Análisis de Hello Neighbor – Hola, holita, vecinillo

Tras meses en fase de acceso anticipado, Hello Neighbor se ha lanzado oficialmente y ya ha puesto su versión definitiva a disposición de los usuarios de PC y Xbox One, que desde el pasado 8 de diciembre tienen la ocasión de sumergirse en esta divertida  y a la par terrorífica propuesta obra de Dynamic Pixels. Si has tenido la ocasión de testar el juego antes de su lanzamiento conocerás, muy probablemente, la premisa del título: El vecino de al lado parece ocultar un inconfesable secreto y la labor del protagonista, un curioso joven con ganas de aventuras, es descubrir qué está tramando.

Para ello, deberá acceder a la casa de enfrente y analizar, paulatinamente, todas las pistas que puedan acercarle al misterio que rodea al extraño propietario de la vivienda, que no dudará en asustarle tantas veces sea necesario para ahuyentarle definitivamente. Sin más dilación, te dejamos con las impresiones que hemos podido redactar tras analizar Hello Neighbor en la consola de actual generación de Microsoft. ¿Estás preparado para conocer toda la verdad? No te pierdas el texto que te ofrecemos a continuación.

Aquellos que hayan tenido la ocasión de disfrutar de la versión de acceso anticipado del videojuego no hallarán ninguna diferencia sustancial tras el lanzamiento más allá de cierta sensación de pulido. El objetivo del protagonista es, por tanto, el de adentrarse en la vivienda de su vecino para acceder al sótano, el lugar donde parece haber ocultado un secreto que, por el bien del vecindario, debe salir a la luz. Afortunadamente, el barrio cuenta con la ayuda de nuestro protagonista, que no dudará en hacer todo lo que esté en su mano para resolver el misterio.

En ese proceso cobrarán gran relevancia los objetos con los que podemos encontrarnos en nuestras incursiones. Llaves, ganzúas y otros utensilios serán fundamentales para abrir puertas y, por supuesto, avanzar en una trama que se dividirá en tres partes claramente diferenciadas y que nos mantendrá ocupados entre tres y cuatro horas dependiendo de nuestras habilidades. Sin embargo, los ítems con los que nos topemos no siempre tendrán una utilidad tan práctica.

A lo largo de la historia nos encontraremos también con palancas, cajas y otros objetos que serán extremadamente útiles tanto para escondernos de la terrorífica mirada del vecino como para atacarle y ralentizar su avance en algunos momentos clave. Al fin y al cabo, cada vez que nos atrape deberemos regresar al punto de partida y planear una nueva ruta que acabe resultando más satisfactoria. En este punto es donde entra en juego el aprendizaje de la IA, un aspecto en el que ha incidido la desarrolladora en los últimos meses.

Pese a que da la sensación de que la inteligencia artificial puede aprender de nuestras rutinas para mejorar, lo cierto es que su movimiento siempre parece ser aleatorio hasta que uno de nuestros errores le alerta y comienza a perseguirnos. En la mayoría de ocasiones ni siquiera nos daremos cuenta del fallo hasta que nos haya capturado; en otras, sin embargo, tendremos que huir durante unos segundos. Precisamente en estas fases será de gran ayuda el lanzamiento de objetos, que nos proporcionará unos instantes adicionales que podrán convertirse en claves para nuestra misión.

En este sentido, el jugador también puede despistar al vecino lanzando alguno de estos ítems contra, por ejemplo, las ventanas de la casa. De esta manera se atraerá al objetivo hacia un lugar determinado mientras accedemos por otra vía. No obstante, la alertaremos sobremanera y será más complicado seguir avanzando en los minutos posteriores. Para ocultarnos definitivamente y tomarnos un respiro podremos echar mano de los armarios de la vivienda, que pueden ser nuestro mejor aliado en determinadas circunstancias.

En momentos en los que no dispongamos de demasiado tiempo, puede resultar también útil agacharse para esquivar la mirada del vecino. Aunque en la mayoría de ocasiones no nos resolverá la papeleta, lo cierto es que puede servir en algunos momentos para darle esquinazo de manera momentánea. El peor enemigo, tanto en estas situaciones como en la manipulación de objetos, será el control del personaje, que puede ser algo tosco en determinadas circunstancias.

Esa sensación se ha arrastrado desde la fase de acceso anticipado y, desafortunadamente, no se ha logrado solventar al cien por cien en la versión final del juego, que en cualquier caso cuenta con un manejo sencillo y generalmente eficiente. Sea como sea, la mecánica de Hello Neighbor nos invitará a repetir constantemente la misión al más puro estilo de Atrapado en el tiempo. Esa será, de hecho, la forma de descubrir las mejores opciones para avanzar y aprender de nuestros errores para la siguiente incursión, que podrá desembocar en diversos finales que invitarán al rejugado.

En cuanto al apartado visual, los desarrolladores han llevado a cabo un trabajo encomiable para trasladar el punto de vista del joven protagonista a las pantallas de nuestros televisores. Al margen del muy satisfactorio diseño artístico, creado al más puro estilo cartoon, cabe se destacar la capacidad de Dynamic Pixels para mostrarnos el mundo desde una perspectiva en la que todo parece más grande de lo que realmente es. Eso es, en parte, lo que motiva la sensación de terror que se hace patente en diversas fases del juego.

Respecto a la parte sonora del título, la ausencia de diálogos es la que puede haber motivado que el videojuego no cuente con el correspondiente doblaje al castellano. Lamentablemente, nada justifica que la distribuidora no haya optado por traducir los menús del juego pese a que, en cualquier caso, no afecte de ninguna manera a los usuarios que manejen mínimamente el inglés. No hubiera estado de más, no obstante, un pequeño esfuerzo en este sentido.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Aunque el control del personaje puede resultar algo tosco en algunas situaciones, como en la manipulación de objetos en circunstancias muy determinadas, lo cierto es que su manejo es generalmente fluido acorde con las mecánicas que nos proponen los desarrolladores.

GRÁFICOS: El apartado visual destaca especialmente por su inconfundible estilo artístico, que nos introduce en un universo cartoon en el que todos los elementos parecen enormes en comparación al protagonista, un niño que tratará de resolver el misterio que rodea a la terrorífica casa de su vecino.

SONIDO: Tanto los efectos como la propia banda sonora son un elementos fundamental de la trama, que al no contar con diálogos de ningún tipo precisa de este tipo de complementos para sostenerse. El único aspecto negativo radica en la ausencia de traducción del menú, que se presenta únicamente en inglés y no en castellano.

DURACIÓN: El videojuego cuenta con tres fases claramente diferenciadas que, dependiendo de la habilidad del jugador en la resolución de puzles y en el resto de mecánicas, podrán extenderse a lo largo de tres o cuatro horas. No obstante, la variedad de finales invitará completamente al rejugado una vez hayamos completado la aventura.

CONCLUSIÓN: Aquellos que disfrutaran con la versión de acceso anticipado de Hello Neighbor no deberían perderse la edición definitiva del juego, que llegaba hace unos días a Xbox One y PC tras meses de testeo. La propuesta de Dynamic Pixels resulta tremendamente divertida, también terrorífica, y absolutamente recomendable para los amantes de los puzles que sean también aficionados a las sensaciones fuertes. Al fin y al cabo, ser perseguido por un siniestro vecino durante horas es un entretenimiento solo apto para los más atrevidos.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar