Lo que el ojo no ve

8877

A pesar de que ahora también tenemos Invizimals correteando por PS3, el doble camino que ha adoptado esta nueva entrega de la saga de Novarama hace que no renunciemos a lado más clásico que ya conocimos en los juegos de PSP, pero con ciertas mejoras propiciadas por las capacidades de PS Vita que hacen que nos soltemos un poco más la melena a la hora de cazar estos seres que encontraremos por doquier.

Como comenta el compañero Rubén en su análisis de Invizimals: El Reino Prohibido, el regreso de esta franqucia de Novarama viene por dos frentes simultáneos. Uno, el del mencionado título para PS3, se aparta bastante de sus antecesores, mientras que el otro sigue la ruta marcada en PSP, pero añadiendo un buen número de carriles a esta autopista. Hay muchas novedades a destacar, pero la principal es que Invizimals: La Alianza va a darnos más cancha para que juguemos más cómodamente y donde nos apetezca. Se acabó lo de conectar periféricos a la portátil, PS Vita ya dispone de todo lo necesario para el buen cazador. Incluyendo las tarjetas de Realidad Aumentada, a las que no les diremos adiós del todo, de hecho convendrá tenerlas cerca porque las usaremos con regularidad. Pero no serán indispensables para cazar a todos los Invizimals que ronden por las cercanías ni tampoco para hacer que luchen sobre ellas.

Es más, el proceso de caza de los Invizimals ha recibido una buena dosis de variedad en forma de una veintena de minijuegos diferentes que, combinados entre sí, harán que el hacernos con todos, como reza el slogan de la competencia, sea más original y entretenido que nunca. Lo mismo nos veremos envueltos en un enfrentamiento contra nuestra presa en el que tendremos que esquivar sus proyectiles y defendernos de manera acorde a su tipo, como nos encontraremos cantando a dúo con uno de estos animales invisibles e incluso marcándonos una nana para que se eche una cabezadita (fans de The Big Bang Theory: "Dulce gatito" funciona. Comprobado). Y entre todos ellos exprimiremos las funciones de PS Vita, ya que usaremos desde el panel táctil trasero hasta el micrófono y, por supuesto, sus capacidades de realidad aumentada. Apartar briznas de hierba a soplidos para que un Invizimal encuentre sus preciadas monedas de oro o hacer todo un recorrido circense saltando oros y caminando sobre troncos son cosas que no vemos a menudo sobre nuestro propio escritorio. Lo mejor es que son métodos entretenidos que suman a la frescura y la originalidad del juego representando un peldaño más dentro de su progresión desde sus orígenes.

Cazar Invizimals en PS Vita no será tanto un deporte como un requisito para poder avanzar en una trama sencilla que hila con la de su entrega gemela, El Reino Perdido, y en la que veremos detalles que entrelazan ambos juegos, como la entrada del protagonista humano, Hiro, en el mundo de los Invizimals, del que a su vez luego iremos teniendo noticias que atañen a los sucesos que acontecen en el mundo real donde se centra La Alianza. Los nuevos Invizimals de acero que está provocando que sus congéneres huyan de su propio mundo harán de las suyas también en nuestros alrededores y a nosotros nos corresponde trabajar codo con codo con el resto de criaturas para poder hacerles frente, lo cual implica reunir más de ellos, hacerles progresar y, faltaría más, combatir. Y nuevamente hay aires nuevos en la serie en lo que a este aspecto se refiere y que le confieren toda una nueva dimensión.

En Invizimals: La Alianza, el combate será más ágil gracias a la posibilidad de poder movernos a nuestro antojo dentro de los límites de la arena de batalla en la que tendrán lugar las luchas entre Invizimals. Tendremos a nuestra disposición dos ataques normales más uno rápido y otro fuerte, cuatro en total, que no podremos usar a lo loco a menos que queramos que nuestro Invizimal agote su resistencia y quede exhausto. A ello hay que añadir el poder cubrirnos y usar vectores, o mejoras que podremos activar durante el combate (y que algunas nos caerán del cielo durante el transcurso de éste) para lograr determinados efectos haciendo uso, de nuevo, de los diversos controles de PS Vita. Por ejemplo, uno de estos vectores consiste en cambiar a una vista cenital para ponernos frente a una cerbatana con la que podremos disparar a nuestro rival de la manera más lógica, es decir, soplando a la pantalla. Combates que podrán ser individuales o en grupo, y que darán pie, conforme ganen experiencia y evolucionen, a que los Invizimals lleguen a aprender movimientos especiales que puedan realizar en combinación con algún compañero de un tipo en concreto.



