El rey del asfalto

Si hablar de conducción en PlayStation es hablar de Gran Turismo, en Xbox es tratar de Forza. Una saga de videojuegos que se ha ido innovando con el paso de los años ofreciendo nuevos retos, ampliando el catálogo de coches y con nuevas pruebas. En esta ocasión Forza Horizon 3 lleva a los jugadores a Australia, un territorio con distintos paisajes que permiten distintas competiciones con coches que abarcan desde los deportivos más modernos y potentes del mundo, hasta clásicos como las furgonetas de playa.

Xbox no se ha quedado atrás ni mucho menos en títulos de conducción. Si Sony puede presumir de tener en su catálogo a Gran Turismo, la consola de Microsoft puede hacer lo mismo gracias a los juegos Forza. Un buen ejemplo es Forza Horizon 3, un título que muestra que la nueva generación de consolas y este género se están entiendo a las mil maravillas.

En este punto la saga Forza Horizon tampoco parece haber perdido fuelle desde que en 2012 Turn 10 comenzase lanzase el primer videojuego de esta nueva franquicia de Forza que ha sabido mantener junto a Forza Motorsport. De hecho, lejos de estorbarse, ambas sagas se han sabido complementar a las mil maravillas y los adelantos de una, siempre han tenido eco en la otra. Ahora Forza Horizon se despide de Xbox 360 y presenta su tercer juego exclusivamente en Xbox One, una oportunidad de vivir las competiciones de coche en la nueva generación de consolas con un proyecto dedicado a ellas.

Lo primero que haremos al bajarnos del avión es ver una secuencia en la que se nos anuncia que somos parte del festival Horizon Australia. Tras un vídeo en donde vemos vamos escenarios en donde competiremos, el jugador se pondrá al volante de un Lamborghini en mitad de una carrera con otros coches en una de las carreteras australianas. Una vez que nos hagamos con los controles de este vehículo, el juego nos cambiará a otro corredor que compite con un todoterreno en mitad del desierto y que avanza hacia la zona de costa para seguir este camino por la arena de la playa.

Una vez que se concluye este tutorial básico, el juego ya nos da la oportunidad de elegir entre los distintos personajes predeterminados y elegir el que más creamos que se asemeja a nosotros y empezar con las distintas pruebas del juego. La primera con la que disfrutaremos de nuestro avatar será “Cadenas rotas”. Una curiosa propuesta en la que tendremos que seguir a un coche remolcado por un helicóptero a lo largo de un bosque para tratar de romper las cadenas que lo sujetan y de este modo tomar ventaja en esta particular carrera.

Tras este divertido evento el juego comienza otro tutorial en donde se nos presentan las distintas herramientas del juego: el mapa, el garaje donde poder adquirir los coches y personalizarlos y las primeras competiciones. Lo primero que nos encargará el juego será buscar a un “drivatar”, una especia de miembro a reclutar para nuestro grupo de locos de la carretera que competirá junto a nosotros en los distintos eventos.

Por supuesto, habrá eventos en función del terreno en donde estemos. Por ejemplo, los desiertos de Australia nos ofrecerán impresionantes competiciones en todoterrenos, vehículos que también podrán ser usados en carreras por los frondosos bosques de este continente y por sus playas. Otra forma de conseguir fama en este juego será imponerse dentro de los circuitos urbanos en competiciones organizadas por el festival Horizon. También existirá la posibilidad de enfrentarse en torneos de derrapes en los que habrá que demostrar nuestra habilidad acelerando y frenando consiguiendo un número determinado de derrapes en un tiempo determinado.

El catálogo de coches inmenso y prácticamente las marcas más famosas estarán disponibles. Los usuarios podrán manejar desde un Ford Focus, hasta un Ultima Evolution Coupe, quizás el coche más potente de todo el juego. Otras marcas más competitivas como Subaru también estarán disponibles en este juego. En concreto habrá cinco gamas fácilmente distintiguibles dentro del juego:

  • Coches clásicos: quizás los menos potentes. Pero lo cierto es que resulta muy encantador viajar encima de coches tan icónicos como un Abarth 595 de 1968 o un Audi Sport Quatro de 1983.Forza Horizon 3 también ofrecerá la posibilidad de encontrar otros coches aún más antiguo abandonados a lo largo de su mapa, estos se podrán restaurar para disfrutarlos.
  • Turismos: los coches que habitualmente pueden ser usados en la calle, también forman parte del mundo competitivo de Forza Horizon 3. De este modo los jugadores podrán pilotar un Renault Clio sin ningún problema.
  • Gama alta: Ferraris, Lamborghinis, Rolls Royces; todas estos coches también se podrán emplear para competir dentro de Forza Horizon 3. Una subida en el nivel de los vehículos que ya empiezan a ser ingobernables a estas velocidades.
  • Todoterrenos: Australia está repleta de bosques y desiertos, para competir en estos terrenos lo mejor es uno de estos coches con los que pasar a toda velocidad por las arenas y los pastos de este continente. Por supuesto que marcas de este mundo como Hummer tampoco han faltado a esta cita con Forza Horizon 3.
  • Coches súper: si la gama alta te parecía poca cosa, atrévete con estos. Súbete en un Bugathi Veyron Super Sport o en Ultima Evolution Coupe y trata de gobernar esta bestia y a todos sus caballos.

