Drogas a toda velocidad

Ghost Recon Wildlands estrena su primer DLC: Narco Road. En esta ocasión tendremos que combatir a los malos desde dentro, infiltrarnos dentro de las filas enemigas, ganarnos su confianza y hacer caer este imperio. Tres bandas en las que veremos nuevos vehículos y muchas novedades como la posibilidad de pelear junto a los sicarios del cartel de Santa Blanca. ¿Serás capaz de gobernar un deportivo a toda velocidad mientras tus rivales te acosan en intensos tiroteos al tiempo que ocultas tu identidad?

14471

El equipo Ghost es muy versátil. Lo mismo se planta en el desierto y elimina a un grupo terrorista que se planta en Bolivia para erradicar de la faz de este mundo a una organización criminal del tamaño de un cartel de la droga. Si en Wildlands nos enfrentamos a él cara a cara, en este DLC: Narco Road, tendremos que hacerlo desde dentro. En esta ocasión tomaremos el rol de un miembro de este equipo secreto que se hace pasar por un mercenario estadounidense que se infiltrará dentro de las filas de Santa Blanca.

En este recorrido por el interior de la banda tendremos que ganarnos el respeto de tres bandas pertenecientes al cártel de Santa Blanca. Para ello nada mejor que hacer de sicario, contribuir en la medida de lo posible a la buena marcha del negocio y demostrar nuestra pericia al volante. Porque este es uno de los asuntos más importantes de este DLC: nuevos vehículos que incluyen mejoras como el óxido nitroso. Además veremos un nuevo catálogo de transporte con el que quemaremos el asfalto mientras conseguimos nuestro objetivo.

Los tentáculos del cártel de Santa Blanca son más largos de lo que se nos contó en Ghost Recon Wildlands. Además de El Sueño, El Muro, La Reina de la Belleza o El Cardenal, otros también están involucrados en las actividades de esta organización. Entre ellos El Invisible, una persona que ha sabido ganarse a pulso su apodo manteniéndose volando fuera del radar. Poco se sabe de él aparte de este sobrenombre. Nuestra misión será encontrarlo y darle una baja obligatoria y permanente en forma de balazo. ¿Y cómo dar con alguien que se sabe esconder tan bien? Fácil: preguntando.

En esta ocasión tendremos que infiltrarnos en las filas enemigas y convertirnos en un miembro más del cartel para ganarnos la confianza de sus líderes y obtener más información sobre El Invisible. Es por este motivo que en este DLC no contaremos con el resto del equipo Ghost, nos veremos solos y esto ya hace que se incremente la dificultad de las partidas. Ahora los tiroteos nos corresponden a nosotros y no será fácil sobrevivir a esta lluvia de plomo sin ayuda. Por lo que una de dos: o haces gala del sigilo o aprendes estrategia para que cuando el enemigo te tenga encerrado en una ráfaga de balas, sepas dónde esconderte y sobrevivir.

Pero no estaremos solos, unirnos al cártel de Santa Blanca tiene sus beneficios. El primero de ellos es que tendremos a nuestra disposición un grupo de sicarios con ganas de pelea que estarán dispuestos a entregar su vida por la Santa Muerte. El de ayuda es similar al de los rebeldes en Wildlands: podremos solicitar que algunos de estos miembros nos acompañen en nuestros tiroteos, solicitar la entrega de un vehículo, pedir fuego de mortero, una pequeña distracción o el reconocimiento del terreno. Aunque por otro lado, perdemos la oportunidad de controlarlos indicándoles cuándo deben disparar o cuándo reagruparse.

Nuestra infiltración dentro del cártel de Santa Blanca nos llevará a ganarnos la confianza de tres bandas relacionadas con esta organización. Para ello habrá que realizar distintas misiones que aumenten nuestra popularidad dentro de los miembros de estos entes. Uno de estos objetivos será demostrar nuestra pericia al volante, ya que Narco Road apuesta fuertemente por la conducción. Los derrapes, la alta velocidad e incluso realizar piruetas con helicópteros y aviones nos hará más famosos y por tanto el líder nos querrá más cerca, una genial opción para conseguir información acerca del Invisible. Para conseguir estos ascensos, habrá otros encargos disponibles como por ejemplo “fumigar” los campos de coca con un avión, aunque por supuesto con un ingrediente que eche a perder la producción.

Una vez que hayamos crecido lo suficiente dentro de esta organización podremos encontrarnos con los miembros VIPS de las bandas. Ellos nos darán una información privilegiada con la que poder avanzar en nuestros objetivos. Más adelante podremos realizar una “misión de jefe", la cual nos brindará la oportunidad de acercarnos todavía más al Invisible. Y todo ello mientras conducimos la nueva gama de vehículos que se unen a los ya conocidos dentro de Wildlands. Narco Road quiere mejorar la sensación de conducción que tan pobre se veía en el juego al que pertenece este DLC.

Ahora tendremos la opción de subirnos a vehículos deportivos y tuneados que incluirán mejoras como el óxido nitroso. La velocidad será una tónica común en las partidas de Narco Road, lo cual nos ayudará en determinadas situaciones como por ejemplo una persecución con los miembros de la Unidad o de los enemigos. Otro de los nuevos transportes que se añaden son los camiones monstruos, perfectos para pasar por encima, literalmente, de nuestros enemigos. Eso sí, cuidado con pisar el acelerador si no quieres verte en el asiento de un coche ingobernable. Porque hay que reconocerlo, la conducción gana peso dentro de este DLC, pero no se ha mejorado la experiencia.

La conducción sigue sin ser uno de los puntos fuertes dentro de Wildlands pese a la llegada de Narco Road. Giros absurdos y mala estabilidad siguen presentándose como dos asuntos a resolver dentro de este videojuego. Aunque la acción de los tiroteos y la estrategia militar siguen muy presentes como en todo juego que incorpore el nombre de Tom Clancy a su nombre. Habrá que planificar el modo en el que nos enfrentamos a nuestros enemigos, rivales que en esta ocasión no serán los miembros del cartel de Santa Blanca. Esta vez serán otras bandas quienes busquen ponernos difícil superar nuestros objetivos. Por supuesto, la Unidad seguirá atenta a todos nuestros pasos para mantener la seguridad dentro de este territorio.

Narco Road también ha incrementado las armas presentes en nuestro arsenal. Ahora tendremos varias incorporaciones con mejoras incorporadas como un nuevo AK- 47 y un novedoso rifle de francotirador son dos ejemplos de estas mejoras. Eso sí, Narco Road presenta algunos fallos que hacen peor la experiencia de juego como los que presenta en su sonido. Algunas líneas de diálogo no se corresponden entre sí y da la impresión de asistir a conversaciones del estilo “¿Qué hora es?” “Patatas traigo”. En cuanto a gráficos, no se ha mejorado mucho en este DLC que ha apostado fuertemente por la conducción.

Damián Montero

Jugabilidad: Se mantienen los intentos tiroteos que vimos en Wildlands y en cualquier juego que lleva el nombre de Tom Clancy en su título. Esta vez la conducción gana más protagonismo y los coches no serán únicamente un medio de transporte entre una misión y otra sino que serán obligatorios para conseguir el éxito en algunas de ellas. Se pierde la opción de dirigir a nuestro grupo ya que este no estará presente durante los eventos de Narco Road, estamos solos.

Gráficos: No ha habido mejoras respecto a Wildlands. El aspecto y las texturas son iguales que en el juego al que pertenece este DLC.

Sonido: Uno de los puntos negativos de Narco Road. Se han añadido nuevas líneas de diálogo pertenecientes a las historias contadas en este DLC, el problema es que en ocasiones no concuerda una conversación con otra. Además muchas de las frases no concuerdan con los subtítulos y hay retraso en los audios. Un problema fácil de solucionar en un parche futuro.

Duración: Bastante aceptable para ser un DLC. Cada vez es más común que uno de estos packs de contenido sean casi un videojuego con identidad propia. Nos llevará varias horas conseguir todos los retos y ganarse el respeto de todas las bandas antes de acceder al Invisible. Una buena forma de seguir enganchado a Wildlands si la historia principal del mismo no te supo a mucho.

Conclusión: Ghost Recon: Wildlands ha sorprendido a todos con este DLC. Narco Road rompe con la dinámica militar de estos juegos. Si bien se mantiene la estrategia y los tiroteos, la adición de las misiones en vehículos y el elenco con el que nos relacionamos nos hacen sentirnos dentro de un sandbox al estilo Grand Theft Auto. La seriedad de otros títulos de la franquicia Tom Clancy deja paso a una historia más informal, fresca y divertida.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Grand Theft Auto V
Saga Ghost Recon

El cartel de Santa Blanca será nuestro aliado en esta ocasión.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar