El hombre de las mil caras

Square Enix y IO Interactive estrenan la aventura del Agente 47 al completo en una edición física que aúna todas las misiones a las que ha tenido que enfrentarse en los últimos meses. De este modo, los jugadores de PlayStation 4, Xbox One y PC ya pueden disfrutar del contenido que el pase de temporada había suministrado paulatinamente de forma directa y sin esperas de ningún tipo.

12610

Tras su lanzamiento en marzo de 2016, Square Enix y IO Interactive ofrecen la posibilidad de disfrutar de la aventura completa en una edición, física y también digital, que contiene cada una de las misiones que el pase de temporada había suministrado progresivamente en los últimos meses. De este modo, Hitman: La Primera Temporada Completa se convierte en la mejor opción para aquellos que prefirieron esperar al desenlace de la historia y así disponer de todo el contenido de una sola vez.

Localizaciones, desafíos, oportunidades, contratos y blancos escurridizos están ya disposición de los usuarios de PlayStation 4, Xbox One y PC en un videojuego que llevará al protagonista por todo el mundo mientras cumple cada encargo y trata de desentrañar una peligrosa conspiración que amenaza con destruir todo en lo que siempre ha creído. Sin más dilación, te ofrecemos nuestras impresiones de Hitman, que hemos tenido la ocasión de jugar a través de la versión digital para la consola de actual generación de Sony.

Tras la misión tutorial, Hitman traslada la acción a la capital de Francia, donde el Agente 47 deberá llevar a cabo su primera misión. Pese a tratarse del primer encargo, se trata de uno de los escenarios más inspirados de la temporada, pues aprovecha todas las posibilidades que solo un escenario de estas características es capaz de ofrecer. En lugar de desperdigarse por una localización abierta, el jugador únicamente deberá concentrarse en recorrer una mansión y sus alrededores, como el parking o el extenso jardín.

Haciendo uso de la verticalidad que tanto ha explorado IO Interactive a lo largo de esta primera temporada, el escenario ofrece mucho más de lo que parece a simple vista con diversos pisos que escudriñar. Al margen de la extensa planta principal, podrá accederse a plantas superiores e inferiores donde el arte del disfraz volverá a ser fundamental, dejando claro al usuario la tónica a seguir durante las siguientes misiones. Si deseas conocer todos los detalles del Episodio 1: París, puedes hacerlo a través de las impresiones que redactamos tras su lanzamiento.

Tras disfrutar del desfile de moda parisino, el Agente 47 hace las maletas y se marcha de vacaciones a la costa italiana de Sapienza. Allí le aguardan nuevos objetivos que, para no romper con la tradición, tratarán de ponérselo lo más complicado posible. Afortunadamente para nuestro trajeado amigo, el jugador volverá a tomar el control para completar los encargos del modo más original y haciendo uso de las posibilidades que brinda el escenario. En esta ocasión, sin embargo, el terreno se divide en dos zonas visiblemente marcadas.

En primer lugar hallamos el pueblo, donde turistas y ciudadanos se agolpan en los comercios para tomar un helado, hacer la compra o visitar la peluquería. Asimismo, gran parte del escenario es ocupado por una majestuosa iglesia con morgue incluida en el pack, por supuesto uno de los puntos de mayor interés del mapa junto a la gran mansión de uno de los objetivos a liquidar. El acceso al recinto será el mayor atractivo de una misión que, una vez explorada, se resolverá ágilmente, tal y como comprobarás en el análisis en profundidad que dedicamos hace unos meses al Episodio 2: Sapienza.

Entonces llegará el momento de volar hacia Marruecos, donde al Agente 47 le aguarda un nuevo reto que incrementa de forma muy llamativa la dificultad. La tranquilidad del paraje italiano es sustituida por la ajetreo de Marrakech, donde el gentío abarrota las calles de un escenario completamente abierto donde el resguardo de los edificios ya no es una opción. Si a ello le sumamos la presencia militar en la zona, la misión se convierte en un auténtico quebradero de cabeza que solo hace que aumentar en la parte final.

El segundo objetivo, de hecho, se esconde en la seguridad de la embajada de su país, por lo que el acceso al lugar será tan complejo como emocionante. El disfraz vuelve a ser primordial tanto para entrar como para escapar una vez completado el encargo, que solo podrá cumplimentarse si el jugador sigue las llamadas oportunidades, vías que van saliendo a su paso conforme inspecciona el escenario. Si deseas conocer todos los detalles, puedes hacerlo a través del análisis en profundidad del Episodio 3: Marrakech, probablemente el primer gran reto de Hitman.

Quizás con el objetivo de desestresarse, nuestro pelado agente decide viajar a Bangkok, donde un complejo turístico de auténtico lujo le está esperando con las puertas abiertas. Desafortunadamente, también lo están haciendo los nuevos objetivos, que transitan por el hotel sin conocer el fatídico destino que les aguarda. En esta ocasión, los chicos de IO Interactive vuelven a hacer lo que mejor se les da, diseñar un escenario compacto y extraordinariamente bien diseñado donde, sorprendentemente, el discreto apartado gráfico luce mejor que nunca gracias a una cuidada iluminación.

