Fútbol a través de los tiempos

10290

Tras unos meses desde la puesta a la venta de la que se suponía la última entrega de las aventuras de Mark Evans y el Raimon, Inazuma Eleven y su rol futbolero vuelve a nuestras Nintendo 3DS con Inazuma Eleven 3: ¡La amenaza del ogro!, una tercera edición que promete traernos una historia nunca vista si somos aficionados de la serie de anime, y una jugabilidad tan divertida como atípica, casi inalterable desde su primer título.

Hay un refrán que dice que "las comparaciones son odiosas", y aunque hay muchos elementos que diferencia una saga tan exitosa como Pokémon de Inazuma Eleven, cuando jugamos a esta última no podemos evitar acordarnos de los títulos protagonizados por los monstruos de bolsillo. Por ejemplo, siempre que sale a la venta un nuevo juego, lo hace en dos versiones diferentes entre sí en ciertos aspectos, cosa que la franquicia futbolística de Level-5 lleva haciendo desde su segunda entrega, pero además, tiempo después, suele culminar en una tercera entrega que supone una pequeña vuelta de tuerca más a lo visto anteriormente. Algo que vemos por primera vez en este Inazuma Eleven 3: ¡La amenaza del ogro!.

En esta nueva entrega la historia vuelve a girar en torno a Mark y a sus amigos, que tras derrotar a la academia Alius, se encuentran disfrutando de un merecido descanso, algo que no durará mucho, ya que el entrenador Hillman les convoca a todos en el Instituto Raimon para disputar un partido de prueba. Según las aptitudes que demuestren en el terreno de juego, podrían ser seleccionados para representar a la que será la selección de Japón, que representará a dicho país en el Football Frontier Internacional, o FFI, que está a punto de comenzar. Todos nuestros protagonistas tendrán que emplearse a fondo para no caer derrotados en los primeros partidos, y competir contra los mejores equipos del mundo, como Inglaterra, Italia, o Brasil, por la copa que se llevará el que consiga alzarse vencedor.

En Rayo Celeste/ Fuego Explosivo intercalada con la historia principal, veíamos algunas secciones que estaban protagonizadas por Paolo Bianchi, el capitán del equipo italiano, y por Héctor Helio, portero de la selección africana, en el que podíamos conocer un poco más acerca de su paso por el torneo y sus motivaciones. Ahora , en La amenaza del ogro, éstas se han sustituido por otro protagonista, que nos contará los acontecimientos que aparecen en la película de Inazuma Eleven, en la que se basa el juego, y que esta vez sí que afectan al Inazuma Japón directamente.Esta historia secundaria, y principal atractivo de este nuevo juego, nos presenta a Canon Evans, un muchacho apasionado del futbol (como otros tantos) que vive en el futuro, donde se entera que un equipo llamado Ogro pretende viajar al pasado para acabar con el origen que hizo que el futbol sea el deporte más practicado y seguido del mundo. Canon decide ir tras ellos, viajando el también hasta la época de su bisabuelo, que no es otro que el mismísimo Mark Evans, para advertirle, y juntos poder derrotar a Ogro, salvando así el futbol que une a todos, tanto en el presente como en el futuro.

Aunque la premisa sea la misma, si que habrá diferencias con dicha película, ya que en ésta El Ogro se enfrentaba al Raimon mientras este disputaba su primer Football Frontier, acontecimiento que se cubrió en el primer videojuego de la saga. Además, se profundiza mucho más en este arco argumental del juego que en la propia película, por lo que conoceremos nuevos aspectos de los personaje que aparecen en él, aunque ya hayamos visionado el film. Canon Evans ya había aparecido anteriormente en un juego de Inazuma Eleven, ya que aparecía como personaje desbloqueable en Rayo Celeste/Fuego Explosivo, sí que es la primera vez que tiene una implicación directa con la historia, pudiendo incorporarlo en nuestro equipo como delantero, luchando codo con codo con Mark y el resto del equipo por el campeonato mundial.

El juego bebe directamente del argumento que vimos en Rayo Celeste/Fuego Explosivo, siendo en muchas ocasiones un calco directo de las mismas situaciones y conversaciones que pudimos presenciar hace unos meses con el juego, pero durante nuestro recorrido visitaremos lugares nuevos que no aparecían en éste, como el Cerro Arcano, y las inmediaciones de la Casa Hobbes, el restaurante del pequeño Austin. Tal y como comentamos en nuestro análisis de la anterior entrega, la jugabilidad de la que hace gala Inazuma Eleven también permanece inalterada en La amenaza del ogro, teniendo partes donde la exploración es predominante, tanto como para subir nivel o encontrar objetos y técnicas que fortalezcan aun más nuestros jugadores, además de las pachangas y partidos de futbol que deberemos disputar a lo largo del juego, donde tendremos que coger nuestro stylus para dirigir a nuestros jugadores hacia la portería contraria, driblando y regateando a nuestros oponentes, hasta marcar los goles que terminarán por darnos la victoria.

Pero las novedades del juego no solo terminan cuando acabamos el juego por primera vez, si no que es tras esto cuando podremos acceder a una gran cantidad de ellas, como por ejemplo, un nuevo modo de juego llamado Torneo, que, como su propio nombre indica, nos permitirá crear torneos aleatorios con los que obtendremos premios al superarlos, incluso pudiendo guardarlos y compartirlos a través de StreetPass. También podremos acceder a un nuevo centro de entrenamiento donde entrenaremos a nuestros jugadores, subiendo los niveles de estos con mayor rapidez, algo muy útil cuando estamos intentando crear nuestro equipo perfecto, pudiendo elegir entre los más de 2200 jugadores reclutables que habrá dentro del juego.

