Análisis Game & Watch: The Legend of Zelda – un producto de coleccionista

La celebración del 35 aniversario de Zelda cuenta con esta peculiar consola digna de ser objeto de coleccionista.

En febrero de 1986 se lanzó al mercado japonés por primera vez The Legend of Zelda para NES. Pocos podrían haber predicho en aquel momento que Nintendo estaba lanzando el primer juego de uno de sus sagas más emblemáticas, dando pie con ello a que no solo sea una saga que cuenta con millones de seguidores en todo el globo, sino que es la IP mejor valorada de la compañía nipona a la par que la única que ha conseguido alzarse con el GOTY, concretamente en 2017 con The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

Bajo esta premisa, los que seáis buenos en matemáticas (o tengáis por costumbre leer noticias de videojuegos) sabréis que este año, 2021, se cumple el 35 aniversario de The Legend of Zelda, siendo así que muchos esperaban que Nintendo celebrase por todo lo alto esta fecha, ya que en el pasado lo ha hecho como fue el 25 aniversario. No obstante, parece que toda la atención se la ha llevado Metroid.

Ya sea por la crisis sanitaria o cualquier otro factor, lo cierto es que Nintendo dio la sorpresa al no anunciar nada de Zelda para este año bajo el rótulo de 35 aniversario. Y eso que la saga tuvo su propio espacio en el E3 2021 con el último tramo del Nintendo Direct dedicado a esta. No obstante, sí que tuvimos un pequeño anuncio, el cual bebe bastante del anterior aniversario de Nintendo: el de Mario.

Fue en junio de este año cuando Eiji Aonuma, productor de la saga, presentó la Game & Watch: The Legend of Zelda, siendo esta una consola clásica y modernizada a la vez que trae consigo 3 títulos de la saga más una serie de extras, siendo su fecha de lanzamiento noviembre de 2021. Y bajo esta premisa y habiendo podido probar esta consola durante estos días me dispongo a responder una pregunta que muchos os estaréis haciendo en este momento: ¿merece la pena Game & Watch: The Legend of Zelda?

Vive tres grandes aventuras en tu bolsillo

Como consola que es, Game & Wacth: The Legend of Zelda no podía llegar sin ningún aliciente para los fanáticos de la saga, ya que, en caso contrario sería una simple Game & Watch. Es por ello que esta consola hace acopio de la hemeroteca para ofrecer tres grandes aventuras pasadas de Zelda, tales como son el título original; su secuela, Adventure of Link, y Link’s Awakening, el primer título portátil de la misma.

En este sentido, hay que decir que la consola realmente no está pensada para jugar, ya que las limitaciones ergonómicas hacen difícil el desarrollo de una partida sin demasiados trotes. Es este al menos el caso que he sufrido, ya que al tener las manos grandes, se complica el manejo de la misma, sobre todo si tenemos en cuenta la dificultad de estos juegos de antaño.

No obstante, no puedo negar que, aun con sus limitaciones, se ha hecho una experiencia sumamente agradable de jugar en pequeños ratos, sobre todo gracias a algunas funciones como el poder parar la aventura en cualquier momento para continuar más tarde, siendo esto algo que se agradece en una época donde los descansos de 10 minutos nos dan la vida.

Por otro lado, hay que decir que la selección de juegos es correcta cuanto menos, ya que, pese a que hay quejas por ciertas ausencias, lo cierto es que las limitaciones obligaban a reducir esta lista a títulos de 8 bits, siendo estos los que nos ofrecen. Quizás Adventure of Link es el que más sobra, ya que, a fin de cuentas, es la oveja negra de la saga, pero eso no evita que los 3 títulos elegidos sean disfrutables a pesar de que, como ya explicaré más adelante, no es el objetivo real de la consola.

El Héroe del Tiempo (literalmente)

Game & Watch: The Legend of Zelda

No obstante, al contrario de lo que ocurre con las consolas estándar, hay que decir que Game & Watch: The Legend of Zelda no solo se enfoca en jugar a los 3 títulos que incluye, de hecho, diría que esta es la menor de sus preocupaciones. Por el contrario, la función de esta consola consiste también en ser un reloj de estantería, haciendo uso de los diferentes escenarios de estos juegos para mostrar el paso del tiempo. No obstante, no penséis que la cosa acaba ahí, ya que este no será más que el inicio de una serie de detalles y secretos que podréis encontrar jugueteando con la consola.