De estos estos combates, ya sean a modo de entrenamiento o participando en torneos que deberemos ir superando para avanzar en el juego de cara a derrotar a enemigos concretos, así como de las capturas de Invizimals o la adquisición de mejoras, y de otros aspectos del juego nos encargaremos en nuestra base, un terreno que iremos acondicionando poco a poco con nuevas construcciones destinadas a diversas finalidades y que también en su asentamiento nos pone a los mandos de un minijuego.

Las piezas de los edificios se nos presentan separadas a modo de rompecabezas y nuestra tarea es hacerlas encajar rotándolas mediante los controles táctiles hasta que adopten la posición que les corresponde. Nuevamente, es de agradecer que se busque el camino de ofrecer métodos originales y curiosos al jugador, aunque hay que decir que tanto en este caso como en el de algún otro minijuego de caza, el hecho de que la prueba sea contrarreloj y que en esta mecánica que es fija para levantar las estructuras a veces resulte un poco confuso cómo van correctamente encaradas ciertas piezas, los nervios pueden hacer acto de presencia.


Lo cierto es que es muy curioso el caso de estos dos nuevos juegos de la serie Invizimals, que pese a venir ambos de la mano tienen enfoques muy diferentes, y a la vez buscando la novedad en su propia serie. Si El Reino Prohibido está más encarado a la acción y las plataformas desmarcándose de la fórmula habitual, en el caso de La Alianza sí se mantienen los cimientos, pero con un refuerzo extra y unos añadidos que le aportan un toque novedoso.

El resultado es que los fans de las anteriores entregas no van a perder la sensación de familiaridad, pero descubrirán muchas cosas nuevas que llevan un paso más allá el mundo de Invizimals. Y los nuevos usuarios verán un título que es variado, entretenido y que seguramente les hará interesarse por una saga made in Spain que se ha hecho un nombre por méritos propios. Tanto unos como otros, nuevos y veteranos, de sobremesa y de portátil, pueden interactuar entre sí gracias a las funciones cruzadas entre sistemas mediante las que podrán combatir y realizar intercambios terminando de unir las partes de un mosaico planteado a muchos niveles.

Juan Elías Fernández

—————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Variada y divertida, salvo en casos puntuales en los que alguna de las pruebas nos puede sacar de quicio. Por suerte, no es habitual.

Gráficos: Tanto los Invizimals como sus animaciones lucen bastante bien en PS Vita, y éstos vienen en gran variedad de diseños.

Sonido: Disponemos de doblaje en castellano en todo el juego, ya que aparte de las secuencias de vídeo que nos contarán la historia y nos darán consejos, un comentarista amenizará los combates con sus observaciones junto a una banda sonora a veces ausente, pero que cumple su función adecuadamente cuando hace acto de presencia.

Duración: La historia principal nos puede dar para cerca de 10 horas, pero la posibilidad de jugar online contra otros jugadores o de disputar combates ad-hoc le otorga mucha vida.

Conclusión: Sería miope etiquetar Invizimals: La Alianza como un producto menor por estar destinado a un público infantil, o como un mero imitador de cierta otra licencia de monstruos coleccionables, incluso como más de lo mismo con respecto a su propia serie. Nada más lejos de la realidad, porque interese más o interese menos a cada uno el andar corriendo por la casa, por la calle o por donde consideremos oportuno persiguiendo a estos seres invisibles, no se puede negar que el producto de Novarama es variado – variedad es la palabra clave en este juego -, es original y trata de exprimir las posibilidades de su soporte. A veces lo hace mejor, otras no tanto, pero el resultado es más que interesante. A pesar de que sus protagonistas gustan de permanecer invisibles al ojo humano, no estaría de más concederle un vistazo a Invizimals: La Alianza para PS Vita. Puede que más de uno se sorprenda. 

———————————————————————————-
Juegos relacionados: 

Invizimals, la saga

Si te ha gustado te gustará:

No te quedes solo en el juego:

  • Invizimals, la serie de televisión
  • Cromos de Invizimals

Publicaciones relacionadas

Cerrar