Fotografiando gatitos

Quizás no hayas escuchado hablar de I and me, pero este título de Nintendo Switch creado por Retalaika Games ofrece una experiencia llena de interesantes puzles. Además el título cuenta con un apartado artístico bastante llamativo y sus protagonistas son dos adorables gatos que se mueven de forma simultánea, a pesar de que hay que hacerlos llegar a diferentes puntos.

14799

El catálogo de Nintendo Switch sigue aumentado después de contar con una parrilla de lanzamiento algo escueta. I and Me es uno de los muchos títulos indies que ha recibido la plataforma híbrida de Nintendo y esta propuesta de puzles es bastante más interesante de lo que a priori parece.

Si buscas una experiencia en Switch que ofrezca puzles de una forma tranquila y desenfadada, I and Me es un título a tener en cuenta, más aún si te gustan los gatos. Ya está disponible en la eShop por 9,99 euros, aunque también se puede adquirir en Steam por el mismo precio.

El funcionamiento de los puzles que presenta el juego es bastante fácil y pronto se comprende cuales son los procedimientos a seguir para solucionar cada puzle. Tenemos dos gatos en la pantalla, los cuales se mueven al mismo tiempo y en la misma dirección que pulsamos en el mando. Nuestro cometido es utilizar la lógica y los elementos del escenario para hacer que ambos se coloquen de forma simultáneamente en dos marcos de cuadros que hay en el escenario.

En un principio los primeros niveles sirven bastante como toma de contacto y ambos marcos de foto se encuentran uno cerca del otro o en localizaciones que no requieren de pensar mucho para dar con la solución. Más tarde los marcos se van distanciando o apareciendo a distintas alturas de las que se encuentran los gatos, por lo que hay que prestar atención a las físicas de los niveles para poder modificar la distancia de los gatos entre sí o respecto a los marcos.

Si continuamos avanzando en los niveles nos empezamos a topar con diversos elementos como charcas, barrancos o pinchos, así como diversos enemigos con los que no podemos tener contacto. Esto unido a las dificultades que van sumando las ubicaciones de los gatos y los marcos hace que tengamos que tener los ojos puesto en todas partes.

Los mundos en los que se divide el juego presentan las diferentes estaciones del año, lo que a su vez aporta algunas mecánicas o cambios a la hora de afrontar los niveles. Con ello se suman nuevos elementos tales como plataformas que se desplazan, palancas, sitios en los que rebotar u otros más. En algunos casos los puzles también aportan su pequeño toque de plataformeo, ya que tener que saltar o esquivar elementos hace que tengamos que estudiar la localización de cada uno de los gatos tras realizar dichas acciones.

La curva de dificultad no está demasiado bien adaptada y de pronto podemos superar una serie de puzles fáciles y toparnos con uno de los más enrevesado, o viceversa. Para aumentar la duración del título ciertos niveles esconden una serie de coleccionables con los que saber más sobre la historia de los dos gatos que tenemos de protagonistas, aunque la historia del título no es demasiado fuerte y en su lugar el mensaje de la soledad y la distancia que transmite tiene más peso.

Curiosamente el título cuenta con textos localizados al castellano en la versión de Nintendo Switch, que es la que hemos jugado, pero por el contrario la de Steam parece no contar con esta traducción, tal y como indica la ficha del juego en la plataforma de Valve. En cualquier caso los subtítulos ofrecen algunos fallos graves que indican el poco cuidado que se ha puesto en esta traducción.

En términos artísticos tenemos un juego bastante sencillo, aunque más que atractivo. Los escenarios y los personajes son realmente bonitos, al igual que las lentas y delicadas melodías que acompañan a los puzles. Este aspecto en general es una de las razones que te pueden llamar a jugarlo.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: Los puzles cada vez requieren de más astucia, y la experiencia es muy fácil de llevar gracias al sencillo sistema de control. La dificultad de los puzles no está bien ajustada, pero aún así es un título bastante entretenido.

Gráficos: El apartado gráfico es realmente sencillo, pero luce realmente bello. Los tonos claros son los protagonistas, aunque luego los escenarios se tiñen de diferentes colores dependiendo de las estaciones del año.

Sonido: La banda sonora acompaña a la perfección la consecución de los puzles. Jugar un título de puzles con música tan relajante es sensacional.

Duración: En unas cinco horas puedes acabar todos los puzles sin problemas, así como recoger todos los coleccionables. Por desgracia no invita a la rejugabilidad, a no ser que quieras disfrutar del mismo contenido nuevamente.

Conclusión: I and Me es un curioso título de puzles protagonizado por dos gatos, los cuales tienen un mensaje que transmitir en cuanto a la distancia y la soledad. Las mecánicas de juego lo hacen bastante interesante, aunque en no más de 5 horas habrás acabado con todos los niveles, incluso permitiéndote que alguno se te atasque. En cualquier caso, si te gustan los videojuegos de puzles y los gatos, debes probarlo.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Human Resource Machine
 

Cada uno de los mundos está basado en una estación del año.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar