Impresiones de PlayStation Classic - Nostalgia en formato mini

Publicado por el

PlayStation Classic llega a las tiendas el 3 de diciembre para conmemorar el nacimiento de la consola original con 20 juegos preinstalados como Metal Gear Solid, Final Fantasy VII o Rayman.

 

 

El 3 de diciembre de 1994 se lanzaba PlayStation en Japón y casi 24 años después estamos celebrando su nacimiento con una versión reducida de aquella consola que tantas satisfacciones dio a los jugadores. La PSX vendió más de 104 millones de unidades y dejó de fabricarse en 2006, pero su recuerdo ha permanecido a lo largo del tiempo. Lo más relevante de PlayStation Classic sin ninguna duda era el catálogo, en cuyo anuncio se adelantaron 5 grandes clásicos que no podían faltar a la cita. Tras conocer los otros 15 juegos, fueron notables algunas ausencias, aunque algunos de ellos tendrán su propio remake en los próximos meses. Igual en esos casos era evidente ya que tampoco están en el lanzamiento su edición en el país nipón.

La razón principal de estas variantes con la versión de Japón se debe a la diferencia entre ambos mercados, el europeo y el asiático, cuyas ventas históricas varían en algunos títulos. Sin embargo, no faltan juegos que han sido abanderados de PlayStation tales como Metal Gear Solid, Rayman o Grand Theft Auto. Veinte juegos parece una cifra aceptable para el precio por el que se venderá.

Recordamos que PlayStation Classic, un 45 por ciento más pequeña que la original, se venderá por 99,99 euros e incluye dos mandos réplica del primer modelo, más ligeros de lo que podíamos recordar. Pero nuestra memoria y percepción de entonces nos juega malas pasadas porque son réplicas exactas. La consola consta de 3 botones principales totalmente funcionales: Power, Reset y Open. El primero es el botón de encendido y apagado, el segundo sirve para volver a la pantalla de inicio y el tercero, que simula el botón para cambiar el disco, hace esta misma función virtualmente para cambiar entre diferentes juegos. Por último, contiene un cable HDMI para conectarlo a la televisión y un cable USB que va a la red mediante un adaptador AC USB que no está incluido.

En cuanto a jugabilidad puede variar mucho la experiencia entre los diferentes juegos que vienen precargados. Escuchar la voz de Abe, el protagonista de Oddworld: Abe’s Oddysee, nos traslada al pasado en un momento en el que este videojuego mostraba un salto gráfico, sobre todo en sus escenas animadas. Hay que destacar que los 20 juegos tienen menú y audios en inglés (algunos traen un par de idiomas extra, según las opciones del juego original) y en muchos casos sin subtítulos.

Pese a ello, PlayStation Classic consigue las mismas sensaciones con juegos como este o Rayman, con sus niveles horizontales y controles muy sencillos. Así que podemos hablar de juegos que no sufren ese paso del tiempo y otros que el sistema de controles le penaliza seriamente. En ese sentido la experiencia con el mando sin los joystick del primer Dualshock se hace tediosa. Hablamos de juegos tan míticos como Metal Gear Solid o Resident Evil. Especialmente este último cuya jugabilidad hoy en día está totalmente obsoleta con la vista y movimiento tipo tanque en un escenario estático.

A esto hay que añadir que algunos videojuegos conservan los controles japoneses, por lo que seleccionamos con el círculo y no con la equis. Esto le ocurre a clásicos como Final Fantasy VII, Metal Gear Solid o Jumping Flash, el juego de plataformas 3D de 1995, pero no es una constante. Teniendo todos estos aspectos de la jugabilidad en cuenta, los usuarios se adaptarán más rápido a unos juegos que a otros, consiguiendo una experiencia prácticamente idéntica al momento de su lanzamiento, salvando las distancias de la perspectiva temporal.

Por tanto, encontramos muy positiva la experiencia con RPGs (Wild Arms, Revelations: Persona y Final Fantasy VII), ya que no difiere mucho tras el paso de los años; juegos de lucha y conducción cuyo manejo del coche es correcto pese a la falta del joystick; y juegos de desplazamiento horizontal como hemos comentado anteriormente. Entre los juegos de lucha hay que destacar lo bien que le sientan los años a Tekken 3, tanto gráficamente como en la experiencia de juego.

Del otro lado, los controles originales le hacen flaco favor a juegos de la talla de Tom Clancy’s Rainbow Six (controles muy bruscos en primera persona), Syphon Filter o el propio Resident Evil, posiblemente juegos 3D que han tenido una evolución mayor en el apuntado, vista y movimiento de los personajes gracias al mando analógico que llegó posteriormente. Estas sensaciones confirmarían que algunos géneros de videojuegos funcionan perfectamente aún hoy en día y se convertirán en los favoritos de los usuarios de PlayStation Classic.

La consola retro, que llegará el 3 de diciembre conmemorando su nacimiento, apunta maneras para convertirse en el regalo perfecto para estas navidades tanto para fans acérrimos de PlayStation como para jugadores casual y niños que no han vivido esa gloriosa época. Los 20 juegos que contiene son Battle Arena Toshinden, Cool Boarders 2, Destruction Derby, Final Fantasy VII, Grand Theft Auto, Intelligent Qube, Jumping Flash!, Metal Gear Solid, Mr. Driller, Oddworld: Abe’s Oddysee, Rayman, Resident Evil Director’s Cut, Revelations: Persona, Ridge Racer Type 4, Super Puzzle Fighter II Turbo, Syphon Filter, Tekken 3, Tom Clancy’s Rainbow Six, Twisted Metal y Wild Arms. PlayStation Classic permitirá cambiar el salvapantallas en la pantalla de inicio, el idioma y los ajustes de ahorro de energía, y contiene una guía de los controles de la consola.

En conclusión y después de probar los 20 juegos que incluye PlayStation Classic tenemos sensaciones encontradas por la diversidad de juegos que ofrece. El paso del tiempo influye inevitablemente en las impresiones al volver a jugar títulos con controles toscos y con un mando sin pads de cámara y dirección. En cambio, es muy satisfactorio jugar a los clásicos RPGs, juegos de desplazamiento horizontal, juegos de conducción como Ridge Racer Type 4 y de lucha con un Tekken 3 memorable, uno de los mejores de la saga. Para todos estos títulos el tiempo no parece haber hecho mella y se disfrutan igual que el primer día.

El formato de la consola es lo más práctico y sencillo posible, una réplica exacta del modelo original, así como los mandos. La interfaz igualmente es sencilla y minimalista, imposible perderse en los menús. La variedad de juegos incluye multijugadores para dos personas y el pack incluirá convenientemente dos mandos, un buen incentivo para jugar con amigos. La ausencia de audio y sobre todo menús en castellano puede ser un handicap para el jugador casual que se adentre por primera vez en títulos que el jugador más versado conoce a la perfección.