El rey de las matanzas

13684

H1Z1 King of the Kill te invita a dejar de lado a los zombis y enfrentarte a la otra peor amenaza de la Tierra: los propios seres humanos. En este título independiente de H1Z! te esperan enfrentamientos a mansalva contra unos jugadores impasibles, ya que aquí el último que queda en pie gana. Se acabó el amiguismo porque es hora de la guerra.

Te interesará tener el volumen al máximo y entrenar tu vista, porque en este videojuego la velocidad y el oportunismo son la clave. Aprovecha todas las oportunidades que se te presenten y no dudes en apretar el gatillo o correr, porque eso puede decidir si vives o mueres

 

¿Alguna vez has escuchado en alguna serie o película de zombis esto de que a quien realmente hay que temer es a los humanos? Pues este título juega con esa premisa. En H1Z1 King of the Kill nos alejamos de los muertos vivientes para tener que enfrentarnos a nuestros propios congéneres, que no serán los más simpáticos del mundo.

Entramos en acción nada más iniciar el juego. Si no posees una cuenta deberás creártela para jugar, y posteriormente te tocará elegir un nombre de usuario y un personaje que usar a lo largo del juego. Al principio verás que su equipación es muy básica, pero a medida que vayas jugando podrás hacerte con prendas, armas y vehículos con los que personalizar totalmente al personaje y convertirlo en algo único.

Aquí, el objetivo es la pura supervivencia. Se acabó el "vive y deja vivir", porque ahora ha cambiado por un “cazar o ser cazado”. El videojuego te trae un gran y difícil desafío online que te hará chasquear la lengua de frustración en más de una ocasión, porque aunque pueda que lo encuentres algo repetitivo el luchar por convertirte en el ganador de la partida hará que juegues una y otra vez.

En King of the Kill entrarás en combate en una sala que alojará hasta 150 jugadores, una completa barbaridad que convertirá el escenario en los auténticos Juegos del Hambre. Al principio y hasta que se reúna la cantidad necesaria, entrarás en una sala de espera donde todos estaréis concentrados y podréis moveros con total libertad. Avisar que, si eres novato, es fundamental probar rápidamente cómo funcionan los controles básicos porque posteriormente deberás proceder con gran velocidad si no quieres ser de las primeras víctimas. Pega a los demás, salta por todo, súbete a los objetos del entorno… no pasa nada, porque el verdadero reto llega después.

Nada más entrar ya de lleno en la partida debes estudiar muy bien tus alrededores. Aparecerás descendiendo en paracaídas junto el resto de jugadores y desde las alturas ya podrás atisbar el tipo de entorno en el que te encuentras, donde predominan los entornos boscosos. En cuando pongas pies en tierra iniciarás una carrera contra otras 149 personas para ver quién coge primero las armas. Deberás buscar bien por todo e ir reuniendo materiales si no quieres que en un segundo acabes con una bala en la frente. 

Pero ojo, porque esa no será la única amenaza a la que te deberás enfrentar. El escenario es muy amplio y está dividido en diferentes secciones que puedes consultar en el mapa. Tendrás que tratar de orientarte a la hora de avanzar y saber en qué punto estás, porque poco después del inicio de la partida se liberará un gas tóxico que matará al instante al jugador que entre en contacto con él. La función de esta gas, además de reducir el número de luchadores, es la de reunirlos a todos en un mismo punto. Debido al gran tamaño del escenario es más que probable que acabes perdido y no encuentres a nadie hasta el punto de quedar 30 jugadores y que tú todavía no hayas visto a ninguno. Con el gas expandiéndose, la zona segura va haciéndose de cada vez más reducida, favoreciendo que los jugadores tengan muchas más probabilidades de encontrarse.

En sí, el cielo debe ser tu mayor objeto de interés. Podrás ver a los aviones que sueltan el gas tóxico, pero también podrás detectar otros que tiran cajas con objetos que podrían resultarte muy útiles (cuidado, porque si no eres el único que lo ha visto te espera una buena contienda) e incluso aviones que te atacarán. 

Lo dicho: corre, escóndete bien y ármate hasta los dientes cuanto antes. Explora todo tu alrededor en busca de cualquier cosa que pueda servirte, porque solo spawnearás con unos prismáticos. El juego te da la opción de craftear pero presenta dos grandes ventajas: la primera, que con el frenetismo del juego es muy difícil tomarte el tiempo necesario para ponerte a mirar qué materiales necesitas y qué puedes construir al momento. Segundo, que el menú no es nada intuitivo y cuesta entender qué hay que hacer.

En sí, el videojuego se reduce a esto. Puede parecer algo aburrido, pero cuando unos te lanzan cócteles molotov, otros te persiguen en Jeeps y tienes una AK-47 disparándote… la adrenalina hará que actúes como si realmente te encontraras en esa situación. Lo que sí hemos detectado es que el personaje a veces se mueve más de lo que le indicas. En cuanto sueltas las teclas de movimiento, éste corre durante un segundo más antes de pararse y esto, teniendo en cuenta la temática del título, puede resultar fatal. 

A nivel gráfico es quizás donde más palidece H1Z1 King of the Kill. Son unos gráficos muy estándar que no destacan demasiado, y además sus texturas no son del todo nítidas. Eso sí, hay que remarcar una vez más la gran extensión del mapa, pese a que la calidad visual no sea de lo mejor.

La música tampoco destaca demasiado. Pese a que tiene pistas que intentan dar epicidad al juego, se llegan a hacer algo monótonas y aburridas. Quizás habría ido mejor una mayor variedad de pistas musicales y no dos o tres que se repitieran en bucle.

H1Z1 King of the Kill tiene una propuesta simple. Cumple con el cometido de entretener pese a sus desventajas, pero el hecho de que sea online favorece el jugar con tus amigos. Ahí sí, la diversión está totalmente asegurada. Además, con el tiempo irá recibiendo todo tipo de nuevos desafíos temporales y torneos que se irán sucediendo, además que habrá disponibles más modos de juego. 

Jugabilidad: Es directo y requiere que te adaptes rápido a sus mecánicas si no quieres morir en un segundo. Divertido sobre todo con amigos.

Gráficos: Algo mejorables, pero tampoco son un desastre. Los escenarios están bien hechos y son muy extensos, aunque habría ido mejor mayor variedad en los colores.

Sonido: Canciones algo repetitivas, pero al principio consiguen transmitirte esa sensación de pura acción.

Conclusión: Es un buen juego para pasar un rato divertido, solo o en compañía. A medida que se vayan añadiendo más modos de juego la experiencia será mucho más amplia y habrá lugar para todo tipo de anécdotas que seguro valdrán la pena compartir. 

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
H1Z1

La maleza puede ayudarte a camuflarte ante los ojos enemigos

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar