Análisis del primer DLC de Fire Emblem Warriors – Fates llega a Warriors

 

 

Vivimos en la era de los pases de temporada y contenidos adicionales y si Nintendo hace unos años parecía estar apartada de tal tónica, la realidad ahora parece ser la contraria. Ya hemos visto contenido adicional de pago en títulos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild y en esta ocasión tenemos ante nosotros el primero de los DLC de Fire Emblem Warriors.

El primero de estos contenidos adicionales ya está disponible y está basado en Fire Emblem Fates. Por su parte el segundo de los packs llegará en febrero de 2018 y estará representado por contenido llegado de Fire Emblem: Shadow Dragon. Por su parte el tercer y último de los paquetes del pase de temporada aterrizará en marzo y presentará material de Fire Emblem: Awakening.

Los tres personajes que se han incluído con este primer DLC del pase de temporada de Fire Emblem Warriors llegan directamente de Fire Emblem Fates, las entregas para Nintendo 3DS que llegaron a la portatil allá por 2015. De esta forma se suman tres nuevos luchadores al extenso roster de personajes de esta aventura.

Niles llega para ofrecer un nuevo personaje de la clase Ladrón y llega acompañado de su arco con el que atacar a distancia. Azura por su parte también se suma a la lucha y llega para ofrecer un nuevo personaje de la clase Cantante acompañada de su lanza. Por último llega Oboro y su lanza de la clase Piquero.

Como era de esperar estos personajes aportan más que meras skins y por ello ofrecen movimientos y habilidades que hasta la fecha no habíamos visto en el juego, por lo que disfrutar con ellos aporta una brisa de aire fresco a la experiencia.

El modo Crónicas recibe tres nuevos mapas, los cuales vienen acompañados de los nuevos protagonistas que ya hemos presentado. Dolor, Tierra de sioses y Desencuentro son los nuevos escenarios que se suman con este primer DLC de Fire Emblem Warriors, por lo que encontramos una razón de más para volver a disfrutar del modo Crónicas para así conocer dichos escenarios.

No está mal como añadido, pero echamos de menos material con mayor peso en la historia o al menos un número mayor de escenarios. En cualquier caso habrá que permanecer atentos a los próximos DLC para conocer los siguientes contenidos adicionales que se suman a Fire Emblem Warriors.

Dejando a un lado los mapas y los nuevos personajes, el añadido más curioso de este DLC son los trajes alternativos que se suman a los ya disponibles. De esta forma Camila recibe el traje de criada, mientras que Corrin recibe el traje de Linaje Hoshido para su versión femenina y el de Linaje Nohr para el personaje masculino.Por su parte Takumi estrena también su traje de mayordomo. Además se han añadido presentaciones sin armadura para los personajes disponibles.

Además de todo el contenido anterior también se han añadido más conversaciones de apoyo, de forma que los personajes anteriores pueden interactuar también en estas conversaciones con los tres nuevos. Como bien sabrás este es un factor muy importante durante las partidas, por lo que no podría faltar la correspondiente adaptación de los nuevos personajes a estas conversaciones.

Jugabilidad: Las mecánicas que aportan los nuevos personajes no aportan nada realmente revolucionario, pero sí sirve para presentar más variedad al elenco de luchadores ya disponible.

Gráficos: A nivel artístico el contenido llegado de Fire Emblem Fates luce bastante bien en Nintendo Switch, así como los nuevos trajes para los personajes que ya teníamos.

Sonido: Gracias al DLC gratuito para poder seleccionar las voces en japonés podemos escuchar de las mismas tanto en inglés como en versión original. La banda sonora sigue por la senda de lo mostrado en el juego base.

Conclusión: El primer contacto con los contenidos adicionales de pago de Fire Emblem Warriors no ha estado mal, pero tampoco es nada revolucionario. En cualquier caso este DLC está destinado a aquellos que busquen sacar más partido el título así como a los fans de Fire Emblem Fates.

Cerrar