Análisis de Just Dance 2018 – Pasito a pasito, suave suavecito

 

 

Los party game son la mejor elección cuando un grupo de amigos se junta frente la consola con ganas de diversión y marcha. Y es aquí donde Just Dance se lleva la palma desde hace años. En esta ocasión tenemos ante nosotros Just Dance 2018, una nueva edición del conocido título de baile que llega repleto de nuevas canciones e interesantes novedades en cuanto a los modos de juego.

Como viene siendo costumbre este Just Dance 2018 ofrece unos patrones de juego idénticos en cada una de las plataformas para las que sale a la venta, siendo una app para el móvil el método común en todas ellas a la hora de utilizar el dispositivo móvil como mando. Además Xbox One permite utilizar Kinect para poder disfrutar la experiencia, mientras que en PlayStation 4 la otra alternativa son los Move. Por último cabe destacar que Nintendo Switch utiliza los propios Joy-Con de la consola como sensores para jugar.

En esta ocasión Ubisoft ha dividido las disciplinas del juego en tres gran grupos:  Just Dance, Kids, World Dance Floor. La primera de ellas es la que concentra todas y cada una de las canciones, de forma que es el usuario o usuarios los que seleccionan qué canción bailar. Este es el modo perfecto cuando lo único que queremos es divertirnos, ya sea en solitario o bien acompañados. Como de costumbre se puede seleccionar qué bailarin queremos ser, ya que en una misma canción cada uno de los bailarines tienen sus propios pasos.

Por su parte, la disciplina Kids habla por sí misma. Es aquí donde encontramos todas las canciones enfocadas hacia un público infantil o aquellos otros temas musicales que no son tan infantiles pero que tienen coreografías bastante alocadas y llamativas. Cabe destacar que los temas que se dan cita en este modo también están disponibles en el anterior, de forma que no hace falta acceder a este para poder disfrutar de dichas canciones.

Por último está World Dance Club que nos sirve como punto de encuentro para las funciones online del título. Si queremos competir contra otros jugadores pero no tenemos a mano nadie por casa para disfrutar de unos bailes siempre podemos acceder a esta modalidad. Aquí se emiten una serie de canciones que van rotando en directo, de forma que nos podemos unir a las mismas para competir contra todas aquellas personas que están haciendo lo mismo en ese momento.

En un principio tenemos algunas canciones bloqueadas y también ciertos modos de juego, aunque con bailar unas pocas coreografías accedemos a todo el contenido de Just Dance 2018. Otra característica realmente llamativa en el título vuelve a ser Just Dance Unlimited, ya que con una suscripción podemos acceder a cantidad de temas musicales extra, además de los que vienen de serie con el videojuego. Cabe destacar que con la compra de Just Dance 2018 se incluyen 90 días de prueba de esta función y luego las suscripción van de 3,99 euros a 29,99 euros, siendo la primera de ellas de 24 horas y la más cara de un año completo.

También se incluyen otros modos como Dance Lab que nos lleva a superar coreografías especiales a modo de minijuego, las típicas Playslist en las que podemos incorporar nuestros temas favoritos o el modo Sweat que nos sirve a modo de entrenamiento si lo que buscamos es que se cuenten las calorías que perdemos mientras bailamos con el juego.

Además de desbloquear los modos de juego de los que hemos ido hablando, tampoco faltan centenares de objetos extras para adornar nuestro perfil que conseguimos a medida que bailamos. También tenemos una máquina en la que utilizar las monedas que ganamos meneando el esqueleto.

Los bailes en sí no han cambiado, aunque lo que debe saber cualquier persona que no ha disfrutado nunca antes de la serie es que en la pantalla nos aparecen los pasos de cada una de las coreografías y nuestro deber es seguirla al ritmo de la música. Cada movimiento es valorado con una puntuación que se suma al global de la canción, de forma que al final se nos ofrece una puntuación dependiendo de cómo lo hemos hecho.

La lista de canciones de esta entrega ofrece temas musicales de todos los géneros entre los que destacan por ejemplo «24K Magic» – Bruno Mars, «Despacito» – Luis Fonsi ft. Daddy Yankee, «John Wayne» – Lady Gaga, «Love Ward» – Hatsune Miku, «Side to Side» – Ariana Grande ft. Nicki Minaj, «New Face» – PSY, «Footloose» – Top Culture o «Another One Bites the Dust» – Queen. Para gustos los colores, o en este caso las 40 canciones que vienen de serie.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: Bailar con Just Dance sigue siendo tan divertido como el primer día. Ya sea con la app oficial para móviles, Kinect, los Move o los Joy-Con.

Sonido: 40 nuevos temas musicales se dan cita en el juego. Encontramos canciones de todos los géneros, de forma que todos los públicos pueden encontrar pistas musicales que se acerquen a sus gustos.

Gráficos: Los diseños de los bailarines y los escenarios sobre los que tienen lugar las coreografías continúan la línea de lo visto en anteriores entregas. Todo lo referente a este apartado es bastante llamativo y extravagante.

Duración: Es un juego perfecto para disfrutar en compañía, ya sea en fiestas o cualquier tipo de evento. Además de las 40 canciones de serie se añaden muchas más posibilidades gracias al sistema Just Dance Unlimited.

Conclusión: Just Dance 2018 es diversión pura y dura. Si lo que buscas es pasar un rato agradable y divertido con otras personas delante de la consola este es un party game que debes tener en cuenta en todo momento.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Just Dance
 
 
Con Just Dance Unlimited tenemos acceso a aún más canciones.
 

Cerrar