Camino por la nieve

I am Setsuna se ha colocado como un título de lanzamiento de Nintendo Switch que está tendiendo a pasar desapercibido para ciertos jugadores, pero en él tenemos una interesante propuesta que viene a conmemorar a los JRPG clásicos. El título desarrollado por Tokyo RPG Factory ya estaba disponible en PlayStation 4 y PC, pero ahora aterriza en la nueva consola híbrida de Nintendo. Si eres fan de Chrono Trigger o los Final Fantasy clásicos no deberías perder de vista a este título.

14349

A día de hoy existe la tecnología suficiente para recrear escenarios hiperrealistas, personajes que asemejan ser personas reales, así como mundos abiertos que no parecen tener límites, pero a pesar de ello también continúa gustando lo clásico. Los juegos de estilo retro o que se basan en otros títulos antiguos tienen gran interés para muchos jugadores y suponen una forma de retroceder en el tiempo y ver la evolución que ha sufrido la industria. I am Setsuna es uno homenaje a nombres de la talla de Chrono Trigger o los Final Fantasy previos a la era de la primera PlayStation.

Nos encontramos ante un proyecto de Square Enix y Tokyo RPG Factory que ya salió a la venta en 2016 para PlayStation 4 y PC, que ahora se suma a una plataforma más. Fue durante la presentación de Switch el pasado mes de enero cuando se dio a conocer que I am Setsuna iba a ser llevado a la nueva consola de Nintendo. Además se confirmó que sería uno de los primeros títulos digitales que llegarían a la consola en el día de su lanzamiento.

LOS JRPG han cambiado mucho en las dos últimas décadas y por ello de vez en cuando viene muy bien recibir un título del género con un corte más clásico. I am Setsuna toma muchos elementos de Chrono Trigger o Final Fantasy VI, entre otros, para que los que disfrutaron en antaño con ambos juegos lo puedan hacer de nuevo con este. Realmente el desarrollo del título parece haber estado más centrado en conmemorar a los mencionados que en crear algo nuevo para sí mismo, ya que no ofrece casi nada que no hayamos visto antes.

La historia de I am Setsuna nos lleva al papel de Endir, un joven que pertenece a una tribu y se ve en la obligación de acudir a un pueblo para buscar a una chica, la cual debe ser sacrificada debido a un antiguo ritual. Para mantener la paz cada 10 años se debe ofrecer una vida humana como sacrificio a un demonio, y en esta ocasión es Setsuna a quien le ha tocado el turno. Es por ello por lo que el viaje comienza cuando el protagonista recibe la misión de recoger a la chica y llevarla hasta el lugar en el que se realiza la ofrenda. Aunque la historia a priori parece interesante no acaba por tomar el peso o la emoción que requiere y muestra síntomas de haberse quedado a medias.

El camino que tenemos que recorrer no es precisamente corto, y nos puede llevar unas 25-30 horas completarlo, aunque en su contra tiene que es demasiado lineal. Los escenarios nevados y helados son los que mayor protagonismo tienen y se colocan como una referencia en el desarrollo del juego. Lo que sí se echa de menos es ofrecer más exploración o incluso la necesidad de tener que farmear experiencia para poder continuar en determinados momentos de la historia, ya que avanzar por la misma no es algo que sea precisamente costoso, todo lo contrario.

En I am Setsuna los enemigos aparecen en pantalla, por lo que en todo momento sabemos a qué nos podemos enfrentar. En este sentido se agradece que sea así y no tengan lugar los clásicos combates aleatorios que presentaba el género antiguamente. Los enfrentamientos contra los jefes requieren algo más de atención o estrategia, pero aún así se hacen bastante sencillos, más si utilizamos ciertos movimientos de los que vamos a hablar después.

Los combates por turnos son los protagonistas de la aventura y en ellos tenemos presentes muchas características de los clásicos que ya hemos mencionado más de una vez a lo largo del análisis. Para poder realizar las diferentes acciones que permiten los combates debemos tener en cuenta la barra ATB, la misma que se va recargando a la vez que nos permite atacar. Además de los golpes normales podemos utilizar habilidades especiales de cada personaje, magias, objetos o incluso tenemos la posibilidad de unificar los ataques de dos personajes del grupo para efectuar mucho más daño. Por otro lado está la fórmula del Momentum, la que nos obliga a pulsar el botón de ataque en el momento adecuado para así aumentar su fuerza. Esta técnica es efectiva, pero a la larga se acaba haciendo pesada, más si le sumamos que los combates casi no ofrecen profundidad y en su mayoría son un paseo que no presentan reto alguno.

En lo que a apartados técnicos se refiere nos encontramos con un título bastante bonito, y tanto los personajes como los escenarios presentan un acabado bastante llamativo a pesar de no ofrecer gráficos a la altura de otros títulos actuales del género. Detalles como dejar el rastro de las pisadas en la nieve son una de esas pequeñas cosas que apreciamos nada más comenzar a jugar. La banda sonora compuesta a piano es uno de las características más destacables del juego, aunque sin lugar a dudas lo mejor de todo son los efectos de las tormentas de nieve o el viento, algo que se aprecia mucho mejor al jugar y disfrutar de I am Setsuna con cascos.

Cuando se anunció la versión de Nintendo Switch se dijo que tendría un modo exclusivo para luchar contra los personajes de otros jugadores, pero dicho contenido llegará mediante un DLC gratuito en el mes de abril. "Temporal Battle Arena" nos permitirá subir el registro de nuestros personajes para que otros los puedan descargar y luchar contra ellos.

Sin un lugar a dudas un punto negativo de la producción es que sólo se encuentra en inglés, o eso era así hasta antes de salir a la venta en Switch, ya que ahora el francés también se encuentra como idioma disponible para los textos. Pero en cualquier caso los jugadores que tengan dificultades para disfrutar de un juego que no esté en castellano no podrán echarle el guante debidamente. A la hora de jugar a I am Setsuna en modo televisión vivimos una experiencia igual a la de hacerlo en PlayStation 4 o PC, por lo que la novedad en este sentido es poder hacer de forma portátil.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: I am Setsuna presenta un JRPG de corte clásico, por lo que tiene características de títulos tan importantes como Chrono Trigger. Si eres amante de los combates por turnos le deberías echar un ojo en caso de no haberlo jugado ya.

Gráficos: Los escenarios nevados son los grandes protagonistas de la mayor parte de los escenarios. No es uno de los mejores títulos del género en este aspecto, pero su acabado en términos generales es bastante bonito.

Sonido: Bella banda sonora compuesta a piano que se mezcla con el sonido ambiente ocasionado por las nevadas y el viento. Gran trabajo en este aspecto.

Duración: El juego puede durar en torno a 25-30 horas, difícilmente más ya que su nivel de dificultad es bastante justito y en pocas ocasiones nos ponen en dificultades a la hora de avanzar.

Conclusión: I am Setsuna es un título bastante llamativo e interesante para los que han disfrutado de los JRPG clásicos, pero su ansia de servir de homenaje a grandes títulos ha hecho que se olvide de presentar una historia más profunda o algunos elementos diferenciadores. Tenemos grandes esperanzas en ver próximos trabajos de sus estudio.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Chrono Trigger
Final Fantasy VI

En abril I am Setsuna tendrá un DLC exclusivo para Switch

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar