Para ser conductor de primera

10637

Codemasters vuelve con su saga de conducción GRID a ofrecernos un título con el que competir en diversas disciplinas y convertirnos, a lo largo de sucesivas temporadas, en el mejor piloto de todos. GRID Autosport es la nueva apuesta de esta compañía.

Las tecnologías actuales posibilitan llevar los simuladores un paso más allá. Lo hemos visto, por ejemplo, en los deportivos, que a lo largo de la última generación de consolas han ido aprovechando las nuevas funciones y potencia de sus componentes para incluir toda clase de cálculos con el fin de imitar la física y hasta las reacciones de los participantes. Qué no se podrá hacer, entonces, con un juego de conducción, en donde no solo la física sino también la mentalidad y la capacidad de reaccion tienen mucho que decir.

En el género del volante y las cuatro ruedas podríamos nombrar varios títulos referenciales muy claros. Tenemos la franquicia Gran Turismo, uno de los buques insignia de Sony. Como también lo es Forza Motorsport, salvo que en este caso de su competencia, Xbox. En lo que es la conducción más orientada a la simulación y el realismo, quizá estos serían los juegos que primero acuden a la mente de manera irremediable. Codemasters, en los últimos años, ha aspirado a ocupar también plaza en esos juegos de referencia. Lo ha hecho con GRID, su licencia de conducción, que ahora vuelve a la palestra con un nuevo título.

GRID Autosport es un juego que se apunta también a esa vertiente de simulador más en serio, por así decirlo. En este título, lo primero que haremos será crearnos nuestro propio perfil de piloto, asignándonos un nombre, edad y nacionalidad para que quede constancia. Y es que así da comienzo nuestra trayectoria como pilotos, una carrera que haremos avanzar precisamente en este modo de juego, Trayectoria, a lo largo de varias temporadas sucesivas en las que podremos disfrutar torneos de diversas disciplinas, cinco en total, con el fin de ganar experiencia y desbloquear más competeciones y mejoras para nuestros vehículos.

Las cinco modalidades que GRID Autosport ofrece son las carreras de turismos, las habituales pruebas en las que tendremos que intentar coronar la clasificación con nuestro vehículo de esta clase. En algunos eventos, sin embargo, se da una cosa curiosa, y es que la segunda carrera del campeonato invierte la parrilla de salida con respecto a la clasificación final de la carrera anterior, de modo de una carrera desastrosa no es el fin, sino que se convierte en la oportunidad de remontar en la general partiendo desde la primeras plazas.

Tenemos también las pruebas de resistencia, que ponen al límite nuestra capacidad como pilotos en unas condiciones limitadas. Tienen lugar generalmente de noche y su objetivo es evidente, no provocar un desgaste excesivo al coche y particularmente a sus neumáticos para mantenernos en los primeros puestos de la carrera tras un recorrido más largo que nos va a exigir examinar el trazado con lupa para saber por dónde hemos de movernos y cuándo atacar. Un error puede significar un desgaste poco deseado y una ventaja para los rivales.



En las competiciones de monoplazas es donde cambiamos los automóviles algo más convencionales por los veloces bólidos de Fórmula 1 para disputar unas carreras en las que la velocidad punta, la maniobrabilidad y el cuidadoso estudio del trazado de la pista son las claves para llevarnos la victoria. No es lo mismo manejar uno de estos coches monoplaza que los turismos o los vehículos de competición urbana, y eso se deja notar desde el primer momento para transmitir las particulares sensaciones de estar en la carling a de estos coches, que se pueden volver fácilmente incontrolables si no sabemos lo que hacemos.

Los vehículos tuneados tienen también su competición particular, en este caso una en la que la integridad física significa bien poco. En esta modalidad es donde nos vamos al extremo en diversos tipos de pruebas que incluyen derrapes o derbis de demolición en toda regla. Y siendo el tuning un elemento definitorio de este tipo de pruebas, las mejoras que pongamos a nuestro vehículo nos pueden salvar de un apuro y ayudarnos a conseguir la ansiada victoria. Finalmente, la carrera urbana nos lleva por varias ciudades del globo atravesando sus calles con el objetivo de llegar a meta antes que nuestros rivales.

