Captura, lucha, vence y, sobre todo, diviértete

11232

Captura, lucha y entrena a más de 150 criaturas en Invizimals: La Resistencia, la nueva entrega de la famosísima saga de videojuegos dirigida al público infantil con origen español que ya está en las tiendas, dispuesta a dar horas y horas de entretenimiento a los más pequeños de la casa.

La franquicia Invizimals se amplía con un nuevo título para la consola portátil de Sony, en la que tendremos que luchar contra una nueva facción enemiga: los Xtractors, que amenazan la seguridad del cuartel general de la alianza de los cazadores. Para ello, tendremos que empezar desde los cimientos: capturar nuestro primer Invizimal y entrenarlo para poder derrotar y hacernos con otros de los más de 150 ejemplares disponibles en el título, entre Invizimals y Xtractors. Una tarea que será muy larga, pero también muy entretenida, y que comienza con nuestro viaje hasta la base principal. Ya solo este pequeño prólogo, que hace las veces de tutorial del juego, nos puede dar una buena idea de por qué la franquicia de Novarama se ha hecho tan popular entre su público objetivo.

Pese a tener una historia que peca de lineal y simple, el título no necesita más para trasladarnos al centro del problema y animarnos a echar una mano. Haciendo uso de la vista en primera persona nos sumerge en la aventura y, en su tónica habitual, haciendo virguerías con la cámara como el “reconocimiento facial” del jugador/héroe junto a la inclusión de cinemáticas con actores reales y diálogos llenos de buen rollo, sin darte cuenta ya estás queriendo sumergirte en su colorido mundo.

La jugabilidad de Invizimals: La Resistencia, como muchos ya sabréis, se basa en la realidad virtual y en aprovechar al máximo y de la manera más original posible las bondades técnicas únicas que ofrece PlayStation Vita. Buscando superficies coloridas, que pueden ser paredes, techos, camisetas, mochilas, portadas de libros o, realmente, lo que más a mano tengamos, podremos llevar los combates entre Invizimals al “mundo real”, el último sueño de cualquier fan de los juegos de “atrapar criaturas”, como pueden ser los clásicos Pokémon y Digimon, y he ahí donde Invizimals ha sabido ganarse el amor del público. Poder ver luchar a tus criaturas en el asiento del autobús o en la encimera de la cocina, resulta verdaderamente curioso y es capaz de arrancar sonrisas a grandes y pequeños, haciendo concesiones, por supuesto, a algunos problemillas que pueden dejarse notar durante esta actividad (como el hecho de que Vita ignora que si el Invizimals llega al pico de la mesa, debería caerse, no flotar en el aire).



Aún referente a la jugabilidad, Invizimals: La Resistencia sorprende por la cantidad de variantes y la dificultad no esperada de su sistema de combate. Podrías pensar que en un juego de estas características todo sería coser y cantar, pero antes de darte cuenta, el título te pondrá en jaque para que saques tu lado estratégico. Nos explicamos: a la hora de luchar y atrapar nuevos invizimals (prácticamente toda la aventura se centra en esto, he ahí una de las razones por las que tiene tanto tirón entre los niños), tendremos que elegir cual de las criaturas que tenemos ya en nuestro equipo será la encargada de plantar cara al nuevo enemigo. Lo lógico es pensar en escoger al que tiene más nivel, y esto funciona, al principio. El problema viene cuando el juego nos prohíbe escoger a ese mismo Invizimal para su enésimo combate, porque aparte de su fuerza, hay otro factor que tendremos que tener en cuenta: la resistencia. Los combates pueden ganarse o pueden perderse, pero inevitablemente nuestros monstruitos se irán cansando conforme libren batallas, y eso los irá haciendo perder fuerza de manera progresiva y finalmente estar agotados y necesitar un tiempo de reposo.

