Los bajos fondos

¿Quién dijo que toda la esencia de un GTA no podía adaptarse a una consola portátil? Rockstar no sólo lo ha conseguido, sino que ha aprovechado con acierto las prestaciones de las portátiles.

Pocas series pueden compararse en fama y éxito a GTA, especialmente durante los últimos años. Una saga que, además de arrasar en consolas de sobremesa, también intenta hacerse un hueco entre el público adulto que frecuenta las portátiles. ¿Estás listo para darte a conocer en el peligroso barrio chino?

Ajuste de cuentes

Como es habitual, Chinatown Wars parte de una historia profunda y compleja. En este caso encarnamos a Huang Lee, un joven al que las cosas se le tuercen de repente. Todo comienza tras la muerte de su padre, una especie de “capo” que nos deja en el punto de mira de toda la mafia asiática de Liberty City. Tanto es así, que nuestra vida no tarda en estar en peligro también. Después de sufrir un intento de asesinato, llega el momento de ajustar cuentas y descubrir quién tiene tanto interés en terminar con nuestra familia.

Para empezar, tenemos que ponernos a las órdenes de nuestro tío, que de legal tiene bastante poco. Esto nos conduce a realizar todo tipo de misiones típicas dentro de la serie: robar coches, transportar droga, llevar a cabo persecuciones, etc. Siempre teniendo mucho cuidado de escapar de la policía cada vez que la tengamos pisándonos los talones.

Para ello el juego parte de una vista aérea que en todo momento nos permite ver no sólo hacia donde nos dirigimos, sino también una razonable parte de nuestro alrededor. En este sentido, Rockstar ha cuidado la realización y el ambiente de Chinatown, especialmente a la hora de “dar vida” a la ciudad, pese a las limitaciones técnicas de la consola.

El control, por su parte, es bastante sencillo y se lleva a cabo de forma tradicional (cruceta y botones). La pantalla táctil se ha reservado, no obstante, para realizar algunos minijuegos, como por ejemplo forzar cerraduras de vehículos o manipular explosivos. Como siempre, la urbe en la que se desarrolla el título está bastante detallada y cuenta con todo tipo de secretos que podemos intentar descubrir. Al margen de esto, la campaña principal tiene una duración de unas doce horas… dependiendo, claro, de lo bien o mal que se nos dé superar las misiones. Además, el título permite partidas multijugador de varios tipos.

En definitiva, GTA Chinatown Wars es uno de los títulos más adultos de PSP y Nintendo DS y, como es habitual dentro de la serie, no resulta apto para los más pequeños de la casa. Ser un criminal no es lo que se dice una tarea demasiado inocente. La versión de PSP presenta gráficos algo más nítidos.

Cerrar