Análisis de Football Manager 2018 – Jugar para ganar

La temporada ha comenzado, la afición del equipo confía en su nuevo técnico y de ti depende que se consigan los objetivos. Regresa un año más Football Manager, la saga que todo aficionado al deporte rey conoce bien por trasladarnos al lado más competitivo del fútbol. Elige equipo y prepárate para convertirte en el mejor entrenador que haya pisado el club. Márcate un objetivo, conoce a tu plantilla y elige bien todo aspecto relacionado con tu equipo, desde quién es el nuevo fichaje que desembarca en esta escuadra hasta de quién dependerá las labores de preparación física o cómo mantener motivados a la plantilla.

Asiste a ruedas de prensa en las que cada palabra será medida hasta la última coma por los medios de comunicación y coge el timón durante cada encuentro. Como decía la famosa frase: “fútbol es fútbol”, y cada partido será ingobernable y azaroso. Pero como ya sabrás, si traes las tareas hechas de casa tienes más probabilidades de salir victorioso. ¿Preparado para asumir el reto? Football Manager 2018 te espera, conviértete en el entrenador que tu equipo necesita y sienta las bases de un proyecto que ilusione y triunfe.

Vuelve el fútbol más táctico, regresa Football Manager. La franquicia que no nos deja jugar, en el sentido estricto de la palabra, pero que sí nos introduce en el perfil de gestor de equipo. No controlaremos a los jugadores en el césped, lo haremos desde fuera, desde los despachos y desde el centro de entrenamiento cada día. Una temporada más regresa esta saga que piensa en aquellos aficionados del deporte rey que disfrutan decidiendo hasta el último punto de su equipo, desde quién es el utillero, hasta en qué posición juega determinado efectivo. Una franquicia que si bien no es tan popular como las grandes del deporte rey, no necesita presentaciones pues ya lleva varios años entre nosotros.

¿Cuál es el primer paso de cara al éxito? Básicamente: crearnos. Habrá que dar forma a nuestro entrenador a través del editor, que en esta ocasión ha mejorado permitiendo más cambios en nuestro físico. Si bien no estamos ante uno de los motores de diseño de personajes más potentes dentro de la industria, en comparación con otras entregas de esta franquicia de videojuegos. Ahora podemos moldear con más opciones la cara y cuerpo de nuestro avatar, y al mismo tiempo existen nuevas opciones de vestimenta. Mientras que antes prácticamente únicamente podía elegirse entre chándal o traje, ahora podremos decidir con o sin chaqueta, ponernos un abrigo o la ropa deportiva que portaremos en nuestra carrera.

Aunque poco importa nuestro aspecto físico, pues poco nos vamos a ver en nuestros encuentros. Lo que también habrá que decidir, y que va a marcar nuestro futuro en esta carrera en el mundo del deporte, será qué tipo de entrenador queremos ser. Tendremos que optar por el fútbol más tradicional y directo (mánager de chándal), o aquel de pizarra donde todo está medido hasta la última coma (mánager de traje). En este punto tenemos dos opciones, decantarnos por un club en el que nuestro estilo sea familiar o tratar de inculcarlo a base de entrenamientos y plantear un proyecto futuro.

Si buscas plantear una carrera a largo plazo y en donde los pequeños cambios anticipen un gran futuro, es mejor que te decantes por un club humilde, de media tabla donde los objetivos pasen por la salvación y no hacer grandes gestas. Si te decantas por grandes escuadras, se requerirán grandes resultados en la misma temporada. Tú decides, menos presupuesto y menos responsabilidades, o más dinero y más presión. Recuerda que el dinero no lo es todo en este juego y que en ocasiones es mejor buscar a la próxima perla y formarla, que pagar una gran cantidad de dinero por un nombre ya formado.

Como decimos, una vez decidido el banquillo en el que nos queremos ubicar, lo primero que hay que hacer es presentarnos a la directiva y definir los objetivos. Como hemos dicho, a mayor humildad del equipo, menos exigencia y un presupuesto limitad. Al igual que en las pruebas de la beta, en esta carrera elegimos al Córdoba C.F., club de la segunda división española. A la hora de decidir cuáles eran nuestras metas las opciones eran buscar el ascenso directo, entrar en los play-offs de ascenso, acabar en la parte alta de la tabla o no perder la categoría. Mide bien lo que prometes ya que podrías encontrarte con algo inalcanzable y que frustre a la plantilla, lo cual no va a contribuir a granjearte una buena fama dentro de este mundo.

Una vez definido qué queremos conseguir, toca presentarnos al público. En este punto destaca cómo el juego interactúa con nuestras opciones de personalización del avatar. En función de nuestras elecciones de edad y nacionalidad, seremos vistos como un joven entrenador que quizás esté demasiado verde para este reto, o como veterano que se las sabe todas y que genera más ilusión entre el equipo. En cuanto a nuestro lugar de nacimiento, algo que también tendremos que elegir, si optamos por un club en la misma ciudad de la que hemos dicho ser oriundos, durante nuestra presentación se nos preguntará si nos hace ilusión desarrollar nuestra carrera en nuestra localidad de nacimiento. Un guiño que, si bien no influye mucho, aumenta el realismo y nos sumerge dentro de nuestra carrera como técnico.

En primer lugar habrá que supervisar la situación de nuestro club, ver si la plantilla está compensada es primordial. En caso contrario no quedará otra que ir al mercado de fichajes y ver qué podemos traer a nuestro club para mejorar nuestras opciones de cumplir con los objetivos propuestos y, por supuesto, tener en cuenta el presupuesto. Pero no solo tendremos que traer jugadores nuevos, también habrá que tener en cuenta otro personal como ojeadores, segundos entrenadores, preparados de porteros, científicos, nutricionistas, etc. A más fama, más efectivos querrán enrolarse en nuestro proyecto, mientras que en caso contrario tendremos que confiar en personal con poca experiencia o con un bajo currículum y rezar porque haga bien su trabajo.

A la hora de firmar un nuevo miembro en nuestro equipo no solo habrá que definir su sueldo. También habrá que negociar cláusulas de rescisión y posibles aumentos en salarios en el caso de que superemos los objetivos marcados. Las promesas también entrarán en juego para conseguir el “sí” de un nuevo refuerzo, garantizar a este que en un par de años estará jugando en la máxima categoría del fútbol puede suponer el incentivo necesario para poder lograr el fichaje. También ten en cuenta qué posición es en la que mejor se desenvuelve este deportista.

Porque en Football Manager 2018, al igual que en anteriores ediciones, no bastará con colocar al delantero en ataque o al defensa atrás. Los arietes serán variados, y habrá desde el 9 puro, un tanque que espere en el área para rematar el balón, hasta un malabarista que vuelva locos a los rivales en los últimos metros, o un falso 9 que arranque desde atrás. Los laterales podrán enfocarse en la defensa o ser un carrilero que ayude en ataque. Ojea bien las características de un potencial refuerzo y mira si se adapta al tipo de plantilla que quieres crear en tu equipo.

Y tranquilo, vas a tener a tu disposición un vasto mercado de fichajes. Football Manager 2018 no solo nos trae los refuerzos de los principales equipos del mundo, también de sus filiales y juveniles. Lo cual en algunas ocasiones nos brinda la oportunidad de ir formando una cantera con perlas en potencia, que serán baratas, pero que hasta dentro de varios años no terminarán de explotar. Una opción muy interesante si decidimos ser el técnico de un equipo humilde, formado con nombres desconocidos pero que se convertirán en las estrellas del futuro. Nuevamente, aquí entrará en acción nuestra gestión del club. Podemos apostar por un buen equipo que recorra el mundo en la búsqueda de estos diamantes en bruto, o apostar por negociadores con efectivos ya formados. También aquellos futbolistas sin contrato son una opción interesante para ahorrarse costes en los refuerzos.

Una vez que tengamos definida la plantilla, habrá que decidir la táctica. ¿Son poderosos nuestros delanteros? Lo mejor quizá sea mandarles balones a ellos. ¿Es la defensa lo que destaca? Pues una técnica basada en la contra y que busque dejar la portería a cero en cada encuentro al que vayamos. También habrá que mantener la moral alta del equipo, y para ello nada mejor que comunicarnos con ellos en cada momento. En los momentos en los que todo vaya bien, será mejor hablarles de forma prudente o entusiasmada. Sin embargo, otras veces la plantilla necesitará un tirón de orejas y que se les recuerde que para algo se les está pagando un sueldo

Aunque lo que realmente importa en este mundo son los resultados. Y para conseguir buenos resultados, lo importante es obtener la victoria y para ello antes del partido tendremos que conocer al rival. Si jugamos contra un equipo más poderoso que el nuestro lo mejor será esperarlo a la contra y defender lo más posible; en caso contrario el ataque es la clave. Pero el fútbol es fútbol, y una vez en el encuentro quizá el partido nos pida una táctica distinta, cosa que podremos ir haciendo. También, nuestro segundo entrenador nos dará las pistas necesarias para cambiar el rumbo tomado al principio. Igualmente, podrás arengar a los tuyos mediante mensajes a grito pelado o instrucciones secretas dadas antes del primer minuto o durante el descanso.

Football Manager 2018 estará disponible desde el 10 de noviembre para PC y en smartphones, permitiendo que lleves a tu equipo siempre a tu lado. ¿Preparado para sentarte en el banquillo?

Damián Montero

Jugabilidad. Como siempre en esta saga no tenemos unos controles difíciles. A golpe de clicks izquierdos que confirmen las opciones y el teclado para buscar el jugador que deseemos iremos avanzando. Los partidos se desarrollarán de forma automática, por lo que el futuro de tu partida dependerá de qué tal lo hagas en los despachos y de cómo busques los efectivos de tu club.

Gráficos. Quienes hayan jugado a otros juegos de la saga Football Manager sabrán que este no es el puto clave de estos títulos. No esperes grandes recreaciones de tus jugadores favoritos. Eso sí, una ventaja es poder disfrutar de esta entrega en cualquier ordenador, ya que los requisitos mínimos no son muy altos.

Sonido. La banda sonora del videojuego nos ayudará a no sentir el tedio de los despachos. Durante los menús del juego tendremos temas que nos distraerán mientras contestamos correos y definimos el estilo en nuestra pizarra. Los efectos del partido también ayudarán a no aburrirnos mientras vemos cómo los jugadores disputan el encuentro de forma automática.

Conclusión.  Football Manager vuelve con una nueva entrega en la que se ha dado un paso adelante en varios aspectos. En primer lugar, ahora tendremos más opciones de personalización de nuestro manager; en segundo, se amplían las opciones de búsqueda de efectivos. El compromiso de ofrecer el lado táctico del fútbol de forma realista se vuelve a cumplir y los usuarios tendrán un buen simulador para acercarse al perfil de gestor más que al de deportista de élite.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Football Manager
FIFA 18
 
Las opciones de personalización de nuestro avatar han aumentado.
 

Cerrar