Esto hará que con algunas pantallas veáis cosas que no esperabais. Por ello, lo más recomendable es investigar todos los aspectos de la consola. Por otro lado, hay que decir que hay varios extras y minijuegos que no debéis pasar por alto, siendo estos protagonizados por diferentes versiones de Link, ya sea por la que vemos en el segundo título o por una con una clara inspiración a Mr. Game & Watch.

Cabe señalar con todo esto que la pongáis donde la pongáis, esta consola os servirá como un reloj, pudiendo ajustarla de tal forma que la pongáis a vuestro gusto en muchísimo sentidos. Eso sí, quizás el principal pero lo encontremos en la batería. No es que dure poco, pero siendo un producto digital con una gama de colores vivos, requiere que se recargue cada cierto tiempo.

Un diseño a la vieja usanza

Game & Watch: The Legend of Zelda

Hablando ya de la consola en sí, es cierto que a la hora de jugar según el tamaño de las manos se puede volver más o menos incómodo, pero lo cierto es que tiene un diseño ergonómico que, dejando a un lado estas limitaciones menores, se hace disfrutable en la mayoría de los casos. Asimismo, en lo que se refiere al acabado, tengo que hacer especial hincapié en el bonito acabado que combina el dorado y el verde, siendo estos los colores por excelencia de la saga al representar tanto a la Trifuerza como a Link respectivamente.

Por otro lado, no hay que pasar por alto la calidad de la pantalla, en la cual se ve un contraste en los colores y una nitidez envidiables. Lejos quedan aquellas televisiones de tubo o cajón en las que jugábamos a estos títulos, ya que es increíble lo bien que se ve y se escucha, con unos colores vivos en pantalla en todo momento.

Asimismo, y como extra, Nintendo es previsora en el principal papel de esta consola en las casas de sus compradores, ofreciendo para ello un soporte que hace la función de caja a fin de exponer este producto. Este último tampoco es que sea una maravilla, pero al menos se agradecen estos pequeños detalles y extras.

Game & Watch: The Legend of Zelda

¿Merece la pena game & Watch: The Legend of Zelda?

Llegados a este punto es hora de hablar de las conclusiones finales, las cuales tengo que señalar que me son difíciles de expresar, ya que, a modo de hacer un resumen de mis sensaciones, Game & Watch: The Legend of Zelda es un buen producto, pero no para todo el mundo. Todo lo expresado en las anteriores líneas deja claro que esta consola cumple con su cometido a la hora de ofrecer lo que su propuesta dicta, pero, sobre todo, al ser un objeto de coleccionista por excelencia.

En ese sentido, este tipo de productos están más pensados para adornar estanterías, siendo esto algo que cumple de forma sobresaliente al tener un acabado y diseño bonito, siendo el extra para su adquisición la posibilidad de poder disfrutar de tres grandes aventuras y algunos minijuegos propios. De hecho, la cantidad de secreto que esconde es apabullante. No obstante, no podemos pasar por alto que no es un sistema pensado para jugar, al menos no como primera opción.

En ese sentido, Nintendo Switch, Nintendo 3DS y Wii U tiene la opción de obtener estos 3 juegos a un precio más económico, dando como resultado que si queréis comprarla para jugar, es mejor ver otras opciones. No obstante, esto no le resta méritos, ya que, aunque es poco probable que vayáis a salvar Hyrule (o la Isla Koholint en su caso) en esta Game & Watch, es un producto que todo fan de Zelda querrá tener en una vitrina. Sobre el precio en sí de la consola, eso ya es un tema que cada uno tendrá que sopesar.

Ángel de la Iglesia

Empecé eligiendo a Pikachu como inicial y desde entonces he vivido cientos de aventuras. Entre mis mayores logros, encontré a los 900 Kologs en Zelda Breath of the Wild. Mi mayor vergüenza es el Bloodborne pendiente de pasar desde hace años.
Cerrar