Storm Island: Expansión de peso

11467

Hace nada se puso a la venta Storm Island en exclusiva para Xbox One, la primera expansión de contenido de Forza Horizon 2 y que nos traslada hasta las trepidantes pistas de Isola Tempesta en un contenido descargable repleto de carreras mucho más salvajes, centradas en los vehículos todoterreno y con condiciones climatológicas mucho más adversas e intensas. Te contamos nuestra experiencia con este nuevo y frenético contenido.

Después de que Forza Horizon 2 se coronase como probablemente uno de los mejores juegos de conducción que nos ha dejado el presente año 2014 tanto en Xbox 360 como en Xbox One, los usuarios de la consola de nueva generación de Microsoft están de enhorabuena, y es que podrán ver su experiencia ampliada gracias a este contenido descargable que pretende cruzar la barrera de ser un mero DLC para convertirse en la primera expansión de contenido importante de Forza Horizon 2. Podéis haceros con Storm Island en el bazar de Xbox Live.



Pero, ¿qué os parece si pasamos a desgranar algunos de los elementos clave por los que apuesta esta expansión? En primer lugar debéis saber que la acción se traslada en esta ocasión desde las carreteras del sur de Francia y del norte de Italia hasta Isola Tempesta, una región que se encuentra completamente aislada del resto del festival y a la que debemos acceder tomando un barco a través del puerto de Niza. Ya encontrándonos en materia descubrimos que esta nueva región presenta un enfoque claramente diferenciado con respecto a lo visto en Forza Horizon 2 e invita especialmente a que escojamos vehículos de tipo todoterreno o de rally, ya que en rara ocasión competimos en carretera y la mayor parte de las carreras tienen lugar a través de caminos y en ámbitos donde vamos a ensuciarnos mucho más las ruedas.

Debido a las características de esta nueva zona, muy probablemente nos veamos prácticamente obligados a elegir vehículos que se ajusten bien a este tipo de terrenos así que si no encontramos de nuestro agrado los vehículos incluidos en el juego original, Storm Island pone a nuestra disposición 5 nuevos coches que se ajustan muy bien a este tipo de características: el Ford Fiesta XR2, el Robby Gordon #7 Speed Energy Drink Stadium Super Truck, el Mini X-Raid All4 Racing Countryman, el Mitsubishi Galant VR-4 y el Ford Ranger T6. Además, también se han incluido dentro del contenido diferentes piezas de personalización para que podamos llevar nuestros vehículos al taller y podamos adaptarlos a este terreno y al tipo de conducción requerida a través de diferentes tipos de suspensión o de neumáticos.



Entrando en el contenido jugable, Storm Island nos ofrece 30 nuevos campeonatos que pasan a sumar un total de 90 eventos. Además, encontraremos una nueva concentración de coches además de ocho experiencias vitales completamente nuevas, una de las características que más se han disfrutado en el juego original. Como os podréis imaginar, todo este nuevo contenido se traduce en un montón de nuevos radares que reventar, nuevos saltos y derrapes, 90 carteles nuevos para destrozar y 50 nuevas carreteras que recorrer y que esconden en su entramado un coche oculto para los más persistentes. Junto a todas estas novedades seguimos encontrando elementos que ya hacían aparición en Forza Horizon 2 desde sus inicios, como es el caso de los novedosos Drivatars o los marcadores online, un contenido que si exprimimos a tope nos otorgará 500 puntos de logro más para nuestra colección.

Finalmente, otro de los aspectos más llamativos a la hora de encarar Storm Island radica en la inclusión de unas condiciones meteorológicas mucho más adversas e impredecibles. Con una Isola Tempesta poblada de numerosos caminos de tierra, parece que las intensas lluvias que nos veremos obligados a atravesar casan muy bien con un escenario que en conclusión se presenta más hostil y que sigue presentando un montón de contenido para completar, esta vez, en cambio, en un mapa que se antoja más pequeño, sobre todo teniendo en cuenta a lo que veníamos acostumbrados después del Forza Horizon 2 original. En términos generales Storm Island deja buenas sensaciones de boca, brindando gran cantidad de cosas por hacer y ofreciéndonos tranquilamente unas 14 horas de entretenimiento para completar los diferentes campeonatos que se nos proponen.

Adrián López
—————–

Jugabilidad: Las cotas de diversión de Forza Horizon 2 se mantienen intactas con Storm Island e incluso llegan a elevarse. Volvemos a asistir a competiciones desenfrenadas donde incluso ahora la sensación de velocidad se acentúa gracias al árido terreno y a una climatología más acusada.

Gráficos: Como ya ocurría con el juego original, Storm Island llega a un nivel gráfico impresionante donde asistimos a un espectáculo visual notable. Sobre todo, en los momento de noche y de lluvia extrema la inmersión es uno de sus puntos fuertes.

Sonido: Sigue siendo un placer escuchar el rugido del motor de los coches, aunque una vez más, la selección musical sigue sin estar a la altura. La radio peca en exceso de comentarios en la línea de “chico guay y estúpido de instituto estadounidense”.

Duración: Satisfactoria para un contenido descargable de estas características. Completar los 30 campeonatos disponibles nos llevará cerca de las 15 horas, algo que podemos aumentar indefinidamente si le sumamos el componente en línea.

Conclusión:

Storm Island hace una buena declaración de intenciones a la hora de presentarse como una expansión a tener en cuenta para Forza Horizon 2. Pese a su mapa algo reducido, su duración y cambio de registro dotan al contenido de un valor añadido que gustará a los que disfrutaron del juego.
—————-

Juegos relacionados:

No te quedes sólo en el juego:

  • The Fast & The Furious (Película)
  • Death Proof (Película)

Publicaciones relacionadas

Cerrar