Tal y como ocurría en el capítulo anterior, la constante presencia de miembros del personal y de seguridad vuelve a incrementar la dificultad de un escenario que permite acceder a prácticamente cualquier habitación con la que nos topemos. Si a ello sumamos la posibilidad de explorar varias plantas, cada cual con secciones marcadamente diferentes para los trabajadores y los turistas, la opción de ataviarse como cualquiera de ellos vuelve a ser necesaria al margen de la complejidad que ello entraña. Sin duda, el Episodio 4: Bangkok es uno de los más logrados del título, tal y como desgranamos hace algún tiempo.

Puesto que el nivel no siempre puede permanecer en lo más alto, la acción se trasladaba posteriormente a una región rural de Estados Unidos, donde el Agente 47 debía enfrentarse a un ejército de fuerzas militarizadas donde prácticamente no hallábamos a NPCs no hostiles. Precisamente ahí radica uno de los principales errores de Colorado, donde cada personaje con el que se encuentra el usuario va armado y está dispuesto a acabar con el protagonista al instante. Si a ello le sumamos la disposición del escenario, las perspectivas solo hacen que empeorar.

En Marrakech acusábamos el diseño de un mapa excesivamente abierto, pese a que en aquel lugar aún encontrábamos callejuelas y pequeñas viviendas donde refugiarnos. En esta ocasión, sin embargo, se trata de una localización completamente al aire libre donde solo un par de obstáculos y otras dos edificaciones rompen la tónica general. La dificultad de infiltrarse y permanecer oculto era, por tanto, objetivos incluso más complicados que los propios encargos, que podían solucionarse desde la distancia aunque con unas perspectivas de huída nada favorables, tal y como comentamos en el análisis del Episodio 5: Colorado hace algunos meses.

Entonces llegaba el capítulo final, ubicado en la región nipona de Hokkaido, y los desarrolladores volvían a atraparnos con el encanto de uno de los mejores escenarios del videojuego, diseñado con una perceptible atención por el detalle visible en cualquier rincón del hospital privado. Para rizar el rizo, las armas estaban completamente prohibidas mientras que las ganzúas, que tan bien funcionaban para abrir hasta la puerta más resistente, quedaban inutilizadas por la introducción de las tarjetas de acceso para colarse en cualquier lugar.

De este modo, cualquier atisbo de duda surgido a raíz de Colorado queda completamente aparcado en el Episodio 6: Hokkaido con un recinto que vuelve a reunir los mayores atractivos del título al trasladar la acción a un único aunque laberíntico complejo en el que el arte del disfraz es de nuevo favorecido. La presencia constante de personal ya no es, por tanto, una molestia extrema, sino un mero contratiempo que el usuario debe solucionar para seguir las mejores oportunidades o, simplemente, dejarse llevar por una misión que apuesta totalmente por la libertad de movimiento y decisión.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: La mecánica de juego es la idónea para este tipo de propuesta. Pese a la falta de fluidez que en ocasiones se echa en falta en algunas animaciones, el protagonista es capaz de realizar cualquiera de las acciones encomendadas y ejecutarlas de forma eficiente y sencilla para el usuario. Las posibilidades en este sentido son múltiples y funcionan a la perfección.

GRÁFICOS: Aunque el título no destaca especialmente por un apartado gráfico fuera de lo común, lo cierto es que, en el transcurso de los episodios, los chicos de IO Interactive han sabido sacarle el máximo partido. Con una trabajada iluminación, un uso inteligente del color y la atención por el detalle que tan bien ejemplificó el último episodio, Hitman ha acabado resultando altamente satisfactorio teniendo en cuenta sus limitaciones en este sentido.

SONIDO: El juego se presenta íntegramente en inglés, tanto en las instrucciones previas a las misiones, durante la propia misión o en las cinemáticas de historia. No obstante, la inclusión de subtítulos, en ocasiones demasiado pequeños o del color menos indicado, permite seguir la acción sin mayor inconveniente. Por su parte, el sonido ambiente y la banda sonora cumplen su cometido y ayudan a introducirse en la trama.

DURACIÓN: Es complicado determinar la duración exacta del título puesto que las posibilidades de rejugado son interminables. En cualquier caso, cada una de las misiones debería completarse en condiciones normales en un tiempo no superior a dos horas, por lo que Hitman ofrecería un entretenimiento de al menos doce horas amén de los encargos adicionales, el tutorial inicial y el resto de eventos especiales.

HISTORIA: El trama actúa como mero hilo conductor de la acción, puesto que solo al final de cada episodio se nos brinda la posibilidad de conocer nuevos detalles sobre el avance de la historia. De este modo, no es un aspecto primordial para los desarrolladores y así lo manifiestan desde el primer episodio. No obstante, la trama se sigue con cierto interés y trata de motivar al usuario a completar el siguiente capítulo para seguir ampliando información.

CONCLUSIÓN: Al margen de algún pequeño complemento jugable, esta edición completa de Hitman simplemente sirve para aunar todos los contenidos que el pase de temporada había ido ofreciendo de forma escalonada en los últimos meses. Aquellos que hayan disfrutado de la aventura desde el pasado mes de marzo no encontrarán ninguna novedad reseñable, mientras que los usuarios que hayan preferido esperar a la versión completa y en formato físico del Agente 47 tienen ahora la oportunidad idónea para adentrarse en cada una de las complejas misiones que el equipo de IO Interactive ha diseñado con la máxima atención al detalle que no podemos sino aplaudir.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Hitman Absolution

Hitman HD Trilogy

Hitman



Esta edición de Hitman contiene todas las misiones y contenidos de la primera temporada.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar