Flotar ya no será un sueño

 
Las leyes de la gravedad son puestas a prueba en esta remasterización de Gravity Rush, un videojuego que nació en exclusiva para PlayStation Vita de la mano de Keiichiro Toyama, y que regresa ahora en PlayStation 4. La estética cuidada y la originalidad siguen siendo los puntos fuertes de este pseudo RPG, con más dosis de aventura y movimientos flotantes en una ciudad de lo más ciberpunk.
 
Allá por el 2012 este exclusivo estrenaba PlayStation Vita y llegaba a convertirse en uno de los mejores juegos de la consola portátil de Sony. Japan Studio no ha dejado pasar la oportunidad de adaptar esta joya a la nueva generación y ha potenciado la licencia de una manera inmejorable: entornos mucho más ricos visualmente, continuación de un apartado artístico preciosista y el añadido de un audio infalible en el rol japonés.
 
Aunque todavía se sabe poco de la segunda parte, los jugadores de PlayStation 4 tienen en su mano asaltar las calles de una ciudad extraña, Hekseville, de la mano de Kat, una chica que no recuerda nada de su pasado y que se ha topado con un curioso amigo. Dusty es un gato con poderes, que pone de manifiesto en los primeros compases y que generan una rotura en la gravedad, otorgando a Kat la facultad de controlarla a su antojo.
 
Como toda remasterización, los controles han sido levemente modificados para adaptar la experiencia y en este caso, el poder del giroscopio de PlayStation Vita ha sido sustituido por el propio DualShock 4 y sus movimientos, aunque en cuestiones de gravedad, es mucho más recomendable hacer uso del estilo tradicional. Porque si bien es verdad que no hay una gran variedad de movimientos, es sumamente complicado dirigirlos al lugar exacto que conviene. Hará falta un poco de ensayo y error para poder explotar al máximo la facultad de Kat y viajar sin parangón por una ciudad llena de recovecos.
 
 
Recopilando los movimientos, saltan a la vista los más interesantes: flotar por los aires, con la capacidad de detener el impulso y volverlo a lanzar; generar campos magnéticos para arrastrar todo lo que queda cerca y con ello, objetos interesantes; y el apartado de lucha, donde se podrá combinar la destructiva patada de Kat con la fuerza de la gravedad. Además, la recolecta de gemas será el punto clave del videojuego, que dará la opción hasta de desbloquear un trofeo dada su repetida consecución. Estos elementos servirán, entre otras cosas, para avanzar por las misiones y subir el nivel de las habilidades: así pues, al principio el tiempo que puede estar Kat en el aire, será mucho más reducido que después de echarle horas al videojuego y ser el amo de las gemas.
 
Y será muy importante ir mejorando, porque los enemigos también crecen en dificultad. La estética de estos seres y su disposición en el terreno recuerda ligeramente a los “sincorazón” de Kingdom Hearts, y también habrá que ir deshaciéndose de ellos, a expensas de que vayan apareciendo progresivamente. Es muy útil en estos casos utilizar los objetos de alrededor para proyectarlos o que la gravedad incremente la fuerza, porque algunos son un poco lentos de derrotar.
 

En este apartado y según se avance en la trama, se desbloquearán unos desafíos paralelos que consistirán en pequeñas misiones como destruir tantos enemigos en tanto tiempo, hacer una carrera a contrarreloj, o trepar por los tejados recolectando el mayor número de objetos. Superar estos desafíos otorgará al jugador más gemas que podrá intercambiar por puntos de poder.

Pero no todo será volar y luchar, como buen RPG japonés, también habrá misiones cotidianas como ayudar a algún paisano, o el mero hecho de recopilar muebles para adornar la recién conseguida casa. Esto ofrece dinamismo, pues si la jugabilidad se centrara únicamente en los cambios de plano y en el desafío de la gravedad, acabaría por ser monótono, en cambio, recorrer la ciudad tranquilamente puede ser una opción elegida por el jugador. Además, habrá momentos en los que el sigilo será importante, y no tanto por permanecer escondido, si no como hacerlo lejos de las miradas del enemigo. Otro punto interesante para ofrecer distintas opciones de misión.
 
Visualmente el juego ha sido totalmente remasterizado y se nota, los entornos lucen fantásticos y los movimientos del personaje son totalmente fluidos. Además, el recurso de las viñetas para avanzar por la historia se ha conservado, y lo que puede parecer una carencia de programación, le da un toque sofisticado, que en absoluto se hace repetitivo. 
 
El 2 de febrero llegará a PlayStation 4 uno de los exclusivos remasterizados que más merece la pena probar. No solo los amantes del RPG y de los tintes orientales disfrutarán de este juego, también los amantes de lo diferente y de moverse por los entornos de una forma dinámica y atrevida. Quizás no tenga una trama brutal, ni unos gráficos espectaculares, pero agarrar el DualShock 4 y ser capaz de controlar todo el espacio tridimensional con solo un par de botones mola, y mucho. 
 
Elena Fernández "Elfvera"
 
 
—————————————————————

JUGABILIDAD: Es excepcional aunque compleja. Un par de botones son suficientes para alzar el vuelo contra la gravedad y moverse hasta el punto elegido del entorno. Esto no será por duración ilimitada, por lo que hay que apuntar bien y en ocasiones será una tarea complicada. El mundo cambia de perspectiva con el movimiento y ofrece espectacularidad a medida que se va jugando. Además, el sistema de combate está bastante logrado, porque combina los elementos de lucha, más los elementos gravitatorios de la protagonista.
 
SONIDO: El sonido ha sido sumamente cuidado y escogido para acompañar la aventura. Recuerda por momentos a otros RPG japoneses, y encaja perfectamente con las necesidades de los entornos y la trama. Además, al haber secuencias con viñetas, el silencio tiene que ser tapado y en eso cumple con creces. 

DURACIÓN: La duración de este juego es extensa si se quieren agotar todas las posibilidades que ofrece. Unas 20 o 25 horas para sacarse el platino, a base de completar la trama, misiones secundarias, desafíos y conseguir una ingente cantidad de gemas. Todo esto con el añadido de ir haciendo crecer a Kat en sus habilidades.

CONCLUSIÓN: Gravity Rush Remastered es un juego altamente recomendable para los amantes de lo original. Los entornos perfectamente cuidados, una dirección artística única y sin duda, el poder de flotar y dirigir los impulsos a gusto, son los elementos que hacen este juego una experiencia imprescindible. Ha sido realmente mejorado de su versión a Vita, y aunque su manejo no es sencillo, sin duda llegar a controlarlo será un aliciente para avanzar por la trama siendo más demoledor. Poco negativo se puede decir de esta remasterización exclusiva de PlayStation.
 
—————————————————————

Juegos relacionados:
 
 
 
Si te gusta Gravity Rush Remastered, te gustará:
 
 
 
 
 
No te quedes solo en el juego:
 
Una película: Nausicaä del Valle del Viento

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar