Héroe en el banquillo

Todos esos comentarios futbolísticos que hiciste en la barra de un bar o enfrente de unas pizzas en tu casa mientras veías la final de la Champions League y nunca supiste si hubieran funcionado ahora tienen respuesta con Football Manager 2017. Un videojuego que nos enseña lo que realmente significa ser entrenador, dirigir un combinado y ser el maestro de la pizarra para conseguir el triunfo en el césped. Una buena decisión para saber cómo es realmente el trabajo de un entrenador y lo fácil que se ven los toros desde la barrera.

13912

Como cada año SEGA nos ofrecer conocer el fútbol en su faceta más técnica con Football Manager 2017. Un juego en donde no vale ser bueno con los controles sino pensando y conociendo al dedillo a nuestro rival, eligiendo las técnicas necesarias y sabiendo cambiar el rumbo del encuentro tomando decisiones acertadas. No sólo en cuanto a cambios de jugadores, sino en tipo de formación, centros, forma de encarar a la defensa rival, ect.

Un juego que se ha esforzado por implementar el nivel del realismo que incluso ha incluido los efectos del Brexit en su historia haciendo que la Premier League se vuelva un caos a la hora de fichar. A partir de ahora si quieres entrenar en Reino Unido es posible que te encuentres con que antes de fichar a un jugador foráneo, tengas que conseguir un permiso especial para él.

Bienvenido al mundo del fútbol. ¿Siempre te has preguntado qué hubiera pasado si en ese partido que perdió tu equipo hubieras estado tú al frente? Bueno, ahora tendrás una oportunidad de acercarte a la sensación que supone estar al frente de un equipo y decidir sus tácticas para conquistar la victoria gracias a Football Manager 2017, un videojuego que apuesta por la faceta más técnica del fútbol. En primer lugar habrá que elegir el aspecto que queremos tener como técnico, opciones básicas de customización con perfiles básicos que se podrán modificar en aspectos como tono de piel, cabello y color del mismo, vello facial, color de ojos y vestimenta.

También existe la posibilidad de importar una foto y realizar una reproducción 3D de la misma, aunque dicho sea de paso los resultados no son muy alentadores en este punto. El siguiente paso será decidir qué tipo de entrenador queremos ser, un míster de “chándal” o uno de “traje”. Es decir, si queremos apostar por un fútbol más directo y clásico, o por otro moderno donde la táctica, los pases y toda decisión esté medida al milímetro en un perfecto plan “sin fisuras” como diría el famoso expolicía interpretado por Santiago Segura.

Esta decisión marcará el comienzo de nuestra aventura en los banquillos. En función del tipo de entrenador que queramos ser, habrá que decidir la alineación que más se adecúa a los entrenamientos que realizaremos con nuestro equipo. Un esquema con bastantes efectivos en el centro del campo y un delantero rematador arriba será la mejor opción en cuanto a manager de traje, sin embargo otra con jugadores rápidos por bandas y con dos o más delanteros arriba será la mejor para los míster de chándal.

En cualquier caso siempre es posible cambiar, más aún a la hora de elegir el cuerpo técnico que nos acompañará en esta experiencia. Al igual que en anteriores juegos de la saga Football Manager 2017 casi obligará a que tengamos todas las piezas de un equipo técnico cubiertas. Además del segundo entrenador que viene marcado por defecto en el juego, habrá que buscar otros miembros como un entrenador de juveniles, un preparador físico que nos guiará en el mejor entrenamiento para cada jugador, un jefe ojeador y un equipo que buscará profesionales que se adecúen a nuestro estilo de juego. Y por supuesto, habrá que tener en cuenta el equipo médico del club.

Una vez definido a nuestro cuerpo técnico habrá que encarar el día a día de cualquier entrenador. Este asunto empezará con una breve charla a la plantilla y con el cuerpo técnico en donde tendremos que empezar a imponer nuestra filosofía. Habrá varias opciones a la hora de contestar que abarcan desde la más calmada, hasta una agresiva. De nosotros dependerá la imagen que queremos dar en nuestro club y si queremos tensar más o menos las relaciones con la directiva o con el banquillo. En función el equipo que se haya elegido, tendremos diferentes límites.