Todos estos coches podrán ser empleados en distintas competiciones, a las ya mencionadas se les suman otras como las carreras ilegales. Una oportunidad de retar a otros miembros del festival Horizon fuera de la legalidad de este y una buena manera de extender la competición a cuatro ruedas por la noche. En estas competiciones tendremos la oportunidad de ir haciéndonos un nombre y a medida que ganemos carreras de este estilo, desbloquearemos batallas nocturnas que se compondrán de varios eventos. Si salimos victoriosos de cada uno de ellos, tendremos la posibilidad de usurpar el coche de nuestro rival y viceversa. Por lo que tocará ganar si o sí.

Mientras cubrimos las distancias entre todos estos eventos podremos formar una caravana con otros corredores simplemente advirtiéndoles de nuestras intenciones haciendo sonar el claxon. Una vez que este convoy tenga suficientes vehículos, podremos organizar una carrera improvisad con ellos y de este modo hacer el trayecto mucho más divertido, además de ganar si nos alzamos con la victoria.

En cuanto al territorio, habrá un total de 21 áreas divididas en función del tipo de terreno y los coches que puedan ser usados en ellos. Estas zonas abarcarán un total de 488 carreteras, número que si bien a primera vista parece grandísimo, lo cierto es que pueden ser fácilmente cubiertas a bordo de un coche rápido. Pero no os preocupéis, más allá de las carreteras, el mapa de Forza Horizon 3 es gigantesco y siempre encontraremos algo que hacer en él, ya no solo por las competiciones que tiene, sino por otro tipo de actividades como la posibilidad de ser fotografiados a bordo de nuestro coche o demostrar la potencia del mismo pasando por controles de velocidad a toda pastilla.

De ello depende que consigamos más fans y que podamos mejorar nuestro nivel. Nuevos niveles supondrán acceso a nuevas áreas y estas a su vez permitirán que podamos adquirir nuevos coches. Pero no solo viviremos de aficionados, también habrá que conseguir experiencia para ir desbloqueando distintas habilidades que se dividen en tres tipos:

  • Jefe de Festival: nos permitirá adquirir habilidades que abarcan desde los viajes rápidos hasta la posibilidad de conseguir más créditos en campeonatos ganados.
  • Habilidades: básicamente harán que el jugador tenga un mayor manejo de su coche y este no se haga tan ingobernable. También facilitará que ganemos más experiencia en eventos como derrapes o carreras en caravana.
  • Premios instantáneos: si andas mal de créditos, esta es la mejor opción ya que proporciona al usuario dinero de forma instantánea para lograr el coche que anda buscando.

La finalidad del juego será alcanzar un evento de exhibición final, en donde demostrar que somos el mejor piloto del evento Horizon. Para ello habrá que completar 63 campeonatos que se reparten a lo largo de todo el mapa y que se componen por eventos de todo tipo. Por supuesto, también habremos tenido que demostrar nuestras habilidades fuera de pista en las carreras ilegales.

En cuanto al nivel de personalización, quizás aquí es donde más patine Forza Horizon 3. Si buscas un título de tunning profesional, este juego no va a ser tu respuesta. Hay poco que elegir y simplemente se podrá cambiar el parachoques delantero y trasero, añadir un alerón, una jaula antivuelco y cambiar la pintura del coche. Algunos vehículos como el Subaru sí que permiten más variaciones como la personalización del capó. Eso sí, hay que recordar que Forza Horizon es un juego de competición y que no se enfoca en el tunning.

Finalmente hay que destacar la duración del juego. Forza Horizon 3 no va a dejar que te aburras mientras lo juegas, y siempre te va a ofrecer algo que hacer y a lo que dedicar tu tiempo. Desde los eventos propios del juego, hasta las carreras con la caravana. Este es un juego del que vamos a poder sacar mucho jugo al exprimirlo.

Jugabilidad: Sin duda una de las mejores que vas a encontrar. Los jugadores novatos se van a quedar petrificados cuando vean lo difícil que les va a resultar manejar un coche potente. Tener un buen vehículo no es suficiente, hay que saber manejarlo. Pero tranquilos, se puede ajustar el nivel de dificulta hasta hacer que únicamente tengas que pulsar el acelerador y soltarlo en una curva

Gráficos: Impresionantes. Forza Horizon 3 le ha sacado todo el provecho al motor de Xbox One e incluso los NPC que hacen de aficionados son realistas. El nivel de las puestas de sol, el reflejo del agua y por supuesto, los coches hacen sentir que de verdad se está compitiendo. Uno de los puntos más fuertes de este juego.
Sonido: En ocasiones puede parecer que un motor suena similar a otro. No obstante otros aspectos como la variedad musical está muy bien trabajada y se podrá competir escuchando una pieza de música clásica o avanzar al futuro y correr al ritmo de Skrylex.

Duración: Prepárate para vivir horas, días, semanas e incluso meses con Forza Horizon 3. Carreras en caravana, toreos ilegales, campeonatos oficiales del juego, derrapes, búsqueda de coches abandonados. Muchas cosas hay por hacer en este juego que harán las delicias de los jugadores del género de coches.

Conclusión: Si sientes que en Xbox One no hay un título decente de conducción, estabas equivocado. Desde el primer momento en el que tomas el control de un vehículo ya sientes todo lo que tienes por vivir dentro de Forza Horizon 3. La cantidad de eventos, el amplio catálogo de vehículos, el realismo a la hora de conducirlos, el número de eventos y de actividades por hacer, unos gráficos exquisitos. Quizás Forza Horizon 3 adolezca de realismo a la hora de chocarte con otros vehículos y que pudiera haber incluido más opciones de personalización. Pero teniendo en cuenta que es un juego enfocado a la competición de coches, se le perdona.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Forza Horizon 2
Gran Turismo Sport

Conduciremos por el carril contrario

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar