Monstruitos invisibles

9703

Magenta Software nos trae un nuevo título de la franquicia Invizimals, en esta ocasión haciendo su incursión por primera vez en la consola PlayStation 3. Invizimals: El Reino Escondido coge prestados algunos de los elementos que han caracterizado a la saga desde su salida en PSP, pero convierte a este título en un juego de plataformas y acción destinado al público más pequeño de la casa, aunque por supuesto puede ser disfrutado por jugadores de todas las edades que sean seguidores de estas criaturas o del género en el que nos encontramos.

Tenemos que remontarnos al año 2009 para conocer el origen de Invizimals. Fue por aquel entonces cuando el estudio español Novarama se animó a lanzar un título que, bebiendo de lo visto en la saga Pokémon, utilizaba otros muchos elementos para ofrecer una experiencia divertida para los más jóvenes. La primera entrega de la saga Invizimals, lanzada para PSP, invitaba a los jugadores a cazar diferentes criaturas, gracias a las posibilidades de la cámara que podíamos añadir a la portátil, convirtiéndose en un título que aprovechaba de maravilla las posibilidades de la realidad aumentada.

Ahora, con nuevos sistemas disponibles en las tiendas como PlayStation 3 y PS Vita, recibimos Invizimals: El Reino Escondido, para la sobremesa de Sony e Invizimals: La Alianza, para la nueva portátil de la compañía. Si bien la versión de La Alianza se decanta por seguir la estela seguida por los títulos aparecidos en PSP, El Reino Escondido es un juego que, aun usando a los Invizimals como plato fuerte, se decanta más por la acción en tercera persona, puzles y plataformas.

Quizás lo primero que nos venga a la cabeza cuando comenzamos nuestra aventura en Invizimals: El Reino Escondido son otros títulos de un género muy similar, como por ejemplo Jak & Daxter o Ratchet & Clank. Es cierto que la premisa entre estos títulos puede ser la misma, pero también es verdad que El Reino Escondido es un juego enfocado más a un público infantil, algo de lo que nos percataremos en los primeros compases del título.

Nuestra historia comenzará conociendo a nuestro protagonista, Hiro, un joven que se adentra en una misión para recuperar un extraño artefacto, muy importante para poner a salvo el mundo de los Invizimals. Estas primeras escenas están rodadas con actores reales, y nos recordarán en muchos aspectos a series de televisión que podemos ver en canales infantiles. Para nada esto es algo malo, ya que por supuesto son las intenciones de un juego que va enfocado a un público en concreto.

Poco después Hiro se verá obligado a viajar al mundo de estas criaturas a través de un portal, para intentar salvarlos del mal que está asolando este planeta. Los Invizimals de acero están colonizando las tierras de los Invizimals, y nosotros, con la ayuda de estas criaturas, tendremos que acabar con los planes de estos malévolos seres. La historia, al igual que el resto de su planteamiento, es bastante sencilla y algo que ya hemos visto en infinitas ocasiones, pero eso no quita que el título sea entretenido en sus seis horas de historia principal que ofrece.

Como ya hemos comentado, El Reino Escondido supone un cambio a lo visto en las entregas portátiles. Así, tendremos una vista en tercera persona de Hiro, con una cámara que se irá fijando automáticamente mientras vamos avanzando en nuestro viaje. A veces, el hecho de que el usuario no pueda controlar a su antojo la cámara puede convertirse en un problema, ya que puede haber ocasiones en las que perdamos de vista a nuestro personaje por culpa de un mal enfoque de esta. En cuanto a los controles tanto de Hiro como de los Invizimals, serán bastante sencillos, sin contar con un abanico muy amplio de posibilidades, sobre todo para evitar que los más pequeños de la casa se vean abrumados ante tantos patrones de botones. Cuando Hiro deje de ser controlado para dar paso al uso de un Invizimal, contaremos con los movimientos típicos de ataque, así como un escudo para protegernos y la posibilidad de ejecutar el movimiento especial de cada criatura. 

Poco a poco iremos comprobando que las mecánicas del juego son bastante sencillas. La mayor parte del tiempo nos lo pasaremos saltando, atravesando vigas caídas sin perder el equilibro, donde por cierto se hace uso del sensor de movimiento del DualShock 3, o bien rompiendo diferentes cofres que contienen esferas Z. Estas esferas serán especialmente útiles para ir mejorando las habilidades de nuestros Invizimals, que se irán incorporando a nuestro plantel a medida que vayamos avanzando en el modo historia. Aunque debemos de admitir que en un principio el hecho de romper cofres puede parecer interesante, se abusa en exceso de esta práctica, y podríamos decir que estaremos más tiempo llevando a cabo esta acción que eliminando enemigos.

Sin lugar a dudas, el ingrediente más llamativo en este título por todos los jugadores serán los Invizimals. A medida que vayamos avanzando nos iremos dando cuenta de que Hiro no es más que un humano, por lo que sus posibilidades de sortear obstáculos, mover objetos o salir victorioso de un enfrentamiento son muy limitadas.

Es aquí cuando entran en acción los Invizimals. Cada una de las criaturas que vayamos descubriendo contará con unas habilidades exclusivas y que serán de utilidad hasta el final del juego. El primero en desbloquear será Ocelotl, que es capaz de escalar paredes repletas de vegetación, Minotaur es una criatura que utilizará la fuerza bruta para conseguir eliminar obstáculos de su camino, como por ejemplo puertas o paredes. Tigershark es una mezcla de tigre y tiburón, que es capaz de bucear en las aguas. Por su parte, Xiong Mao es un voluminoso oso panda que es capaz de mover cajas y otros elementos. El Chupacabra es una especie de vampiro que nos permite planear en el aire. Zaphira tiene la habilidad de arreglar diferentes elementos del escenario destrozados, algo muy útil para poder continuar nuestro viaje. Neko Suke es capaz de teletransportarse a diferentes puntos del escenario y Shizoky, que utilizará sus estrellas ninja para activar interruptores.

Todos estos Invizimals no se desbloquearán a la vez, sino que será poco a poco cuando nos iremos encontrando con ellos. Para conseguir que estos se unan a nuestro plantel para acabar con los planes de los Invizimals de acero, tendremos que llevar a cabo una batalla que se basa en la resolución de una escena llena de Quick Time Event; es decir, los jugadores tendrán que ir pulsando los botones correctos en el momento oportuno. No es un sistema muy profundo, y son demasiado sencillos de superar, pero al menos supone una variación de lo visto en el desarrollo del resto de la historia.

Estos ocho primeros Invizimals componen el elenco principal de criaturas que iremos desbloqueando, aunque los usuarios que deseen explorar todo el mundo podrán encontrar ocho criaturas más, que aunque no son obligatorias para la historia, añaden un extra de rejugabilidad. Además, gracias a las esferas Z que vayamos acumulando a lo largo de nuestra aventura, podremos acceder a una ruleta de mejora, donde cada personaje podrá ver potenciados sus ataques principales, así como aprender otros nuevos. No será obligatorio mejorar a nuestras criaturas, pero al hacerlo, podremos vivir batallas mucho más espectaculares que de costumbre.

Las situaciones de acción con las criaturas metálicas también estarán presentes en todo momento. El problema de todo esto es que estos momentos se pueden volver bastante repetitivos, ya que acabar con un enemigo simple puede ser cosa de pulsar un único botón, además de no contar estos enemigos con una inteligencia artificial muy desarrollada. Sí serán más divertidos los momentos en los que tengamos que utilizar a diferentes Invizimals para seguir avanzando, aunque el título lo simplificará todo hasta el punto de que solo baste pulsar un botón para que Hiro se convierta en la criatura correcta para superar el obstáculo. Además, tampoco existen muchas posibilidades de que no sepamos como continuar con nuestra aventura, ya que los tutoriales estarán presentes desde el principio del título, hasta el final del mismo. Esto es algo bastante molesto, ya que después de unas horas de juego, todavía nos explican cómo tenemos que cruzar una viga, o cómo se escala una pared.