Esta mecánica, que puede parecer lógica (y lo es), nos obliga por tanto a ir variando entre los diferentes invizimals de nuestro equipo, entrenándolos a todos por igual, incluso aunque tengamos a nuestros favoritos, porque ninguno es prescindible si queremos avanzar con éxito en la trama. Mantener a nuestros invizimals sanos es, por tanto, requisito imprescindible para el éxito, pues aparte de procurar su mejor fuerza y subir de nivel, abusar de su uso hará que incluso no podamos bloquear los ataques de los enemigos, lo cual será clave para poder ganar el combate cuando nos enfrentemos a más de un xtractor a la vez. Además, durante los enfrentamientos también habrá todo tipo de elementos que ofrecen más acción al combate: trampas, objetos arrojadizos…

No hay mucho más que decir en este apartado: Invizimals consiste en tratar de hacerse con todas las criaturas de su universo, lo que mantendrá a los jugadores muy ocupados buscando superficies y entrenando a su equipo, y por ende luchar, luchar y luchar. Para hacerlo más dinámico, podremos participar en diversos torneos que darán ese elemento competitivo que aportará emoción a la cosa, y el que probablemente es el modo más divertido de jugar: los combates contra nuestros amigos con su modo online o contra otros jugadores que anden cerca.



Pasamos ya a sus apartados gráfico y sonoro, donde para ser justos, el juego no es especialmente brillante, pero aún así no termina de resultar relevante si tenemos en cuenta su premisa. Gráficamente el juego resulta pobre. La calidad que pueden alcanzar los videojuegos de PlayStation Vita es muy alta, y al comparar algunos de sus últimos juegos con los modelados y escenarios que luce Invizimals: La Resistencia hacen que se vea como un juego completamente desfasado. No obstante, y sin perder de vista lo mencionado, este aspecto gráfico parece completamente deliberado: los diseños divertidos, muy coloristas y de líneas muy simples son parte de la esencia del juego, de su estilo propio, y por ello se puede perdonar de cara al resultado final del juego este asunto.

Si tenemos en cuenta, además, que está dirigido a los pequeños de la casa, que anteponen la jugabilidad a cualquier otro factor en los videojuegos, la crítica se ve aún más difuminada. Eso sí, habría que hacer un apunte: las animaciones del juego sí deberían estar más trabajadas, pues incluso con las múltiples opciones de combate se vuelve excesivamente repetitivas, y en concreto, la animación que salta cuando debilitamos a un enemigo o se debilita nuestro invizimals… bueno, es particularmente aterradora.

En lo referente a su apartado sonoro, el título llega completamente en castellano, de manera muy correcta, y como no podía ser de otra forma. Caben destacar sus efectos sonoros, bien llevados y capaces de mantenernos alerta ante el estado de nuestro equipo en los combates. La banda sonora, por otra parte, resulta bastante olvidable y a veces no nos pega con lo que vemos en la pantalla, pero tampoco desentona: cumple su función acompañando al juego, que es lo importante.

En definitiva, Invizimals: La Resistencia es un juego muy entretenido, que ofrece muchas horas de diversión y que nos ha sorprendido realmente para bien. No es perfecto si lo comparamos con el resto de títulos del catálogo de PlayStation Vita, pero es desde luego una gran opción para disfrutar con los pequeños más jugones.

Claudia García

———————————————————————

Valoración final

  • Jugabilidad: Variada y divertida, los combates nos han sorprendido por ser más profundos de lo que podíamos imaginar en un principio. El juego buscará picarte, y lo conseguirá. 
  • Gráficos: No es su punto fuerte, desde luego. El juego luce desfasado pero no es nada feo, los diseños de los Invizimals son bastante originales y su paleta llena de colores  es agradable desde un principio.
  • Sonido: El juego llega en completo y perfecto castellano, tanto cinemáticas como la voz que comenta los combates. Los efectos de sonido son buenos y la banda sonora, aceptable.
  • Duración: Es difícil calcular una duración para un juego de estas características. Su campaña principal probablemente ronde las 13-15 horas según el ritmo al que juguemos, pero el juego puede alargarse hasta el infinito con sus diferentes modos de combate y las funcionalidades online.


Conclusión:

Invizimals: La Resistencia es un juego capaz de sorprenderte. El último título de la franquicia de Novarama tiene un público muy claro, los más pequeños, pero no por ello es un juego que peque de vago o falta de originalidad, más bien al contrario: su gran variedad y divertidísima a la par que adictiva jugabilidad, junto a unos diseños bonitos y coloridos, logran posicionarlo como uno de los títulos de referencia dentro del catálogo de PlayStation Vita para niños, capaz de dar muchísimas horas de entretenimiento que, al final, es lo más importante.
———————————————————————————-
Juegos relacionados:

Si te ha gustado te gustará:

No te quedes solo en el juego:

  • Invizimals, la serie de televisión
  • Cromos de Invizimals

Cerrar