Fútbol de pizarra

9840

Como cada año, ya está aquí la nueva entrega de la saga Football Manager correspondiente al año 2014, la popular franquicia de Sega y Sports Interactive que llega a las tiendas dispuesta a hacernos ver y sentir el fútbol de otra manera: como entrenadores, fuera del campo en vez de dentro, en un papel clave que parece olvidado en el resto de videojuegos deportivos.

No son pocos los títulos deportivos que podemos encontrar en el actual panorama del mundo de los videojuegos, y aunque el fútbol y el baloncesto son sin lugar a dudas los deportes reyes, los títulos superventas en este género son aquellos que nos permiten controlar a uno de los jugadores de los distintos equipos, ya sea para marcar goles, dar pases o encestar canastas. Sin embargo, ¿qué pasa con aquellas mentes que prefieren la estrategia a machacar los botones del mando y que buscan más de estos títulos basados en su deporte favorito? La respuesta, es otra de las franquicias más conocidas en el mundo de los videojuegos deportivos y que sin embargo obtiene un puesto más discreto en ventas: Football Manager.

Football Manager 2014 es la nueva entrega de esta longeva serie de videojuegos que nos permitirá como entrenadores o seleccionadores controlar todos los aspectos del fútbol que quedan fuera del campo, y que abarcan temas tan diversos como los entrenamientos, los fichajes, la venta de entradas de los estadios o el control y enardecimiento de la moral del equipo. ¿Funciona esta nueva edición? ¿Es consecuente y realista? La respuesta es sí.



No queda duda alguna sobre que la entrega de 2014 es superior a la de 2013 en todos los sentidos. Habrá cambios que gustarán más y habrá otros que gustarán menos a los más acérrimos a la saga, pero no se le pueden encontrar casi pegas al título: la profundidad y realismo de la simulación que Football Manager 2014 nos ofrece es amplia y encomiable, formando un completísimo juego que ha prestado mucha atención a detalles que agradarán a los jugadores más exigentes, y que ha mejorado en general a su antecesor, haciendo que su adquisición valga la pena. Analizaremos a continuación sus más destacadas novedades.

Football Manager 2013 implementó en su momento un nuevo modo, el modo Clásico, especialmente indicado para todos aquellos jugadores que dieran sus primeros pasos en esta saga, y se sintieran intimidados (y con razón) por la inmensa cantidad de opciones y decisiones que el título dispone ante nosotros. Pues bien, la edición de 2014 ha querido dar una nueva capa al modo Clásico, haciendo que sea un poco más complejo para aquellos que lo encontrárais demasiado automático, siempre y cuando así lo deseemos. A esta evolución de una de las novedades más agradecidas de la pasada edición, se le añade en Football Manager 2014 una mejora de menús y una interfaz de usuario más amplia y ordenada, detalles que se notan en, por ejemplo, compilar todas las opciones de entrenamiento en su respectiva pestaña, de modo que ya no se puedan modificar de manera individual desde la ficha de los personajes.



Una vez hayamos empezado, elegido nuestro equipo y configurado los primeros parámetros para llevarlo a la victoria, empezaremos a notar de manera instantánea el punto del que más orgulloso puede sentirse el juego de Sega y que ya hemos mencionado: su realismo. No sólo se deja notar la mejoría en las diferentes interacciones entre entrenador y jugadores, junta directiva, agentes o entre ellos, dónde vemos una mayor cantidad de opciones y variables de conversación, sino también en el tema de fichajes y negociaciones con otros clubes, dónde el juego se comportará realmente fiel con lo que podríamos ver en la realidad: nada de fichar a una super estrella por un precio de risa o forzarle a ir a un club dónde él no quiera, tendremos que trabajar y reflexionar nuestras ofertas, nuestro modo de comportarnos en las negociaciones, nuestro éxito como técnicos y el de nuestro equipo, y rezar por tener un poco de suerte.

Hemos mencionado ya a los agentes y managers, pero vale la pena volver a traerlos a colación, pues en Football Manager 2014 se nota que ha aumentado su peso tanto en negociaciones como en interacción con nuestros jugadores, hasta el punto de que pueden provocar la salida de un jugador, o llevarnos a sugerir a nuestro futbolista que se busque a otro hombre para las reuniones. Real como la vida misma.

La bandeja de entrada de mensajes está ahora también optimizada, permitiéndonos llevar más opciones a cabo desde la misma, como lanzar una oferta directa después de haber ojeado a un jugador.


Volviendo a la jugabilidad, es importante remarcar la revisión llevada a cabo con el sistema de tácticas, que si bien nos permite controlar al cien por cien todos los aspectos de nuestras estrategias de cara a los partidos, ha sido rediseñado, de manera que ahora elegir el rol más adecuado para cada uno de nuestros futbolistas se reviste de una mayor importancia, y las instrucciones que demos podrán ser claves durante los partidos para detener al equipo rival.

Bien, una vez hemos entrenado, fichado, planteado tácticas y demás, llega uno de los momentos claves dónde podemos ver el fruto de nuestro trabajo, y donde Football Manager 2014 ha echado también los restos para superar a sus antecesores: jugar partidos.

La mejora en cuestiones gráficas del motor de partidos 3D, los detalles de campo, aficción y jugadores, la mejora de la IA de nuestros rivales y, sobre todo y gracias, la realización de acciones más realistas durante el partido por parte de jugadores, aficción y equipo rival, es algo evidente, y aún más señalado gracias a la nueva interfaz, con un cuadro que nos devolverá información de manera constante y fija. En este sentido podriamos decir que el juego mantiene todo lo bueno del anterior, pero mejorando de forma evidente todo lo demás, lo cual sorprende gratamente en una saga en la que parecía que los partidos no eran tan relevantes como todo el proceso previo.

Hemos mencionado al principio del análisis los detalles más cuidados del juego, y que notaréis no sólo en las interacciones con los diferentes jugadores, sino en cosas tan simples y resultonas como la inclusión de las deportivas de colores, tan populares hoy en día entre los jugadores, y que se dejan ver en los partidos tridimensionales.


Otras cuestiones relevantes sobre esta edición del juego, son aquellas que no podemos ver “in game” y que sin embargo hacen ganar muchos puntos al título de cara a su compra. La primera es su aún mayor integración con Steam. Gracias al servicio de la plataforma de Valve Steam Workshops los jugadores podrán descargar de manera gratuita centenares de contenidos adicionales creados por otros usuarios, e incluso crear los suyos propios, mediante una serie de herramientas que nos permitirán entre otras cosas crear skins para el juego, editar desafíos para el Modo Desafío, crear nuevas ligas o incluso modificar varios aspectos del juego o de sus personajes. 

Aparte, Football Manager 2014 es ahora compatible con Linux a través de Steam, y se puede jugar a pantalla completa en sistemas Mac para una experiencia más inmersiva. Su salida para la consola portátil de Sony, PlayStation Vita, también permitirá el juego cruzado entre nuestro ordenador y nuestra consola, pues podremos seguir jugando allá donde queramos nuestra partida. 

Para terminar con estas nuevas características, hay que mencionar la inclusión de la famosa Nube, dónde podremos guardar nuestras partidas a través de Steam, incluso si no estamos en nuestro propio ordenador.

Sólo queda una cosa para decir, y es que seguimos jugando en silencio. El juego carece de banda sonora, asi que ya depende de cada uno ver si eso mejora su concentración, o si se pone su propio hilo musical. Los partidos, de cualquier modo, sí que incluyen efectos de sonido.

 

Claudia García

————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Compleja y muy realista. No hay un parámetro sobre el que no tengamos poder de decisión, por lo que es profunda y está hecha para que llevemos a nuestro equipo por la senda que nosotros decidamos. Si os gusta la parte más estratégica del deporte rey, no podréis ponerle peros.

Gráficos: El rediseño de la interfaz es bueno, pero gustará más a unos que a otros según la de atajos que prefieran para sus opciones, o el orden más estricto. Respecto a los partidos, la mejora de los encuentros tridimensionales es muy notable y se agradece.

Sonido: Pobre, pero no es una novedad. El título carece de banda sonora, y los efectos sonoros son los justos y necesarios, mejorables en algunas ocasiones.

Duración: ¿Infinita? Juega cuanto quieras, o al menos hasta el año que viene para seguir jugando, mejor y actualizado.

Conclusión: Football Manager 2014 cumple con lo que promete y es lo que dice ser. Es una mejora evidente de sus antecesores, y el título más avanzado tecnológicamente de la saga, por lo que convencerá a los seguidores más acérrimos que disfrutan con esta cara del fútbol. Quizá no es una versión tan asequible como la de año 2013 para nuevos jugadores, pero sus mejoras en todos los aspectos jugables lo hacen muy recomendable y uno de los simuladores más realistas que existen en el mercado.

———————————————————————


Juegos relacionados
 

  • Football Manager, la saga en general, y Football Manager 2013 en particular para comprobar los cambios.


Si te ha gustado te gustará
 


No te quedes solo en el juego

Publicaciones relacionadas

Cerrar