Fútbol escolar

Level 5 (responsables de la conocida franquicia Profesor Layton) mezclan deporte y rol para crear un título de marcado estilo anime. Señoras y señores, esto no es fútbol, ¡son dibujos animados!

Más vale tarde que nunca. Con un considerable retraso con respecto a Japón, la saga Inazuma Eleven (que incluso tiene ya serie de televisión en todo el mundo) debuta al fin en las portátiles europeas. Un título que se ha convertido en un auténtico fenómeno en su país de origen, al reunir en un solo cartucho algunos de los aspectos que más fascinan al público nipón.

Mezcla de géneros

¿Qué es exactamente Inazuma Eleven? Pues un título de rol de temática futbolera, así de sencillo. Durante la mayor parte del juego nuestra tarea consiste en, en la piel del capitán Mark Evans, crear un equipo capaz de competir en un campeonato nacional. Para ello tenemos que recorrer diferentes escenarios (un instituto, una ciudad, etc.) conociendo a personajes que se sumen a nuestro proyecto y, de paso, superando distintas misiones. Algo así como si mezcláramos en una misma aventura la serie Dragon Quest y un capítulo de Oliver y Benji. La idea por lo menos es bastante original.

Pero dejando al lado esta faceta rolera, la principal gracia del juego son los partidos. Estos, y resulta importante dejarlo claro, no tienen lugar en plan simulador a lo FIFA, por así decirlo, sino que tienen su propio estilo. Para empezar, y a diferencia del resto del juego, se llevan a cabo con el control táctil. Además, nuestras opciones durante los mismos son limitadas: los jugadores se mueven de forma semiautomática y nosotros podemos robar el balón, pasar y tirar. Por supuesto, y como sucede en todo buen juego de rol, nuestros jugadores cuentan con habilidades especiales que, además, podemos ir mejorando a medida que avanzamos en el título.

Por otro lado, el juego ofrece bastante libertad a la hora de poder seleccionar entre más de cien personajes distintos, cada uno con sus propias peculiaridades. O lo que es lo mismo, que de nosotros depende elegir a unos u a otros para formar parte de nuestro once inicial, e ir subiéndolos de nivel. Así nos sentiremos como Mourinho o Guardiola durante un rato.

En cuanto a los gráficos del título, éstos presentan un estilo visual en dos dimensiones muy clásico, aunque salpicado frecuentemente con todo tipo de escenas que parecen sacadas directamente de la serie de dibujos animados en la que se basan. Tanto los escenarios como los personajes están recreados de forma muy colorida, y además está doblado al castellano. Y es que Inazuma Eleven fue uno de esos títulos inéditos en Occidente que Nintendo prometió traer el mercado europeo para abastecer de títulos de DS durante los meses de lanzamiento de la nueva Nintendo 3DS. No es el juego más ambicioso de esta portátil, pero los fanáticos de la serie y del fútbol en general le sacarán partido.

Cerrar