Humano o máquina

Tomorrow Corporation hace llegar a Nintendo Switch su tercer juego, Human Resource Machine, un más que curioso título de puzles en el que nos metemos en la piel de un trabajador que tiene una función muy bien establecida, obedecer órdenes. Nuestra labor es gestionar bandejas de entrada y salida bajo las directrices que nos encomiendan cada uno de nuestros superiores. Se podría decir, incluso, que cierta parte el desarrollo del juego reside en poner en marcha ciertos parámetros o conocimientos de programación, así como métodos para gestionar las demandas que nos vemos obligados a interpretar.

Ya lo hemos dicho previamente con los análisis de Little Inferno y World of Goo de Nintendo Switch, pero no viene mal recordar que todos los trabajos de Tomorrow Corporation han llegado a la nueva consola de Nintendo. Dicho estudio tiene un estilo muy peculiar para plasmar su ya conocida estética y temática en todos sus proyectos. Human Resource Machine es el tercero de los juegos desarrollados por el estudio independiente.

Al igual que con World of Goo, volvemos a tener ante nosotros un título de puzles, pero esta vez con una temática bien diferente. Si en el mencionado juego teníamos que construir estructuras para completar los niveles, aquí tenemos que seguir las directrices que nos mandan en cada nivel para gestionar bandejas de entrada y salidas de datos. Generallizando el término podemos confirmar que Human Resource Machine nos propone una experiencia en la que sacar nuestras dotes básicas sobre programación.

Las máquinas se empiezan a hacer con el poder en muchos puestos de trabajo y nuestra principal función en Human Resource Machine es luchar contra ella a base de comportarnos como una de ellas. Nos ponemos en la piel de un empleado recién llegado a su nueva empresa y desde el primer segundo nos dejan claro cuál es nuestra función: obedecer y cumplir las tareas que nos solicitan, sin preguntar la razón o cuestionarnos nada al respecto. El trasfondo que tiene la historia del juego en este sentido es bastante grande y da mucho que pensar sobre la situación laboral de algunos puestos de trabajo.

Los primeros compases del juego funcionan un poco a modo tutorial y en todos ellos se presenta una cola de entradas con diversos datos, y una de salida en la que tenemos que colocar aquella información que nuestros superiores nos encargan. Una vez superada cada misión vemos cómo somos ascendidos a la siguiente planta de la empresa, en la que nuevamente tenemos que volver a repetir y completar las tareas que el encargado de cada nivel nos encarga.

Tal y como ya hemos avanzado, los puzles que se proponen beben en términos muy generales de la programación. Y no, no tenemos ante nosotros problemas llenos de unos y ceros en los que hacer mil cálculos de ingeniería, todo es mucho más sencillo de lo que piensas. Al igual que tenemos dos parrillas de datos, una para la entrada y otra para la salida, también se van generando diferentes métodos u operaciones que nos sirven para gestionar las demandas.

Algunas de las herramientas que nos encontramos nos invitan a realizar saltos de línea para cambiar el orden de los datos, realizar condicionales para que el proceso del "programa" cambie dependiendo de los datos recibidos, así como podemos utilizar bucles u otras características de diversos lenguajes de programación. Para gestionar todo esto tenemos un bloque en el que colocamos todos las instrucciones, las cuales se ejecutarán una vez creamos que hemos elaborado una combinación correcta.

Al igual que ocurre con la programación y sus diferentes lenguajes, cada puzle dispone de varios métodos para resolverlos, ya que el camino hacia la solución de cada fase puede tener diferentes respuestas que desembocan en un mismo resultado. Además, luego aparecen retos en los que debes completar los puzles en un número de pasos o bajo circustancias especiales.

Los usuarios que no tengan ni idea de programación debéis estar tranquilos, lo único que tenéis que tener en cuenta es que Human Resource Machine es un título de puzles que tiene como pilar fuente de inspiración los lenguajes de programación, pero no hay que ser programadores para disfrutar de la experiencia. En ningún momento hay que aprenderse comandos o difíciles operaciones, ya que en su lugar tenemos un semi-lenguaje de programación por bloques en el que lo único que tenemos que hacer es seleccionar comandos o instrucciones y colocarlas en el orden que creemos conveniente.

Si pruebas el juego y disfrutas con la propuesta deberías plantearte conocer más sobre lenguajes de programación puramente dichos, aunque ya te advertimos que es un campo en el que te pasas horas y horas delante de la pantalla machacando teclas para introducir y revisar código.

Sin lugar a dudas Human Resource Machine es uno de los juegos de puzles que en los últimos años ha propuesto una temática diferente y rompedora, a la par que entretiene de una forma brutal. Su estilo es bastante peculiar pero a pesar de ello en el estudio no han renegado de la estética tan particular de personajes y entornos que vienen presentando en todos sus juegos. Una vez más Tomorrow Corporation ha sabido escarbar en lo que hay más allá del propio juego y nos proponen una experiencia con un gran transfondo que está hecho para hacer pensar al jugador.

Al igual que sucede con el resto de los juegos del estudio en Nintendo Switch, nos encontramos dos tipos de controles: el táctil y el que combina movimiento y apuntado. El primero de ellos casa a la perfección con la jugabilidad que ofrece, ya que no hay nada mejor que seleccionar y arrastrar los elementos con la pantalla táctil de Switch para resolver los puzles que se proponen. Además, Human Resource Machine ofrece una experiencia que es especialmente atractiva para partidas cortas, por lo que poder disfrutar del juego en cualquier lugar gracias a la vertiente portátil de la plataforma es genial.

Como ya hemos adelantado el segundo tipo de control ofrece la posibilidad de utilizar uno de los Joy-Con como si se tratase de un Wiimote. Para ello tenemos dos opciones, utilizar el modo tabletop o colocar la consola en el dock. En cualquiera de los dos casos podemos calibrar el mando con la pantalla (de Switch o la televisión) y empezar a jugar. A diferencia de lo que hemos podido ver en World of Goo o Little Inferno, en esta ocasión no se ha incluido el multijugador para dos jugadores, aunque tiene sentido, ya que es un juego de razonamiento y lógica que incompatibiliza la resolución de los puzles con la participación de dos miembros en la partida.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: Disfrutar de Human Resource Machine en Switch es todo un gusto y más poder seleccionar si hacerlo con los controles táctiles o en la televisión. Sus mecánicas ofrecen un título de puzles diferente, fresco y con el que comerse el coco.

Gráficos: La estética creada por Tomorrow Corporation vuelve a estar presente en su último juego. Da gusto ver juegos tan llamativos con "tan pocos" recursos.

Duración: Human Resource Machine es un título de puzles en el que nos esperan muchos rompecabezas que tienen fundamentos básicos de programación, por lo que deparan horas de dar vueltas y pensar en las soluciones de los niveles. Si la temática te engancha no lo soltarás.

Sonido: Una vez más vuelve a ser el apartado más flojo de un título creado por Tomorrow Corporation, pero a pesar de ello en el estudio vuelven a darle protagonismo a la selección de temas musicales presentes y por ello se incluye un menú en el que poder escuchar todos ellos.

Conclusión: Si te gustan los juegos de puzles diferentes en los que tienes que pensar y dar vueltas para encontrar la solución, esta propuesta te gustará. Está basado en lenguajes de programación por bloques, pero a pesar de ello su curva de dificultad está muy bien adaptada, haciendo posible que personas que no conocen nada de programación disfruten jugando.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
World of Goo
Little Inferno

No hace falta saber de programación para disfrutar del juego, aunque sí ayuda.

Cerrar