Comunidad de deportes

11543

El próximo 3 de febrero aterriza en Xbox One uno de los títulos del bazar más alocados que hemos podido conocer en los últimos meses. Os hablamos de #IDARB, un proyecto que nace gracias al estudio Other Ocean Interactive, en el que ha participado activamente la comunidad de jugadores, naciendo todo a partir de una especie de cajón de sastre en el que se han combinado elementos que jamás imaginamos que fueran a conjugar tan bien en un título. Descubre con nosotros las bondades de #IDARB.

Antes de comenzar, os diremos que el título que ahora nos ocupa, #IDARB, es una experiencia compleja de clasificar. ¿Qué es #IDARB? Si tuviéramos que definirlo en unas pocas palabras diríamos que nos encontramos ante un título de deportes, enfocado más bien al fútbol, donde también tienen cabida las plataformas, la velocidad y la acción frenética. Sí, todo este conjunto se encuentra aglomerado en una única experiencia, con grandes resultados como iremos desgranando poco a poco.

Para la creación de #IDARB, el estudio desarrollador se sirvió de un pilar fundamental en su puesta en escena: la comunidad de jugadores. De esta forma, todos los usuarios interesados en participar en el proyecto podían verter sus ideas, fueran cuales fueran, a través de las redes sociales, contando con un gran impacto plataformas como por ejemplo Twitter. No sabíamos qué podría salir de aquí, tal vez una especie de mutante incomprendido, pero después de pasar horas y horas jugando, os podemos asegurar que la comunidad de jugadores ha creado una bestia dispuesta a hacernos disfrutar. 

#IDARB es un juego diseñado en dos dimensiones, que recuerda muchísimo a los títulos vistos en la época de los 8 bits. En él, asumiremos el control de un jugador de fútbol, que formará parte de un equipo integrado por tres componentes más, al igual que nuestros adversarios, 4 jugadores bajo un mismo equipo. La mecánica será sencilla, como si de un partido de fútbol tradicional se tratase, encontramos que la partida se divide en diferentes rondas, cuatro en esta ocasión, con una duración bastante corta de cada una de ellas, apenas unos minutos, y en algunos casos, ni eso.

Nuestro objetivo será el de conseguir anotar puntos, marcando en la portería del equipo contrincante. Para ello, usaremos un esquema de control que se adapta al usuario en cuestión de segundos. Con un botón podremos chutar, con el otro pasar a nuestro compañero más cercano, con los gatillos podremos robar balones a los adversarios, o incluso noquearlos, y por último, con el botón A tenemos la opción de saltar. Y será en este momento cuando muchos probablemente se pregunten: “¿saltar?”.

Sí, aquí está la gracia de #IDARB, ya que no nos encontramos ante un tradicional partido de fútbol, debido a que el escenario se encuentra diseñado de forma que recuerde más a un nivel de Super Mario Bros. que a un campo de fútbol. De esta forma veremos plataformas a diferentes niveles, que nos obligarán a sortearlas para esquivar a nuestros enemigos y acercarnos a la zona de tiro. Hay algunas plataformas que nuestro personaje podrá atravesar de un salto, algo especialmente útil para escalar un nivel, mientras que otras tantas nos obligarán a bordearlas para postrarnos sobre ellas.

La forma de marcar un gol también se ve alterada respecto a lo que todos conocemos del deporte rey. Aquí, al igual que en baloncesto, dependiendo de la distancia de nuestro tiro, obtendremos una serie de puntos, siendo la máxima distancia bonificada con cinco puntos para nuestro marcador. Además, existen multiplicadores que podremos utilizar durante la partida. Estos se conseguirán al realizar grandes jugadas, combinando pases con nuestros aliados y encadenando movimientos espectaculares, lo que puede hacer que nuestro marcador se dispare de una forma exagerada. Porque aquí no serán habituales los marcadores bajos, sino que podremos obtener puntuaciones que lleguen hasta el centenar en cuestión de minutos.

Pero si hay algo que caracteriza a #IDARB y lo hace especialmente único es la propia comunidad de jugadores, que además de haber sido una parte fundamental en su desarrollo, lo seguirá siendo durante la vida útil del juego. Para que entendáis a lo que nos referimos, #IDARB es un título completamente social, algo que descubriremos nada más disputar nuestra primera partida, ya que todos los comentarios en Twitter que aparezcan con el hashtag #IDARB, aparecerán en tiempo real en nuestra pantalla, como si un anuncio de televisión fuera.

Pero la cosa no queda aquí, los usuarios, desde su propio ordenador pueden afectar de forma directa a las partidas. ¿Cómo? Pues haciendo uso de los hashbobms. Estas etiquetas funcionan como un hashtag de Twitter normal, pero la particularidad es que producen cambios directos en las pantallas de los usuarios. Durante nuestras sesiones de juego, hemos visto como el escenario se desmenuzaba, las plataformas se caían y todo se desbarataba, por culpa de algún usuario que había activado a través de Twitter esta etiqueta. Pero no solo eso, nos han aparecido caras fantasmales que ocupaban toda la pantalla, el nivel de agua ha cubierto el escenario, la pelota se ha convertido en una bomba y así, hasta el infinito. No tenemos constancia de la cantidad exacta de comandos, pero se ha asegurado que esta se irá ampliando y que además, serán los usuarios los que tendrán que descubrirlas. Os aseguramos que esto no tiene precio, más si por ejemplo estamos siguiendo una retransmisión en Twitch y queremos por ejemplo que los jugadores las pasen canutas. Aquí tú, que estás detrás de la pantalla, tienes mucho que decir y hacer.

En cuanto a modalidades de juego, #IDARB está bastante bien surtido, aunque claramente se trata de un juego que está pensado para ser disfrutado en compañía. Así, hasta ocho jugadores en una misma consola podrán disfrutar de alocados partidos, incluso realizar sus propios torneos. También existe la posibilidad de competir con otros usuarios en línea, aunque aquí existe un pero: si en nuestra consola jugamos dos personas, nos enfrentaremos a un grupo de dos personas, mientras que si nos decantamos por hacerlo en solitario, el sistema de búsqueda nos enfrentará a un único usuario. Habría sido de agradecer la posibilidad de un sistema matchmaking en el que los jugadores se añadiesen a equipos de 4 vs 4, aunque por desgracia no se encuentra disponible.

Todos aquellos que quieran disfrutar de la experiencia en solitario, también encontrarán un modo “historia”, que nos llevará a superar diferentes partidos mientras conocemos a equipos de fútbol de lo más variopintos. Hay uno que está conformado por una loncha de bacon y una taza de café, con eso lo decimos todo. Además existe la posibilidad de realizar apuestas, eligiendo cuál es nuestro equipo ganador y haciéndonos con una suma de dinero virtual acorde a nuestra apuesta.

Otra de las grandes bondades que nos presenta #IDARB es su editor. Aquí los usuarios tendrán vía libre para crear sus propios equipos, dando vida a personajes a través de píxeles. Ya nos hemos paseado por la página web del juego, donde todos pueden hacer sus propias creaciones, y hemos encontrado personajes de Star Wars, de Guardianes de la Galaxia o incluso de Super Mario. Aquí, todo lo que tengas en tu mente tiene cabida. Además, con el código QR facilitado en la web, podrás escanear gracias a Kinect el personaje en cuestión y trasladarlo a tu propia consola. Pero no solo nos limitaremos a personajes, sino que también podremos dar rienda suelta a nuestra imaginación con los emblemas del equipo, así como con la música del juego. Estamos deseando descubrir de qué es capaz la comunidad de jugadores y la verdad es que no nos extraña que sea uno de los títulos ofrecidos en Games with Gold del mes de febrero, ya que la razón de ser de #IDARB es la propia comunidad de jugadores.

En lo que respecta a su acabado gráfico, nos encontramos ante un título sencillo, que utiliza el estilo 8 bits de una forma sorprendente. No podemos imaginar el juego de otra forma, ya que la acción frenética y los movimientos de cada uno de los jugadores son recreados de una forma sobresaliente en este sentido. Un apartado sencillo, pero que consigue llamar la atención desde el primer momento, gracias a una paleta de colores muy viva.

En lo que respecta al sonido, además de poder crear nuestras propias melodías, el juego cuenta con temas bastante pegadizos. Además, acompañando a esto nos encontramos con un locutor que retransmite todos y cada uno de los partidos, añadiendo momentos realmente divertidos a cada partida. Eso sí, el juego se encuentra completamente en inglés, aunque os aseguramos que las líneas de texto son más bien escasas y tampoco hay una línea argumental que seguir.

Rubén Moyano

————————————————-

Valoración final:

Gráficos: A tenor de lo visto en las imágenes, queda claro que #IDARB no es un título que busque destacar en este sentido. A pesar de todo, el juego se mueve con una gran soltura, ofreciendo partidas frenéticas, llenas de velocidad y donde no pararemos ni un momento, algo a lo que el diseño en 8 bits ayuda en gran medida. 

Jugabilidad: Está claro que aquí es donde recae todo el peso de #IDARB. Nos encontramos con un sistema de control muy sencillo, que aprenderemos en cuestión de minutos. A pesar de ser bastante simple, la cantidad de posibilidades es muy amplia. Además de esto, tenemos que añadir la posibilidad de que los jugadores interfieran en las partidas desde su propia casa, algo que sin lugar a dudas añade más diversión al asunto. 

Sonido: Además de contar con un locutor que no dudará en hacer uso de frases de la cultura popular, nos encontramos con una banda sonora muy pegadiza, acorde a todo cuanto sucede en pantalla. Pero tranquilo, porque si no te gusta lo que escuchas, el juego ha incluido un editor de melodías y tú mismo podrás convertirte en un gran compositor. 

Duración: #IDARB tendrá toda la vida útil que la comunidad quiera. Tenemos un editor de personajes que permite que las creaciones de nuestra mente se hagan reales. Además de esto, contamos con una modalida en línea, un modo historia y cooperativo local para hasta 8 jugadores. Sumamos a esto la posibilidad de que en el futuro lleguen grandes actualizaciones. 

Conclusión: Faltan unos días para que #IDARB se ponga a la venta y lo mejor de todo, es que durante el mes de febrero podremos descargarlo completamente gratis si somos usuarios Gold en Xbox Live. El título está cargado de frescura, es cierto que se trata de un batiburrillo de cosas que ya conocíamos, pero su conjunto hace que el juego se sienta como algo que nunca antes habíamos visto. No te dejes llevar por las apariencias, #IDARB se convertirá en uno de los grandes juegos del bazar de Xbox One. 

—————————————————-

Si te ha gustado te gustará:

No te quedes solo en el juego:

Cerrar