que podemos mandarlos a un lugar determinado o que ataquen a ciertos enemigos.

Antes hemos nombrado el modo crónicas pero no hemos hablado de él, ahora llega el momento de hacerlo. Aquí se dan cita personajes y puestas en escena con sprites en 2D como en antaño, pero los combates se desarrollan bajo la fórmula de Fire Emblem Warriors en escenarios 3D. Lo que hace realmente especial a esta modalidad es la posibilidad de visitar en Alta Definición algunos de los lugares más emblemáticos que los fans de la serie han podido conocer en entregas previas.

El modo multijugador es cada vez más importante en los Musou, pero en esta ocasión cobra aún más protagonismo ya que se ofrece la posibilidad de disfrutar del modo historia y de las crónicas en cooperativo a pantalla dividida. Como es de esperar aquí entran en juego todas las posibilidades y combinaciones que ofrece Nintendo Switch, por lo que cada jugador puede jugar con un Joy-Con o con mandos al completo. Cabe destacar la posibilidad de disfrutar de la pantalla dividida en el modo Tabletop, ya que a pesar del tamaño de la pantalla de Switch es bastante destacable el resultado y la experiencia que ofrece esta configuración. Eso sí, el modo cooperativo ofrece muchos menos enemigos, así como bajadas de fps, aunque para ello el título ofrece varias configuraciones.

En un juego de estas características es de agradecer que Nintendo haya introducido un selector de calidad gráfica, ofreciendo así un modo que potencia el rendimiento y otro que favorece la resolución. El primero de ellos ofrece 60 fps, algo realmente importante en un juego que nos presenta tantos enemigos, aunque su resolución está a 720p. El modo resolución saca todo el partido a esta característica y con la consola en el dock se muestra a 1080p, eso sí, a costa de reducir los fps a la mitad. Mención a parte requiere el modo portátil, ya que de esta forma no se alcanzan los 1080p, pero igualmente el juego luce realmente bien.

Los Amiibo de Fire Emblem también tienen su acto de presencia en este título y además llegan a las tiendas dos nuevos, los de Tiki y Chrom. Estos últimos, así como todos los anteriores de la serie son compatibles con Fire Emblem Warriors y lo que ofrecen es la posibilidad de obtener materiales y oro todos los días.

Fire Emblem ya ha anunciado su Pase de Temporada con el que ampliará el contenido ofrecido. De esta forma los jugadores podrán obtener 3 nuevos personajes, 3 escenarios para la historia, nuevas ropas y armas, así como conversaciones secundarias basadas en otros juegos de la serie. Además los que adquieran el pase de temporada al completo obtendrán el traje nupcial de Lucina, y decimos completamente ya que los tres packs que componen el pase también se podrán obtener por separado.

Por último cabe destacar que las voces de Fire Emblem Warriors están en inglés, pero Nintendo ofrecerá desde el mismo día de lanzamiento un pack adicional con el que poder descargar las voces originales en japonés.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: El cóctel ofrecido entre las mecánicas puras de los Musou y las características tomadas de Fire Emblem hacen que sea muy divertido y sencillo jugar. Ofrece un montón de configuraciones para adaptarse a todos los públicos.

Gráficos: El rendimiento del juego es bastante aceptable en solitario, aunque se resiente algo en cooperativo. En cualquier caso se puede optar por potenciar la resolución o el rendimiento, de forma que el asunto queda al gusto de cosumidor.

Sonido: Las melodías acompañan perfectamente la acción pero lo más destacable es el doblaje. En el momento que se realiza este análisis está únicamente en inglés, pero desde la fecha de lanzamiento habrá en la eShop un paquete gratuito que incluye las voces en japonés.

Historia: La narrativa no tiene tanto peso como en los Fire Emblem de la rama principal, pero sin lugar a dudas lo mejor de todo es poder reencontrarse con más de una veintena de personajes de la historia de la serie.

Conclusión: Sin lugar a dudas Fire Emblem Warriors es un Musou bastante destacable para iniciarse en el género, más aún si eres fan de Fire Emblem. Las características tácticas le sientan realmente bien a su temática haciendo además que se distancia de otros juegos similares que han salido al mercado durante los últimos meses.

Cerrar