Análisis de Impact Winter para consolas – 30 días para la esperanza

Un meteorito ha caído, el clima se ha vuelto loco y el mundo se ha inundado de nieve. Por suerte, ante este cataclismo, un grupo de supervivientes aguanta a duras penas como puede. Una iglesia les sirve de refugio y un buen día una señal llega hasta su radio, un mensaje que anuncia la llegada de un equipo de rescate con la promesa de poner fin a sus penurias. ¿La mala noticia? Habrá que esperar unos 30 días hasta poder recibir esta ayuda.

Aquí empieza Impact Winter, título en donde tendremos que ponernos en la piel del líder de este superviviente y aguantar junto a los nuestros hasta la llegada de este rescate. Busca comida, mejora tu refugio, mantén viva la llama que arroja calor en este mundo congelado, lucha contra los peligros que acechan fuera. El fin del mundo nunca fue tan frío e inhóspito, pero quedan 30 días para la esperanza. ¿Aguantarás vivo para ver si es real el mensaje? ¿Podrás cuidar de tus inesperados compañeros tras este cataclismo?

Abróchate bien el abrigo, saca el superviviente que llevas dentro y ponte al mando de este grupo que sólo tiene dos esperanzas: que ese mensaje sea real y que vuelvas después de cada salida a buscar recursos. Impact Winter es un reto donde nos va a tocar tomar decisiones, una responsabilidad tan grande como la de sobrevivir al fin del mundo.

Qué bien se vive en un mundo en donde sólo hay que ir al supermercado para rellenar la despensa o encender la calefacción para vencer al frío. Pero, ¿y si un meteorito cayera a la tierra y se llevase por delante la civilización que conoces? ¿Y si el clima se volviera loco y el frío fuera tan inaguantable que sólo estar cerca de una hoguera nos asegura vencer esta sensación? Pues si no puedes imaginar este contexto, lo que sí está a tu alcance es sumergirte en él a través de Impact Winter, título que tras su estancia en PC, ahora da el salto a consolas para ver si estos jugadores tienen madera de líder y de supervivientes.

De esta forma, Impact Winter empieza con tres modos de juego básicos. El primero de ellos, el más recomendado para los que se enfrenten a este juego por primera vez. ¿Por qué? Básicamente porque en él se incluye un tutorial que nos dice cada paso a dar dentro de este juego. Desde las acciones básicas como la interacción con NPC hasta la gestión de recursos, almacenaje y reparto de comida. Quizás estas primeras lecciones puedan parecer demasiado largas y puedan colmar la paciencia de aquellos que esperan lanzarse a la acción desde un primer momento. Pero desde luego es mejor ir paso a paso antes que salir y enfrentarnos sin conocimiento a lo que nos espera fuera.

Porque muchos son los aspectos que vamos a tener en cuenta en Impact Winter, todos ellos relacionados tanto con nuestra supervivencia como con la del resto del grupo. Tanto nosotros como el resto del grupo vamos a tener tres barras que marcarán el estado del personaje: hambre, frío, cansancio, temperatura e hidratación. Tener todas estas barras repletas asegurarán que nos mantengamos vivos hasta la supuesta llegada del rescate tras estos 30 días.

Como podrás intuir, para poder satisfacer estas necesidades será necesario salir a buscar recursos. Los más básicos: agua y comida, algo que en nuestras incursiones siempre tendremos que asegurar tener y posteriormente repartir entre los supervivientes (más adelante explicaremos esta mecánica), pero tampoco podemos olvidarnos de otros elementos que se emplearán para que los supervivientes puedan construir artículos que servirán de gran ayuda o para algo tan básico como para mantener viva la fogata que evita que el frío nos congele. A lo largo de nuestro viaje por el mundo exterior encontraremos multitud de objetos y todos ellos útiles.

Desde un tablón de madera que puede servir para alimentar la fogata o para construir camas, hasta un chuletón para comer, pasando por agua y refrescos que servirán para hidratarnos. Como en el caso del listón, habrá objetos que sirvan para dos fines. A nosotros nos toca elegir y es aquí donde nos detenemos a hablar de nuestro papel de líder. No solo tendremos que craftear para sobrevivir, también somos la cabeza de un grupo que confía en nosotros, por lo que a hacer equilibrios toca.

Si invertimos toda la madera en mantener vivo el fuego, la temperatura de los personajes aumentará, pero no haremos camas que sirvan para conseguir un mayor nivel de descanso. Si optamos por fabricar estos lechos, nos dejaremos de lado puertas y cajas fuertes para hacer de nuestro refugio un lugar más seguro. Y no solo estos materiales tendrán que ser distribuidos de manera eficiente, también las raciones de comida. Cada miembro del grupo de supervivientes tiene unas características que harán que sea mejor darle una comida u otra. Si se le concede el plato que es de su gusto, aumentará su moral y será más seguro que se quede a nuestro lado y que nos ayude.

Siguiendo con los miembros del grupo, cada uno de ellos nos permitirá distintas cosas y todas ellas se ayudarán entre ellas. Wendy será la cocinera, creará recetas que se adaptarán a los gustos de todos, si cumplimos sus retos, podrá crear más platos que hagan las delicias de todos. Christophe, el cerebro del grupo, él nos ayudará a crear elementos como localizadores o emisores de señales. Maggie, la manitas del grupo, habrá que acudir a ella para producir camas, cajas fuertes, puertas y cualquier otro elemento para conseguir comodidad y seguridad en el refugio. Y por último, Wayne, el viejo zorro que nos proveerá de todo lo que precisamos para sobrevivir fuera, desde tiendas de campaña hasta trampas o bengalas.

Y sí, has leído bien, cada uno de estos personajes nos pedirá distintas cosas que se traducirán en misiones a cumplir. Si bien esto puede parecer un estorbo a la hora de craftear materiales para sobrevivir, hay que tener en cuenta que gracias a estos retos el tiempo se acelerará. Un minuto en Impact Winter es un segundo en la vida real, pero el cronómetro se acelera de forma breve al cumplir con estos encargos, al igual que ocurre si echamos un cable a otros nómadas o supervivientes solitarios que encontraremos en nuestras visitas al mundo exterior.

Unas visitas en las que habrá que tener numerosos aspectos en cuenta. El primero de ellos es el poco espacio que tendremos para guardar lo que nos encontremos. Distribuye bien lo que echas en la mochila, piensa qué necesitas y qué puedes dejar atrás para próximas visitas y nunca te olvides que la comida siempre es algo para llevarse a casa. Y también, ten en cuenta que en ocasiones también tendrás que llevar cosas desde el refugio. Un ejemplo es la tienda de campaña, que nos permitirá establecer campamentos a lo largo de este gran mapa para poder permanecer allí y no tener que volver al refugio tras una incursión, además, estos lugares improvisados nos permitirán guardar lo que hayamos encontrado y transportarlos de forma automática a la iglesia donde está el resto del grupo. Pero mucho ojo con abusar del tiempo fuera, la vida sigue en nuestro lugar de origen y por ejemplo la llama de la hoguera puede apagarse causando la hipotermia del resto de supervivientes o la entrada de un ladrón que nos deje sin provisiones.

Como consejo durante las incursiones, siempre aprovecha algunas comidas para llenar tu estómago y de este modo no tener que consumir los alimentos de tu almacén. También ten en cuenta que para acceder a determinados lugares precisarás del equipamiento adecuado, como por ejemplo una cuerda de mayor extensión para acceder a lugares más recónditos o cargas explosivas con las que romper candados y acceder al interior de contenedores o furgonetas blindadas del gobierno. A medida que avancemos en el juego, también iremos subiendo de nivel, lo cual se reportará en mejores habilidades y en el desbloqueo de nuevos roles para nuestros supervivientes, por ejemplo si asignamos a alguien una personalidad “dormilona”, cuando duerma recibirá un plus de moral pero por el contrario mostrará menos ánimos si no cuenta con los elementos precisos para descansar.

También, al ir avanzando en esta trama y cumplir con los encargos de nuestros compañeros supervivientes, podrán crear nuevos elementos hasta por ejemplo conseguir una motonieve con la que movernos a más velocidad. Por cierto, si hasta ahora te parece que sobrevivir es muy fácil, te equivocas. Morir en Impact Winter es muy fácil, ya sea por pasar hambre, por una hipotermia (cosa más común de lo que puedas pensar) o por el ataque de una criatura del salvaje mundo en el que se ha convertido la Tierra.

Eso sí, morir en Impact Winter no significa el fin del juego y empezar de nuevo. Cada vez que fallezcamos, volveremos a aparecer en el último lugar donde dormimos, ya sea en nuestra base principal o en un campamento improvisado. Por lo que asegúrate que de vez en cuando cierres los ojos no solo para aumentar tu descanso, sino para tener un checkpoint en el caso de que tu aventura se vea truncada por el fallecimiento del protagonista.

Impact Winter ya está disponible para consolas y con el fin de ponerte a prueba no solo como superviviente, sino como líder de un grupo que como única esperanza posee aguantar hasta la llegada de la ayuda en 30 días. De ti depende que puedan conseguirlo. Ah, se nos olvidaba, ¿te ha parecido fácil todo? Prueba entonces con el modo de juego supervivencia extrema, quizás éste sí que se adapte a lo que buscas.

JUGABILIDAD. Un juego bastante complicado en este sentido, no por los controles que posee, sino por la cantidad de cosas que hay que tener en cuenta. Gestiona el almacén, reparte las provisiones, craftea y maneja bien tu mochila a la hora de buscar recursos. Crea nuevos elementos y mantén felices a tus compañeros, mantén el equilibrio entre las misiones y salir a encontrar materiales. Ser líder no es fácil y en Impact Winter lo vas a comprobar.

GRÁFICOS. Muy acertados si tenemos en cuenta los recursos que poseen los desarrolladores. Un mapa bastante grande y que reproduce muy bien el escenario de la catástrofe. Se echa en falta algunas animaciones más decentes como por ejemplo cuando recibimos un ataque de un rival.

SONIDO. El juego no posee diálogos sonoros, pero la banda sonora es magnífica. Los temas elegidos para este terreno nos harán sentir de verdad como uno de los últimos hombres sobre la faz de la Tierra. Una melodía que se complementa perfectamente con los grandes escenarios nevados para que nos invada una sensación de amargura al vernos tan solos en un mundo antaño repleto de vida y ahora vacío y frío.

DURACIÓN. Unas 5 horas nos llevará cumplir con estos 30 días, siempre y cuando consigamos cumplir con misiones y reduzcamos el cronómetro. Sin embargo, estamos ante un título plenamente rejugable ya que al terminar esta campaña recibiremos un informe de supervivencia con nuestras estadísticas. ¿Podrás mejorarlas?

CONCLUSIÓN. Impact Winter es un juego perfecto para los que quieran poner a prueba su madera de líder o su faceta de superviviente. Toma decisiones, guía a los tuyos hasta el final de esta historia en el que te espera un premio tan grande como el de ser rescatado. Gestiona tu inventario, vive un día más en este título que se presenta como una apuesta segura para los amantes de los survival y que ya está disponible en consola después de un tiempo sólo en PC.  

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
The Forest
Don't Starve
 
Cumplir misiones acelerará el tiempo del juego.
 

Cerrar