Análisis de Fire Emblem Warriors (New Nintendo 3DS) – Espadazos portátiles

 

 

Fire Emblem Warriors es uno de los títulos de Nintendo que llegan a las tiendas durante el mes de octubre y además lo hace por partida doble. Este cóctel entre musou y juego de estrategia presenta lo mejor de cada uno de dichos géneros y lo plasma de una forma realmente divertida y original.

Ya que te hemos presentado el análisis de Fire Emblem Warriors para Nintendo Switch no queremos desperdiciar la ocasión de hacer lo propio con la entrega para la familia de las consolas New Nintendo 3DS. De esta forma este texto se centra en las diferencias respecto a la entrega de la consola híbrida.

Cabe recalcar que este título no es compatible con las Nintendo 3DS o 2DS normales, ya que el requerimiento de un extra de potencia hace que sea exclusivo de las versiones New. Quien probase en su día Hyrule Warriors Legends en una Nintendo 3DS estará de acuerdo del gran aciertos de esta decisión.

La historia que nos encontramos en Fire Emblem Warrios para New Nintendo 3DS es absolutamente la misma que en Switch, por lo que la propia narración y los personajes de Fire Emblem que podemos controlar son idénticos. Las mayores diferencias se dictan principalmente por las características de una y otra plataforma.

En la versión de Nintendo Switch se ofrece la posibilidad de seleccionar entre dos modos diferentes de rendimiento, de forma que se puede apostar por los 1080p o los 60 fps, algo realmente apreciable en un título de esta característica. Dicha opción aquí no existe, pero realmente no es necesario, ya que al ser exclusivo de las portátiles de la gama New adquiere un rendimiento más que aceptable.

La reducción del tamaño de la pantalla hace que la resolución sea menor y que los diseños luzcan menos. En cualquier caso aquí ganamos las opciones que ofrece la pantalla táctil, que en esta ocasión muestra los mapas de cada uno de los niveles que nos ofrece el juego. A pesar de que las opciones táctiles vendrían como anillo al dedo a un juego así realmente no se aprovecha todo el potencial de dicha opción. Además ocurre como en la versión de Switch, ya que aparecen tantas misiones secundarias o notificaciones que el mapa acaba repleto de mensajes que pasan a ser confusos en muchos casos.

La jugabilidad está muy bien adaptada y jugar en New 3DS es tan cómodo como hacerlo con la vertiente portátil de Nintendo Switch. En este caso sí que encontramos un gran trabajo, con la única pega que hemos comentado antes, que no se potencia el uso de la pantalla táctil tanto como debería. Como es de esperar el C-Stick está habilitado en este juego.

Tal y como hemos dicho antes el rendimiento de esta versión es bastante aceptable y se ha aprendido de los errores de Hyrule Warriors Legends. Eso sí, nos quedamos con ganas de disfrutar del efecto 3D de la portátil, ya que desgraciadamente no incluye tal opción. Además algunos fallos gráficos manchan la experiencia si lo comparamos con su versión mayor.

Algo que hubiese sido realmente destacable es que ambas versiones se hubiesen podido conectar entre sí para disfrutar del modo cooperativo local, más teniendo en cuenta que aquí se cae otra interesante opción respecto a Switch, el cooperativo a pantalla dividida. De esta forma no hay ningún atractivo de interés para adquirir ambas versiones.

Realmente todos los cambios respecto a la versión de la consola híbrida suponen puntos negativos si hablamos de comparaciones, aunque el conjunto de Fire Emblem Warriors en la familia de consolas de New Nintendo 3DS es bastante destacable. Eso sí, si tienes la opción de adquirir el juego en Switch no deberías pensarlo ni un segundo, y en caso de no disponer de la nueva consola te recomendamos la de la portátil.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: Disfrutar del juego en New 3DS en términos jugables es tan cómodo como hacerlo en Switch. El mapa se muestra en esta ocasión en la pantalla táctil, aunque no se aprovecha debidamente.

Gráficos: Evidentemente es uno de los aspectos más negativos si lo comparamos con la entrega de Switch, pero su rendimiento es bastante aceptable a pesar de algunos fallos gráficos. En nuestro caso lo hemos jugado en una New 3DS XL y se nota la mejoría respecto a Hyrule Warriors Legends.

Sonido: La banda sonora y el doblaje no han sufrido grandes cambios y mantienen el nivel de lo que nos ha mostrado la versión de Switch.

Contenido: Esta versión presenta los mismos modos de juegos y personajes a excepción del modo cooperativo a pantalla dividida. Por lástima no incluye ningún material adicional para suplir tal ausencia.

Conclusión: Lanzar un título de estas características de forma simultánea en Nintendo Switch y en New 3DS es arriesgado y evidentemente la versión portátil pierde bastantes enteros respecto a la de la consola híbrida. Aún así ofrece una gran puesta en escena, por lo que los jugadores que no poseen una Switch y sean fan de los Musou y/o de Fire Emblem no deben temer su compra.

Cerrar