Nosotros comenzamos con un equipo como es el Córdoba de la Liga 1,2,3. Esta decisión por ejemplo limitaba la cantidad del sueldo máximo que se podía ofrecer a la hora de contratar a un jugador. Lo cual prácticamente nos limitó a contar con juveniles y a depender de aquellas cesiones en donde el club que tenía al jugador en propiedad pagase la totalidad del fichaje. También existe la posibilidad de negociar el salario con el jugador, algo que se antoja muy aleatorio ya que en algunas ocasiones redujimos las condiciones que se nos exigía un 75% y finalmente el contrato fue aceptado, sin embargo en otros casos con jugadores libres la reducción fue apenas de un 10% y se cancelaron los contactos.

También existe la posibilidad de reforzar nuestro cuerpo técnico. En casos como el de esta aventura con el Córdoba casi es la mejor opción. Por ejemplo nuestro segundo entrenador tenía una clara falta de conocimientos. Esto llevaba a que a menudo los consejos que nos daba de cara a un partido o cambios a introducir en los entrenamientos perjudicaban más que beneficiaban. Tras la búsqueda de un sustituto con mejor calidad esto se solucionó. En este punto fuimos sorprendidos gratamente porque no sólo los nombres de los jugadores eran reales, sino que los del cuerpo técnico también eran profesionales en su parcela en la vida real.

De esta forma pudimos contratar a Ruben de la Red como miembro del cuerpo técnico o a José María Gutiérrez, ‘Guti’, como entrenador de nuestro filial. Incluso un antiguo miembro de este mismo equipo, el Córdoba, como Juan Luna Eslava, desconocido para el resto del país, también estaba presente entre las posibilidades para contratar. Una larga lista que nos da cuenta de los muchos nombres que hay dentro del mundo del deporte y que a menudo se nos escapa ya que este mundo no sólo se fundamenta futbolistas, detrás del césped hay todo un ejército del que también dependerá la victoria o derrota.

Una vez definido todo el equipo, estaremos preparados para afrontar este camino del que dependerá el éxito de nuestro equipo. Con una pretemporada de por medio, podremos valorar qué le falta a nuestra pizarra e ir perfilando nuestra estrategia de cara al inicio del curso. Una oportunidad de sacar a los mejores efectivos contra combinados de mayor calibre o dar oportunidades a otros efectivos en encuentros contra equipos menores. Aquí hay que detenerse en otro punto interesante de Football Manager 2017, los profesionales novatos o miembros del segundo equipo podrán recibir la tutela de otros jugadores con más experiencia para afinar su calidad.

Volviendo al terreno de juego antes de cada partido existe la posibilidad de acudir a ruedas de prensa en donde se nos preguntará por nuestra actividad previa. El juego aprende de todas nuestras decisiones y cada encuentro con los periodistas girará en torno a lo ocurrido en días pasados: si un jugador finalmente no fue fichado, si hubo problema en un entrenamiento, si creemos que el rival tiene un punto débil, nuestra opinión sobre las palabras del entrenador contrario, etc. Nuevamente las posibilidades de respuesta calmada, prudente, entusiasmada o calmada estarán disponibles. En función de nuestras palabras seremos tratados de un modo u otro por la prensa.

Centrándonos en la competición, antes de cada partido habrá que elegir a los jugadores que nos queremos llevar. Esto dependerá de los jugadores que hayamos decidido inscribir en la competición, lista que se podrá cambiar en cualquier momento. Elegidos los efectivos que nos llevamos, podremos decidir entre mantener la alineación que hayamos entrenado, y que será más familiar para los miembros del combinado, u optar por otra como por ejemplo una con mayor número de defensas ante un rival de gran calibre. También se podrá optar por salir al campo de forma ofensiva y centrarse en el ataque desde un primer momento, controlar el partido y mover el balón, o directamente encerrarnos atrás y vivir de las contras. Al mismo tiempo se darán instrucciones de juego como buscar el tiro en cualquier momento, movernos por las bandas y centrar balón, encarar defensas y regatear, etc.

También habrá que dar instrucciones sobre el equipo rival, jugadores que hay que marcar, tipo de entradas que recibirán (duras, suaves, normales o ninguna), pierna con la que se le forzará a jugar, etc. Antes de salir al campo habrá que dar una charla a nuestros jugadores, en función de su papel en anteriores encuentros se podrá optar por reprenderles o animarlos a seguir así. Tocará entonces afrontar el encuentro, 90 minutos durante los cuales podremos cambiar nuestra táctica en cualquier momento ya sea porque nos demos cuenta de las carencias en el césped o porque sea nuestro segundo de a bordo quien nos alerte.

En este punto hay que destacar que la simulación de Football Manager 2017 es un tanto pobre. Cierto es que no es un juego que se centre en la simulación de partidos como es el caso de otros títulos del mundo del deporte. Pero el movimiento de los jugadores, las animaciones y el nivel gráfico bien podrían ser de finales de los 90. Uno de los puntos más débiles de este juego y que nos hacen perdernos dentro de esta simulación al ver tan nefasto nivel en los encuentros.

Otra de las cosas que falla dentro de este juego es la cantidad de licencias. Es cierto que salvo contados casos como el de la Real Sociedad todos los equipos mantienen sus nombres. Pero en el caso de los escudos no es así. Se nota cuando una Liga ha permitido el uso de sus derechos y cuando unos equipos han permitido el uso de su imagen. De esta forma aunque elijamos el Real Madrid, no usaremos su escudo. Otro ejemplo es la Premier League, en donde veremos cómo clubes como el Watford sí cuenta con su imagen real y cómo otros como el Manchester United no.

Y ya que hablamos de la Premier, toca destacar la inclusión de un elemento de realidad como es el Brexit. Football Manager 2017 ha querido mejorar su realismo a través de esta decisión que ha tomado el Reino Unido. Los desarrolladores aseguraron que habría tres formas en las que la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea afectaría al juego. Sin grandes cambios, consecución de un permiso de trabajo o límite de jugadores foráneos y miembros del cuerpo técnico. Nosotros intentamos varias veces iniciar una partida con un equipo de la Premier League y el resultado fue el mismo en todas: debíamos conseguir el permiso para fichar a profesionales no ingleses.

Al inicio de temporada nos llegará un correo en donde se nos informa de que Gales, Escocia Inglaterra han abandonado la Unión Europea y que esto va a afectar al rumbo de nuestro club. Pero salvo la negociación de un permiso de trabajo antes de fichar a un jugador, no encontramos mayor problema. Un punto que únicamente posterga la firma de este nuevo miembro del equipo, tiempo que es aleatorio ya que en ocasiones se conseguía el documento en apenas un día y en otras había que esperar algunas semanas. Habrá que esperar para ver si introducen cambios en este aspecto del juego.

Jugabilidad: Bastante sencillo, a golpe de click y de movimiento de rueda de ratón podremos avanzar en este videojuego. No hay que aprenderse funciones de cada botón ni cómo combinarlos. Simplemente habrá que aprenderse bien todos los puntos del equipo y conocer al rival,

Gráficos: Punto débil del juego. En los partidos, cuando debe hacer gala de ellos no lo hace. Muestra unas tristes animaciones cercanas a la generación de consolas de la primera PlayStation. Algo que por otro lado es bueno para poder reproducir el juego en ordenadores con bajos requisitos.

Sonido: Inexistentes, ni un hilo musical que acompañe al trabajo de oficina. Durante los partidos los sonidos básicos: golpeo de balón, silbato del árbitro, silbidos y gritos de afición al marcar gol.

Duración: Tanto como te de la paciencia. Temporada tras temporada podrás jugar y definir un proyecto a largo plazo o vivir una carrera en la que ir ascendiendo

Conclusión: Hay que tener muy claro lo que ofrece este juego. Olvídate de ser tú quien controle a los jugadores. Este juego se centra en las tácticas y en la pizarra del fútbol, en la gestión de un club. Y es que realmente este juego es un simulador de entrenador de fútbol, no un simulador de jugador. Si lo que te llama de este deporte es el mundo de la pizarra y de la táctica, este es tu juego.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Football Manager
 

El Brexit estará incluído en el juego

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar