El Agente 47 no coge vacaciones

13368

Square Enix nos trae, para sobrellevar el calor veraniego, un episodio adicional de Hitman. Casi dos meses después de haber lanzado el Episodio 3, IO Interactive nos obsequia con dos nuevas misiones ubicadas en dos localizaciones que nos resultarán familiares: Sapienza y Marrakech.

Tras el Prólogo, la misión de París, la de Sapienza y Marrakech, estrenada el pasado 31 de mayo, Square Enix nos alivia la espera hasta el Episodio 4 con una entrega adicional con la que seguir exprimiendo el título desarrollado por IO Interactive. En esta ocasión, sin embargo, nuestro agente favorito se desplazará a dos localizaciones diferentes, Sapienza y Marrakech, que visitamos en el segundo y tercer capítulo del juego. Por tanto, este Episodio Extra de verano aprovechará los mapas existentes ofreciendo, no obstante, nuevas misiones que cumplir y alguna pequeña modificación que a continuación reseñaremos. Aunque, quizás, lo más destacable sea la ausencia de impacto del capítulo en la trama, que no afectará de ningún modo a la historia que hemos ido conociendo a lo largo del juego.

En el primer escenario, que por primera vez veremos de noche, tendremos que encargarnos de un solo objetivo mientras que, en el segundo, la diversión se multiplicará por dos, también bajo la luz de la luna. Dos asesinatos que, pese a no desarrollarse en un entorno por descubrir, sí se antojan más desarrollados que los populares objetivos escurridizos con los que, de vez en cuando, nos obsequian los desarrolladores. Se trata, en cualquier caso, de un digno aperitivo de las grandes misiones que pronto viviremos en Tailanda, Estados Unidos y Japón.

El Agente 47 regresa a Sapienza para acabar con Dino Bosco, el director y actor protagonista de una producción cinematográfica del género de superhéroes, El Icono, que está llevando a la quiebra a L’Avventura Pictures. Este actor de segunda cree que la película puede suponer su regreso triunfal por lo que, durante el rodaje, está mostrando total indiferencia por el presupuesto con tal de obtener lo que quiere, incluso deteniendo la filmación si no se cumplen sus deseos. Obviamente, sus acciones están llevando a la bancarrota al estudio, que ni siquiera puede despedirlo sin incumplir el contrato y verse obligado a indemnizarle con una cuantiosa suma. Es por ello que los productores han contratado a nuestro agente para que lo elimine cuanto antes.

Por si este encargo no ha sido suficiente, el Agente 47 vuelve a coger un avión rumbo a Marrakech, donde un poderoso constructor llamado Hamilton Lowe le ha contratado para que elimine a dos objetivos. El primero de ellos es su jefe de arquitectos, Matthieu Mendola, que hasta hace poco era uno de sus más fieles subordinados pero que ahora planea la venta de información privilegiada a la competencia. Precisamente el director de esa compañía, Kong Tuo-Kwang, que ha concertado una reunión con el empleado de Lowe para que le entregue unos documentos clasficiados, es el segundo objetivo.

 

Lo más llamativo de este Episodio Extra es, como apuntábamos antes, la ausencia de trama más allá de la relacionada con los objetivos. Se trata, pues, de una declaración de intenciones por parte de Square Enix, que simplemente quiere ofrecer un inciso en la historia, un poco de diversión adicional a los usuarios del juego. No habremos de estar, por tanto, expectantes al finalizar las dos misiones, que no darán paso a ninguna secuencia de vídeo como el resto de entregas hasta el momento.

En lo relativo a los escenarios, el Agente 47 volverá a dos localizaciones ya manchadas de sangre, Sapienza y Marrakech. Sin embargo, esta vez lo hará de noche, siendo uno de los aspectos diferenciales en cuanto a ambientación se refiere. Y es que, más allá de alguna pequeña modificación motivada por el cambio de objetivos respecto a la misión original, el mapa pertenecerá exactamente igual al que exploramos la primera vez. No encontraremos, de este modo, ningún aliciente en el terreno de la exploración que, irónicamente, será igualmente necesaria para progresar en la partida y encontrar provechosas oportunidades.

De este modo, la diferencia más notable en lo visual en el primer escenario, Sapienza, será el rodaje de la película, que ocupa gran parte de lo que nuestros ojos recordaban como la zona de la mansión. Por su parte, Marrakech ha visto eliminados a todos aquellos manifestantes que se aglutinaban a la entrada de la embajada, que ahora vemos completamente despejada y con un tránsito normal en sus aledaños. Como hemos comentado, la sustitución de la luz diurna por la nocturna, incluso tratándose de un mero cambio estético, también aporta un punto de novedad que se agradece en lo jugable.

Respecto a la calidad de las misiones de asesinato, cabe destacar la superioridad de la ciudad marroquí. No solo por la cantidad, ya que nos ofrece a dos objetivos en lugar de uno, como ocurre en la localidad costera italiana, sino por lo elaborado de la misión. Pese a que la primera misión, “El icono”, ofrece en apariencia un mayor aliciente en forma de set cinematográfico, la sencillez en la disposición de la víctima y de los demás elementos es, creemos, bastante inferior a los apuros en los que puede ponernos la segunda misión, “Una casa edificada sobre arena”. Es más entretenida, más llamativa visualmente y, seguramente, se me beneficiada por la complejidad que supone tener que eliminar a dos objetivos en lugar de uno.

En cualquier caso, ambos escenarios ofrecen un digno entretenimiento con la aparición, incluso, de nuevos tipos de personajes específicamente creados para el episodio estival. En Italia encontramos a los miembros de la productora del film, L’Avventura Pictures, ataviados con sus uniformes y auriculares, además de a los miembros de seguridad y otros miembros del equipo de producción. Por supuesto, siguen haciendo acto de presencia los turistas, los heladeros y también los restauradores de la zona.

Marrakech nos reserva, por su parte, a un adivino que no tuvimos el placer de conocer en la anterior visita y a los guardaespaldas del más complicado de los objetivos, que se presenta a la cita con un buen ejército de ellos. Sin embargo, el resto de personajes con los que nos cruzamos y también atravesamos (desgraciadamente se aprecia clipping) son los mismos que ya pudimos ver, como vendedores con sus ropas típicas, camareros o turistas, que siguen abarrotando los vistosos mercados del lugar, que lucen mejor que nunca bajo el cielo estrellado.

Javier Castillo

 

JUGABILIDAD: No se aprecian cambios respecto a la jugabilidad, que sigue siendo la justa y necesaria para que el personaje desarrolle cada una de las acciones. Algunos movimientos siguen siendo ligeramente bruscos pero la experiencia de juego es, en general, muy satisfactoria.

GRÁFICOS: 
A nivel gráfico, el título es del todo cumplidor. Aunque no estamos, ni mucho menos, ante un juego que exprima la llamada nueva generación, el diseño de escenarios junto a la cuidada iluminación enriquecen un apartado visual del que se pueden poner pocas pegas. El único aspecto negativo es, en todo caso, la presencia de clipping, muy molesta sobre todo en el escenario de Marrakech, que acumula a una gran cantidad de NPCs.

SONIDO: Como ya comentamos en el análisis de sus respectivos episodios, la ambientación sonora es francamente buena. Tanto en Sapienza como en la ciudad marroquí es un elemento fundamental a la hora de introducirnos en la trama. Sobre todo en Marrakech, donde el sonido del gentío, del restaurante o de la llamada al rezo en las lejanas mezquitas es primordial para lograr la inmersión adecuada.

DURACIÓN: Comparativamente con los episodios originales, este capítulo extra sale obviamente perjudicado. Ya conocemos los escenarios, los objetos con los que interactuar y también los accesos a los edificios, por lo que, pese a poder rejugarse cuantas veces se quiera, la duración de las misiones se verá notablemente reducida.

CONCLUSIÓN: Debemos considerar este Episodio Extra como un regalo veraniego de Square Enix. Más allá de eso, es obvio que estamos ante un capítulo menor de Hitman, ya que la exploración de los escenarios, aquí innecesaria, es uno de los alicientes principales de cualquiera de los capítulos anteriores del título. Aún así, los pocos añadidos jugables, junto con los nuevos objetivos a liquidar, suponen un entretenimiento suficiente que al usuario le compense encender la consola o el PC y disfrutar de una propuesta sin pretensión alguna.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…


Hitman Absolution

Hitman HD Trilogy

Volveremos a visitar Sapienza y Marrakech aunque, por primera vez, lo haremos de noche.

Publicaciones relacionadas

Cerrar