Kratos llega a PSP

Toda la furia del dios de la guerra espartano se desata en la portátil de Sony. Una aventura sangrienta, intensa y épica que nada tiene que envidiar a las registradas en PlayStation 2. Kratos sigue clamando venganza.

Qué duda cabe de que a estas alturas God of War es una de las series más emblemáticas de Sony. Teniendo esto en cuenta, resulta lógico pensar que más pronto o más tarde las aventuras de Kratos terminarían llegando a PSP. Unas aventuras que ven la luz de la mano de Ready at Dawn, autores del simpático Daxter.

El Olimpo en llamas

El debut de God of War en PSP sigue a pies juntillas todo lo visto en PlayStation 2. De esta forma, en este UMD encontramos una aventura de acción en tercera persona llena de combates, mitología y con un ritmo trepidante que no da un segundo de descanso durante las aproximadamente seis horas (depende del nivel de dificultad) que dura la aventura.

Por lo tanto, el esquema de Chains of Olympus es el mismo de siempre. Durante los ocho niveles del juego tenemos que enfrentarnos a un buen número de enemigos (que nadie piense que por ser PSP estos se han reducido) mientras empleamos a tope las habilidades de Kratos para el combate: multitud de combinaciones de golpes con sus espadas gemelas y alguna que otra magia. Además, a medida que avanzamos en la aventura podemos ir aprendiendo nuevas habilidades y ataques.

Pero God of War nunca se ha compuesto solo de acción. Los niveles también están llenos de plataformas y puzles. Con respecto a las primeras, Kratos tiene que ir de un lugar a otro escalando, saltando e incluso resolviendo alguna que otra secuencia de botones (estas cobran especial relevancia a la hora de derrotar a los gigantescos jefes finales, los más grandes que hemos visto en una PSP). Los puzles siguen sin ser ningún quebradero de cabeza, pero logran dar cierta sensación de variedad: básicamente consisten en activas palancas, mover cosas de un lugar a otro y tareas similares.

Hablando ya del apartado gráfico, hay que señalar que Ready at Dawn ha llevado a cabo un trabajo a todas luces impecable. Ya demostraron conocer bien la portátil con su anterior juego Daxter, pero en esta ocasión la han exprimido al cien por cien. Las suaves animaciones de Kratos, el ya citado tamaño de los enemigos, los épicos escenarios y demás elementos están realmente cuidados. Incluso el estilo de cámaras prefijadas del que hace uso el juego aumenta su vistosidad mucho más que las ediciones aparecidas para PlayStation 2. Al fin y al cabo ser una portátil tiene sus ventajas.

En cuanto al sonido, el juego llega doblado al castellano y con una banda sonora épica, a la altura de las dos anteriores entregas. En definitiva, un lanzamiento que no solo hace honor a la serie en la que se basa, sino que es por derecho propio una de las aventuras más sonadas de PSP. Qué lástima que no dure un poquito más…

Cerrar