Como otro de los ingredientes importantes de El Reino Escondido nos encontramos con su faceta multijugador. Gracias a esta opción los jugadores podrán disfrutar de combates en los que hasta cuatro jugadores se podrán ver las caras, ya sea de forma local, contra la propia consola, a través de internet o incluso con el uso cruzado de PS Vita y el título Invizimals: La Alianza.

Para ser la primera incursión de Invizimals en el sistema PlayStation 3 tenemos que admitir que su acabado gráfico es bastante satisfactorio. Por supuesto no es perfecto, y se pueden mejorar muchos aspectos, pero el juego cumple correctamente con su cometido. Los usuarios tendrán la oportunidad de viajar a diferentes emplazamientos, todos llenos de vegetación y diferentes elementos característicos, además de contar con una paleta de colores bastante llamativa. El diseño de los personajes y enemigos también es correcto, aunque algunos Invizimals muestran tras de sí un acabado mucho más pulido que otros.

En cuanto a su apartado sonoro, el juego está doblado completamente al castellano. El trabajo de los actores de doblaje no es de los mejores que hemos escuchado, pero los más pequeños de la casa agradecerán poder seguir con la acción sin tener que leer ningún tipo de subtítulos. Las melodías del título son bastante sencillas, y a la larga se pueden volver repetitivas, aun así, cumplen de forma correcta con su función.

Rubén Moyano
——————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Este primer salto a PlayStation 3 ha supuesto un cambio respecto a lo visto en el resto de títulos de la saga. Ahora prima la exploración y las plataformas, que se adaptan bien a la temática del título. Se trata sin duda de un título destinado a los más pequeños de la casa, por su desarrollo sencillo, pero eso no impide que cualquiera pueda disfrutar de su propuesta. Hubieran sido de agradecer más variedad de situaciones, o la posibilidad de eliminar los constantes tutoriales de la aventura.

Gráficos: Es un juego correcto en este sentido. Está claro que no es lo mejor que hemos visto en PS3, pero El Reino Escondido nos presenta un universo lleno de color. El diseño de los Invizimals también es correcto, resaltando algunos por encima de otros.

Sonido: Las melodías son sencillas, y por momentos se pueden volver ligeramente repetitivas. Es de agradecer que el título venga doblado completamente al castellano, haciendo así que los niños puedan seguir la historia de una forma más sencilla. Es cierto que la sincronización labial de muchas voces no es del todo correcta, pero es un error menor.

Duración: El modo principal cuenta con bastantes desbloqueables, además de caminos alternativos que nos llevan a puertas secretas. Aun así serán suficientes unas seis o siete horas para completarlo, aunque más si queremos conseguir todos los secretos. Además a todo esto tenemos que sumar el modo multijugador en línea o local, así como la compatibilidad con el sistema PS Vita y su versión de Invizimals. Hubiera sido de agradecer la incorporación de diferentes modos de dificultad, para que los jugadores más experimentados también encontraran en este título un reto. 

Conclusión:

Invizimals: El Reino Escondido es un título ideal para todos aquellos que se quieran iniciar en el mundo de los videojuegos, o bien que sean seguidores de los Invizimals, ya sea por otros títulos, o por el resto de productos que han salido a raíz de su nacimiento. No es un juego muy exigente, y algunas de las mecánicas que lo caracterizan se repiten a lo largo del camino. Eso sí, el hecho de que cada Invizimal tenga un poder especial, hace que la aventura no sea tan monótona, y los añadidos multijugador y la compatibilidad con PS Vita alargan la vida útil del título.

———————————————————————————————————–
Juegos relacionados:

Invizimals, la saga

Si te ha gustado te gustará:


No te quedes solo en el juego:

  • Invizimals, serie de televisión
  • Cromos de Invizimals

Publicaciones relacionadas

Cerrar