En esta nueva entrega también volveremos a visitar el escenario del Monte Magnitud, donde podíamos encontrar al Dark Team, el equipo de demonios liderado por Destra, si estábamos jugando la versión de Fuego Explosivo, y donde aparecería el Sky Team, el grupo de ángeles capitaneado por Sael si nos encontrábamos a los mandos de Rayo Celeste. Para esta ocasión, el Monte Magnitud es más extenso, y podremos enfrentarnos a ambos equipos. Por si fuera poco, también podremos visitar el mundo futuro donde vive Canon Evans con el Inazuma Japón, donde nos las tendremos que ver de nuevo con el Ogro, que nos impondrá su desafío final. 

Como colofón, en La amenaza del Ogro, se ha incluido el prólogo de la que será la próxima entrega de la saga Inazuma Eleven, y la primera que aprovecha realmente la potencia de Nintendo 3DS, que toma el subtitulo de GO. En ella nos encontraremos a Arion Sherwind, protagonista de la nueva etapa de la franquicia, en una época fechada a medio camino entre el final de Inazuma Eleven 3, y el primer videojuego de Inazuma Eleven GO, haciendo de puente entre estas dos entregas. Aunque está realizado con los mismos gráficos de Nintendo DS utilizados en el resto del juego, y siendo bastante breve si lo comparamos con la duración de todo el titulo, es un añadido que muchos de los fans de la serie agradecerán. 

Al tratarse de una edición que completa a Fuego Explosivo/Rayo celeste, La amenaza del Ogro cuenta con varias opciones que las interconectarán entre sí, pudiendo echar partidos entre ellas, intercambiar jugadores (aunque no todos serán intercambiables), o recibir los equipos que hayan formado otros jugadores cuando nos crucemos con ellos. Además, con la Conexión Especial Ogro, que estará disponible poco después de empezar nuestra partida en el juego, podremos copiar los jugadores que tengamos en las anteriores ediciones de Inazuma Eleven 3, y pasarlos a esta nueva versión, a la que llegarán con un nivel bajo, para que podamos entrenarlos y dotarles de las nuevas técnicas que aparecen en el juego.

Álvaro Moral Arce

——————————-

Valoración final

Jugabilidad: Afortunadamente, la manera en la que jugamos a un Inazuma Eleven ha permanecido casi inalterable desde su primera entrega. Al ser un juego del rol en un marco deportivo, ésta resulta igualmente divertida y en muchas ocasiones táctica, al tener que adaptarnos y mover a todos nuestros jugadores en el campo desde la pantalla táctil. En las partes de exploración se nos abrirán un montón de zonas que recorreremos, aunque no son más que una excusa para hacer avanzar la historia y enfrentarnos en infinidad de pachangas.

Sonido: Como en las anteriores entregas, los temas usados en el juego corresponden a los que podemos escuchar en el anime, fácilmente reconocibles si lo hemos visto. Estas melodías tienen bastante variedad y habrá para todo tipo de situaciones, acompañándolas correctamente. Uno de los puntos que más destaca el juego, es que éste vuelve a estar doblado al castellano, tanto las escenas de animación que iremos visionando como muchas de las conversaciones que tienen lugar en el juego. Para hacerlo más sólido, las voces usadas son las mismas que en la serie de televisión, siendo fácilmente reconocibles por las personas que jueguen al juego tras haberlo conocido en la pequeña pantalla.

Gráficos: Sin duda el apartado más flojo de La amenaza del Ogro, y no porque no goce de unos buenos gráficos y escenarios, si no porque estos corresponden a una versión de Nintendo DS, que fue la plataforma original en la que vio la luz el juego y que salió en Japón hace unos años. Al ser porteado a una plataforma más actual para su lanzamiento europeo, el nivel técnico desmerece un poco si lo comparamos con títulos más actuales de la consola. Igualmente, los escenarios y los personajes, sobre todo cuando los vemos realizar súper técnicas en los partidos, estan recreados con bastante acierto. 

Duración: Como todo RPG, completar la historia principal nos llevará varias horas, alrededor de diez, pero es cuando accedemos al llamado "late game" cuando nos encontramos ante el verdadero juego, que aumenta su duración de forma considerable, sobre todo si dedicamos nuestro tiempo a recorrer las zonas nuevas, reclutar y entrenar a nuestros jugadores favoritos, y a intentar superar todos los desafíos que se nos plantean, ya que nos encontramos ante el título más completo de Inazuma Eleven 3.

Conclusión

Ahora sí, Level-5 ha creado, con La amenaza del Ogro, un titulo excelente con el que poner fin a las aventuras de Mark Evans, con el que hemos disfrutado desde su primer juego. Manteniendo su divertida e inusual jugabilidad, respecto a las anteriores entregas ha incluido novedades que hacen de este un título muy disfrutable, con el que pasaremos muchísimas horas. El principal problema viene cuando nos fijamos en su historia, que salvo por la parte que adapta de la película, no ha sufrido cambio alguno, asistiendo a los mismos acontecimientos que pudimos ver si ya jugamos anteriormente con Rayo Celeste/Fuego Explosivo, por lo que este nuevo título está sobre todo recomendado para verdaderos fans de la franquicia, que no quieran perderse ni un solo detalle de la historia, y para todos aquellos que no haya jugado las anteriores versiones. En cualquier caso Inazuma Eleven 3: ¡La amenaza del Ogro! es un juego muy sólido, completo y duradero, convirtiéndose en la edición definitiva de Inazuma Eleven 3, por todas las novedades que aporta.

——————————————–

Juegos relacionados:

No te quedes solo en el juego:

  • Una película: Shaolin Soccer, de Stephen Chow

Publicaciones relacionadas

Cerrar