Libertad sin frenos

10872

Si tuviésemos que encontrar dos palabras que lograsen definir a la perfección la experiencia Forza Horizon 2, no podemos evitar que nos vengan a la cabeza los términos velocidad y libertad. Estos son los pilares sobre los que se sustenta la última apuesta de la franquicia de conducción de Microsoft y que os pasamos a desgranar a continuación.

Playground Games, el estudio hermano de Turn 10 y que se encarga de la ramificación Horizon de la franquicia Forza ha lanzado después de varios años de desarrollo una entrega que agradará a los fans del título de conducción y que en esta ocasión llega para presentarse como un juego enorme en todos los sentidos: el mapeado que podemos recorrer triplica en tamaño al de su anterior entrega, el repertorio de vehículos asciende hasta los 200 sin contar contenidos descargables, y los temas y apuestas musicales se multiplican por tres con respecto a lo visto en el primer Horizon.

A este lógico aumento de dimensiones se suman ciertos apartados novedosos en la serie y que dotan al título de una mayor inmersión si cabe. Por un lado, y de forma quizás más obvia podemos apreciar el notable salto gráfico al que asistimos en nuestras andanzas a través de la costa sur de Francia o el norte de Italia, con acabados muy cuidados y paisajes realmente bellos de disfrutaremos mientras conducimos, así como ciudades como Niza que han sido representadas con gran atino. Los vehículos, como no podía ser de otra manera, también han recibido un mimo especial, habiéndose cuidado al milímetro todos los detalles de los vehículos tanto en sus exteriores, como en sus interiores.

A este salto visual le acompaña otra característica que va estrechamente relacionada y que muchos fans de la franquicia agradecerán enormemente: el ciclo día/noche y los efectos climáticos. A lo largo de nuestros viajes y recorridos, seremos testigos de los cambios meteorológicos en tiempo real y que dotarán a nuestras pruebas de cierta variedad, ya que de este modo, un día que a priori se esperaba soleado podrá dejarnos con unas intensas precipitaciones que dificultarán enormemente la conducción, hecho que de unirse a la llegada de la noche durante la partida, puede obligarnos a tener mucho ojo en la carretera.

Por otra parte no podemos olvidar el sistema Drivatar, del que tanto tiempo llevan hablando tanto Microsoft como Playground Games, y que prometía revolucionar la forma que tenemos de jugar, y homogeneizar aspectos que a veces son tan dispares como la campaña y el multijugador. De esta manera, Drivatar utilizará los perfiles de conducción de otros jugadores y amigos para introducirlos en nuestra partida. En otras palabras, el sistema registra la forma de conducir de cada jugador y los vehículos que utilizan (y sus modificaciones) para así plasmar en nuestra partida diferentes IAs que no sólamente emulan la conducción de otros jugadores, sino que utilizan sus propios coches.

Gracias a este sistema, durante nuestro recorrido a lo largo del mapa podremos ver diferentes conductores que aportarán una gran sensación de variedad, y que se comportan tal y como hacen los jugadores reales. Podemos olvidarnos de ver coches de serie conduciendo correctamente a través de las carreteras. Con el sistema Drivatar, por ejemplo veremos en nuestra partida a nuestros amigos salirse de la carretera y comenzar a circular campo a través, tal y como haríamos nosotros. 

Gracias a esta mecánica, que a priori puede parecer algo simple, se incentivan de una forma sorprendente los piques entre amigos, viendo en directo y en nuestra partida las acciones que realizan nuestros amigos y las marcas y tiempos que logran apuntarse, lo que nos empujará de forma inconsciente a tratar de superarles y retarles.

Desde Playground Games además, han pensado en el uso de Kinect en el título con la implementación de Anna, un híbrido entre asistente GPS e Inteligencia Artificial al que podremos consultar en cualquier momento de nuestra travesía para que nos muestre la ruta para llegar a determinado punto del mapa, o que nos sugiera actividades que realizar cuando no sepamos muy bien qué hacer, todo ello sin parar la partida ni un momento y haciendo uso de nuestra voz. Os aseguramos que es un detalle que se agradece, y que nos hará sentirnos al volante del Coche Fantástico.

Aquellos amantes de la personalización de vehículos agradecerán enormemente las profundísimas opciones que se nos ofrecen en Forza Horizon 2. Los aspectos de personalización pasarán por la carrocería de los vehículos, donde podremos utilizar diferentes pinturas y vinilos para combinarlos, rotarlos, y moverlos para crear nuestros diseños personalizados y subirlos a la nube, donde otros usuarios podrán descargarlos, así como nosotros podremos hacer con los diseños creados por otros jugadores.

El aspecto técnico de los vehículos también ofrece grandes posibilidades a la hora de crear un vehículo a nuestra medida, ya que podremos manipular a placer aspectos tales como la tracción, diferentes motores, tipos de neumático, pastillas de freno… todo quedará representado a través de una gráfica que nos permitirá apreciar en tiempo real, de que manera influyen los cambios que estamos realizando al rendimiento del coche.

En lo referente a los vehículos habrá opciones para todos los gustos, ya que de entre los 200 vehículos que podremos pilotar se nos ofrecen distintas categorías de coches deportivos, clásicos, muscle o todoterreno que se sumarán a aquellos que se nos ofrecerán en las 30 experiencias vitales puestas a nuestra disposición, donde contaremos con la posibilidad de ponernos al volante de vehículos de gran importancia histórica.

Forza Horizon 2 supone una experiencia altamente recomendable para aquellos fans de la conducción más técnica y la personalización sin sacrificar aspectos como la espectacularidad. Si sois poseedores de una Xbox One o una Xbox 360, os recomendamos que no os perdáis este sobresaliente título de conducción que llega a las tiendas el próximo 3 de octubre.

Adrián López

———————————-

Valoración final

Jugabilidad: Forza Horizon 2 se traduce a niveles prácticos en diversión. La enormidad del mapa puesto a nuestra disposición, la trepidante sensación de velocidad que logra, el afán por descubrir nuevos vehículos y la jugabilidad que es ajustable para los jugadores más técnicos o los que disfrutan sin preocuparse demasiado hacen del título una apuesta tremendamente entretenida.

Duración: 200 coches, 30 experiencias vitales, 60 campeonatos y 700 eventos. Y todo esto sin contar el online. La duración del título es enorme si queremos exprimirlo al máximo, y nos asegura horas y horas de conducción a tope.

Gráficos: Los paisajes europeos lucen con una fidelidad y belleza pasmosa, aunque al cabo de algún tiempo se pueden antojar algo repetitivos. Por otro lado, el acabado exterior e interior de los coches es uno de sus puntos más cuidados. Los efectos de día y noche, así como el clima variable aportan la guinda del pastel para que Forza Horizon 2 sea una experiencia visualmente chocante.

Sonido: Quizás el aspecto donde más cojea el juego, con un doblaje bastante génerico y lleno de clichés, así como una banda sonora amplia, pero que no agradará a todos. Por otra parte, el sonido de los coches ha sido representado con gran atino, y nos dejará alucinados, ya estemos conduciendo un deportivo o un clásico.

Conclusión:

Forza Horizon 2 es una experiencia de conducción completamente de nueva generación. No sólamente lo demuestra el pasmoso apartado gráfico, mecánicas como el sistema Drivatar o el enorme mapa, estos aspectos nos dejan claro que estamos ante un producto sobresaliente. Debemos tener en cuenta que la versión de Xbox 360 no incluye los efectos climáticos variables, además de contar con un mapa más pequeño, pero dada la tremenda ambición del título, son aspectos que se perdonan.

Juegos relacionados:

No te quedes sólo en el juego:

Una película: Death Proof de Quentin Tarantino
Otra película: The Fast and the Furious

Publicaciones relacionadas

Cerrar