Monstruos a la japonesa

El monstruo cinematográfico más famoso del mundo (con permiso de King Kong) llega a las consolas con otro juego de lucha en la línea de sus anteriores entregas. Kaiju Eiga en estado puro, para bien y para mal.

Aunque España no es precisamente el país donde goza de más fama en el mundo, Godzilla ya cuenta en su currículum con unos cuantos videojuegos estrenados aquí. En este caso se deja ver de nuevo con otro título de lucha bastante similar a aquellos que ya aparecieron en su día para PlayStation 2 y GameCube. Monstruos gigantes, mucha serie B y rascacielos pisoteados.

Reptil furioso

Quienes conozcan a Godzilla, ya sea por sus películas clásicas japonesas o por sus videojuegos, sabrán muy bien en qué consiste su esencia: monstruos de fisionomías humanoides peleando entre sí mientras destruyen ciudades enteras, siempre salpicados con alguna fantasiosa historia de extraterrestres, maldiciones o invasiones de por medio. Y Unleashed no es ninguna excepción. El argumento nos cuenta que unos alienígenas malvados quieren conquistar la Tierra, para lo cual necesitan unos cristales mágicos que están repartidos por el mundo. ¡Y solo Godzilla puede impedirlo! ¿Cómo? Peleándose con otros colosos de su tamaño.

Básicamente, Goldzilla Unleashed es un título de lucha claramente pensado para los amantes de la serie. Más que nada porque su propuesta tiene como principal interés el hecho de manejar a los personajes más conocidos de la historia del monstruo: Godzilla, King Ghidorah, Megalon, Rodan, Mothra y demás fauna. Se echa en falta algún que otro personaje más, como Ebirah por ejemplo, pero el número de personajes es bastante alto en general.

Por lo demás, Unleashed es un juego de peleas bastante sencillo y de ritmo lento (algo lógico teniendo en cuenta el enorme tamaño de los personajes) cuyos principales atractivos consisten en disparar fuego, dar coletazos, agarrar barcos y edificios y lanzarlos contra los enemigos, volar… y utilizar otros poderes propios de estas criaturas. Desde luego los amantes de series como Street Fighter o Fatal Fury no van a encontrar nada de interés aquí, a no ser que sean seguidores de esta particular mitología nipona, pero en cambio el título sí que cuenta con guiños a las típicas películas de monstruos de los años sesenta o setenta.

En cualquier caso, y como suele ocurrir con este tipo de juegos, el título gana muchos enteros al jugar en compañía. Y, aunque Godzilla Unleashed no llega a picar tanto como otros títulos de lucha, tiene su “aquél” cuando participan varios jugadores a la vez.

No obstante, una de las faltas que podemos encontrar en el título, más allá de que todos sus modos resultan muy similares y que la campaña es a todas luces corta y repetitiva, son los gráficos que presenta, muy pobres incluso tratándose de una máquina ya veterana y limitada en este sentido como es Wii.

Cerrar