Elijamos la modalidad que elijamos, GRID Autosport nos propone primero que nada unirnos a un equipo a través de un contrato en el que nos dirán lo que esperan de nosotros y nos marcarán unos objetivos. La razón de ser de dichos objetivos no es otra que ayudarnos a convertirnos en mejores pilotos, ya que después de cada carrera se nos otorgará una cantidad de puntos de experiencia en base a diversos factores. Por ejemplo, la dificultad que tengamos seleccionada. Si partimos del modo fácil, será más factible que acabemos en las primeras posiciones, pero sin embargo se nos darán menos puntos de experiencia al final. También influyen otros factores como la configuración, o los mencionados objetivos de equipo. De este modo, tendremos un rival de otra escudería al que nos pedirá que superemos, hecho lo cual tendremos el correspondiente bonus. Terminada la temporada, se evaluará nuestra actuación y, si se cumplen las metas que nos plantearon en el momento de firmar, tendremos más experiencia y se nos abrirán más puertas.



En cada equipo tendremos también un compañero que correrá con nosotros, y al que podremos darle instrucciones, las cuales son básicamente dos: o bien atacar con todo e intentar escalar puestos, o bien defender para mantener la posición. Ahora bien, los compañeros tienen cada uno sus características y su IA. Los más novatos no se librarán de tener colisiones y quedar rezagados, e incluso puede que nosotros seamos los desafortunados que se lleven por delante, yendo todo por el aire. Independientemente de que sea un compañero o no, lo cierto es que Codemasters ha programado a los pilotos de GRID Autosport para dar pocas concesiones incluso en los niveles más bajos de dificultad. No es en absoluto extraño ver cómo nos sacan de la pista o nos embisten para adelantarnos inmisericordemente, a veces de manera casi injusta, cuando uno ve que acaba de hacer un trombo y que el coche ha dado un giro de 180 grados que está costando valiosos segundos para enderezarlo. Sin embargo, los contrincantes se las apañan para mantenerse casi siempre en un apretado grupo que no deja muchas aperturas por donde poder pasarles.

A nuestro favor tenemos la posibilidad de dar marcha atrás en el tiempo hasta un número determinado de veces para repetir un tramo que se nos resista. Lo que haremos es pulsar el botón destinado a tal efecto para “rebobinar” la partida hasta el punto en que deseemos de nuevo tomar el control y tratar de enmendar nuestro error. Sin embargo, esto supone una penalización por hacer uso de esta pequeña trampa que los desarrolladores han incluido. Y no es por lo único que podremos ser penalizados. GRID Autosport es bastante severo a veces, en especial con los jugadores novatos, y esto puede que incluso llegue a provocar un cierto rechazo.

Pero una vez se le conoce mejor, GRID Autosport se revela con un juego tremendamente sólido. Conforme vamos progresando en el juego y ganando experiencia, los nuevos niveles que consigamos nos permitirán desbloquear más competiciones y elementos a nuestra disposición, de manera que la experiencia de juego va cambiando conforme también lo hacemos nosotros. Una experiencia que podemos disfrutar en compañía, ya que el juego permite el uso del multijugador local a pantalla partida, si es que queremos competir con alguien de manera presencial, o de multijugador online, en el que tendremos la posibilidad de confeccionarnos un garaje con varios vehículos con nuestro dinero y que nos sirvan para afrontar retar a la comunidad de jugadores del juego, que podrá organizarse en clubes. Si lo que queremos es disfrutar de alguna de las modalidades del juego sin tener que pasar antes por el modo Trayectoria, dispondremos de la opción de crearnos una copa al gusto para correr con el tipo de carrera que deseemos.



