Pesadillas en 360 grados

Here They Lie es, con permiso del shooter on rails Until Dawn: Rush of Blood, la primera aventura de terror destinada a la realidad virtual recién estrenada por Sony. La propuesta desarrollada por Tangentlemen, la más extraña en el catálogo de PlayStation VR hasta el momento, introduce al jugador en una trama donde lo onírico y lo espeluznante se dan la mano de forma desconcertante

13708

El catálogo inicial de PlayStation VR nos ha traído una propuesta tan sorprendente como desconcertante que lleva por título Here They Lie. Enmarcado en el género de terror, el equipo de Tangentlemen nos introduce en una aventura que trata de exprimir las posibilidades de la realidad virtual con una historia donde lo onírico y lo terrorífico se funden para ofrecer una experiencia de juego que resulta tan única y desconcertante a partes iguales.

En los primeros minutos de juego y, en realidad, durante sus cuatro horas aproximadas de duración, resultará un auténtico reto ubicarse en una historia de la que el usuario es introducido de forma abrupta y de la que solo puede ir obteniendo pistas cada cuál más confusa. No obstante, supone un auténtico reto tratar de desentrañar un tejido narrativo que podría firmar el mismísimo Luis Buñuel.

La originalidad no es, por tanto, una característica de la que carezca el juego, que además se atreve a presentarse en blanco y negro en un mundo como el de hoy. Sin embargo, algunos de los elementos que encontraremos durante nuestro recorrido destacarán visualmente, como ocurría en La lista de Schindler, por ofrecer unas notas de color que los destaquen del resto a ojos de un perplejo espectador que, encarnando a un hombre llamado Buddy, tratará por todos los medios de dar con una joven llamada Dana.

La acción se desenvolverá por estaciones de metro, los propios vagones, túneles subterráneos, habitaciones ocultas en pequeños pasillos, oscuros callejones y demás siniestras localizaciones en las que el jugador irá encontrando una serie de objetos que parpadearán para invitar a la interacción. Teléfonos, cartas y fotografías que irán aportando una información difícilmente interpretable por el usuario, que seguramente encontrará estos detalles inconexos, una percepción que no cambiará necesariamente durante el desarrollo del juego.

Contrariamente, el usuario no podrá interactuar con las criaturas que salgan a su paso, de las que solo podrá huir hasta ponerse a salvo de sus garras. Tanto es así que, si alguno de esos tenebrosos enemigos logra darnos caza, tendremos que afrontar la más horrible de las muertes y regresar, a continuación, al anterior punto de control que hallamos alcanzado. Por tanto, la posibilidad de hacerles frente no es tal en el juego que nos ocupa.

No podemos obviar el aspecto gráfico del título que, pese ofrecer algunos diseños de escenarios llamativos en su conjunto, como el de la estación del inicio, esconde un modelado de objetos y texturas visiblemente inferiores a las que hemos podido observar en otras propuestas para PlayStation VR, como en el caso de The London Heist. Esta característica afectará directamente a la lectura de los mencionados documentos que irá hallando el jugador en su progreso.

Lamentablemente, y al contrario que en la mayoría de títulos desarrollados para la realidad virtual, el acabado gráfico del que hace gala Here They Lie también podría ser el motivo por el que, tanto nosotros como otros usuarios, hemos sufrido sensaciones de mareo durante las sesiones más prolongadas. Sus propios responsables son conscientes, pues al finalizar cada episodio invitan al usuario a descansar unos instantes.

Aunque cada persona podrá ser más o menos propensa a este aturdimiento durante la partida, quizás el uso del blanco y negro o la forma de movimiento, cuanto menos curiosa, podría ser la causa. El jugador puede moverse libremente en un entorno en tres dimensiones y 360 grados, que le permitirá girarse y aprovechar la visión periférica sin necesidad de interactuar con Dualshock 4. Sin embargo, si lo que queremos es movernos por el escenario, es necesario utilizar el stick izquierdo, que permite avanzar o retroceder.

Cualquier giro del personaje, por el contrario, requerirá del uso del stick derecho, aunque en lugar de realizar el movimiento de forma simple observaremos cómo la pantalla se funde a negro de forma momentánea para presentarnos la nueva visión del protagonista. Una función que puede estar motivada precisamente para evitar los giros bruscos y los consiguientes mareos pero que, en este caso, podrían precisamente favorecerlos.

No obstante, dispondremos de una opción alternativa en el menú con la que modificar esta parámetro, permitiéndonos girar directamente con el stick derecho del mando aunque con una visión reducida a un pequeño círculo en el centro de la pantalla. Será decisión del jugador decidir cuál de las dos modalidades se adapta mejor a su gusto y, sobre todo, a su sentido del equilibrio.

Seguramente no estemos ante la experiencia definitiva en cuanto al género de terror se refiere, sobre todo cuando el lanzamiento de Resident Evil 7, con el aperitivo de The Kitchen, se intuye en el horizonte. Sin embargo, se trata de una propuesta admirable, original donde las haya y capaz de transportarnos a un mundo de pesadilla que nos permitirá viajar por la mente del protagonista en una insólita investigación que pondrá a prueba nuestros sentidos.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: El título consigue la inmersión del jugador desde el primer minuto pese a que la forma de desplazarse por los escenarios podría haber sido más pulida. La interacción con los diferentes elementos que salgan a nuestro paso, junto a los encuentros con los enemigos, logran confeccionar una experiencia lo suficientemente variada para mantener el interés del usuario.

GRÁFICOS: El diseño de escenarios, sobre todo lo más extensos a la vista, resultan satisfactorios. No obstante, algunos de los modelados de los objetos y demás texturas podrían haberse pulido en mayor medida para lograr una experiencia aún más llamativa en lo visual.

SONIDO: El aspecto sonoro es uno de los mayores alicientes del juego, que ofrece un amplio surtido de efectos y voces con los que introducir al jugador en la acción. La voz de la protagonista femenina se oirá, además, directamente en nuestra cabeza, tal y como la sentiría el protagonista.

DURACIÓN: No se trata de una mera experiencia para la realidad virtual, sino de una aventura como tal capaz de entretenernos durante tres o cuatro horas, una duración por encima de la media entre el catálogo inicial de PlayStation VR.

HISTORIA: Resulta harto complicado tratar de situar al usuario en una trama tan compleja como esta, sobre todo si no ha tenido aún la ocasión de adentrarse en la historia que nos propone. Se trata, en resumidas cuentas, de un viaje por el subconsciente del protagonista, una terrorífica travesía por lo onírico tan extraña como absorbente.

CONCLUSIÓN: Estamos ante la propuesta más peculiar del catálogo inicial que Sony nos ha brindado para empezar a descubrir las posibilidades de su tecnología de realidad virtual. Here They Lie es, además, la primera aventura de terror como tal, en la que el usuario deberá hacer frente a una investigación tan inquietante como desconcertante que solo podrá llegar a comprender si se introduce en el casco de PlayStation VR y deja que los chicos de Tangentlemen le muestren esta desconcertante propuesta que han ideado.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

PlayStation VR Worlds

Resident Evil 7

 

No podrás enfrentarte a los enemigos, solo huir de ellos antes de que te atrapen.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar