Clásicos de culto

Siguiendo con la moda actual de las readaptaciones, Sony nos trae en un mismo pack dos de las aventuras más consagradas, queridas y veneradas (al menos por la prensa especializada) de PlayStation 2: ICO y Shadow of the Colossus. ¿Sorprendidos?

Hace ya unos años el Team ICO (con Fumito Ueda a la cabeza) desarrolló dos auténticos clásicos, juegos diseñados en exclusiva para PS2. Sus nombres eran ICO y Shadow of the Colossus, títulos tan insólitos, originales y extraños que desafiaban cualquier tipo de clasificación y catalogación estándar. Si hay alguien que se los perdió en su momento, Sony les da una nueva oportunidad de disfrutarlos en su máximo esplendor y en alta definición.

Calurosa oscuridad

Tanto una como otra aventura presentan argumentos, estilos artísticos y personajes muy sugerentes. Pero como al margen de lo puramente estético ambos juegos no tienen mucho que ver entre sí, os explicaremos cada una de las dos aventuras por separado.

En ICO encarnamos el papel de un chavalín que, por el mero hecho de poseer dos cuernos, ha sido desterrado a las profundidades de un castillo. Allí conocerá a una pobre chica llamada Yorda, y, juntos, deberán escapar de dicha fortaleza.

La fórmula de juego de ICO redunda en la exploración y la continua resolución de puzles, teniendo también que lidiar con unas criaturas muy siniestras en forma de sombras que nos acechan a lo largo de toda la aventura. El desarrollo está plagado de sorpresas, escenas muy inspiradas y, además, goza de un encanto especial. Sin duda, es de esos títulos que no te dejan indiferente. El único punto flaco que tiene el juego recae en su duración, unas seis horas de juego, pero por lo demás es una labor ardua encontrar algún otro defecto importante.

Por su parte, en Shadow of the Colossus adoptamos la personalidad de un caballero que, para intentar renacer a su amada, debe emprender un viaje al fin del mundo habitado por unos seres de un tamaño descomunal: los Colosos.

Precisamente, nuestro objetivo recae en ir eliminando uno por uno a estas bestias, teniendo que encontrar sus puntos débiles estudiando a conciencia sus patrones de ataque y movimiento. Y si ya era difícil hallar pega alguna a la aventura anterior, ni os decimos lo duro que puede ser en este caso…

Tanto una como otra aventura ha recibido el correspondiente tratamiento de “lifting”, es decir, que se han pasado a las HD. Y por medio de esto ambas aventuras gozan de una nitidez y suavidad mucho más elevadas que las originales de PS2.

Además, ambas aventuras han sido retocadas levemente en ciertos campos (como la compatibilidad con las 3D estereoscópicas tan de moda en la actualidad), se han introducido los ya famosos Trofeos y… poco más. Pero teniendo en cuenta la calidad que ostentaban tanto una como otra obra, tampoco iban a “meter mano” en dos clásicos como son de hecho estas dos creaciones atemporales de Fumito Ueda, ¿verdad?

Publicaciones relacionadas

Cerrar