GRID Autosport quiere encararse hacia el realismo, y para eso cuenta con una renovada versión de su motor de juego en entregas anteriores. Se trata del EGO Engine, un motor que ya ha sido usado en otros títulos licenciados de este estudio y que, si bien no es el cúlmen de lo que puede lograr la tecnología actual, sí que cuanto menos lo puede dejar a rebufo de los grandes de este género. En esta ocasión, el EGO Engine permite que las carreras sean bastante fluidas, aunque en consolas se limite a 30 frames por segundo, y con aspecto visual bastante bueno. Tenemos varias vistas a nuestra disposición, tanto desde fuera con diferentes distancias respecto al coche, como desde dentro, adoptando una primera persona desde el mismísimo extremo del vehículo, desde su parabrisas viendo el capó como referencia o desde el propio asiento. Y asimismo, nuestro coche podrá sufrir daños que veremos reflejados, aunque el efecto real que tengan estos queda a nuestra discreción en las opciones según queramos ajustar el grado de dificultad. Podrán ser solo estéticos o mermar el rendimiento del coche hasta el punto de que nos cuesten la carrera.

En lo que al apartado sonoro se refiere, GRID Autosport llega completamente traducido y doblado al castellano en una labor bastante buena que nos coloca dentro de una de estas carreras profesionales con las indicaciones que nos transmiten por la radio de equipo. Si nuestro compañero se la pega y pierde posiciones se nos informará, igual que si marcamos vuelta rápida, o se nos dará un tironcito de orejas si no vamos muy bien. Además, esto se hará a veces usando nuestro propio nombre, siempre que aparezca en la lista de locuciones que al crear nuestro perfil podemos seleccionar para el juego se dirija a nosotros. Como curiosidad, lo puede hacer también con uno de los motes pregrabados, y los hay bastante pintorescos. A quién no le apetece ser conocido como Petarrécords…

Sin embargo, a GRID Autosport le falta algo de cohesión entre sus distintas disciplinas. Tenemos a nuestra disposición al principio de cada temporada la posibilidad de cambiar entre ellas, pero esto acaba dando la sensación de estar metidos en una especie de ensaladilla rusa en la que simplemente vayamos tanteando cuál se nos da mejor para subir niveles en ella. Se echa en falta algún tipo más de sinergias entre ellas que de una mayor impresión de unificación y no una especie de “Juegos Reunidos” solo que del motor. Con todo, GRID Autosport tiene para ofrecer muchísimas horas de juego, y si se llega a dominar y a plantar cara a una IA que tiene bastante mala idea, es uno de los simuladores de conducción que pueden convencer a los amantes de este género.

Juan Elías Fernández

————————————————————————-

Valoración final:

Jugabilidad: Podemos llevar a cabo bastantes ajustes para personalizar nuestra experiencia, pero en esencia el manejo es bastante sencillo y la física se hace notar. No obstante, la IA a veces peca de agresiva.

Gráficos: Un apartado muy competente, aunque sin llegar a salirse de escala. Cumple muy bien, en definitiva, si no atendemos a ciertos detalles menores.

Sonido: En las carreras, además del rugido de los motores, escucharemos las indicaciones de equipo en castellano, lo cual es de agradecer. Al igual que en los vídeos introductorios a cada modalidad de competición.

Duración: Además de la trayectoria, el modo online y la posibilidad de crearnos copas a medida dan una vida virtualmente inacabable a este juego.

Conclusión


En una parrilla de salida formada por juegos de carreras, quizá GRID Autosport no tendría la pole por algunos detalles como unos comportamientos algo fuera de lugar por parte de otros pilotos, o una mezcla de modos que intentan bailar disimuladamente desde la simulación al arcade. Pero desde luego, lo que sí es seguro es que estaría entre las primeras posiciones. Se trata de un juego que presenta buenas credenciales para aspirar a estar entre los mejores de su género, y en términos generales termina siendo una experiencia bastante bien ejecutada. GRID Autosport no tiene la osadía de ser perfecto, pero sí tiene la virtud de ser notable.

——————————————————————————–

Si te ha gustado te gustará: 

No te quedes solo en el juego:
 

Publicaciones relacionadas

Cerrar