¡Mira papa, soy un jedi!

6281

¿Estás listo para experimentar el mundo de Star Wars como nunca lo habías hecho? Pues prepárate para ponerte en la piel de un Jedi gracias a Kinect, en un juego entretenido, sencillo y enfocado a todo tipo de públicos.

Kinect y Star Wars, dos nombres nacidos el uno para el otro. ¿O acaso alguien puede pensar lo contrario? Desde que la obra maestra de George Lucas se estrenara en cines hace ya cuatro décadas, todos sus seguidores han soñado con utilizar uno de sus míticos sables láser como auténticos jedis. Algo que hasta ahora venía siendo imposible.

Hasta ahora…

Kinect Star Wars está basado, una vez más, en los tres primeros episodios de la serie. Es decir, en la trilogía clásica no, en la moderna. Y, como era de esperar, recrea muchos de los momentos más importantes de la historia de la franquicia. Pero está claro que no es el argumento, algo que ya todos los aficionados a Star Wars ya conocen, sino la jugabilidad lo que más expectativas ha levantado. Y con razón.

La campaña principal del juego nos permite elegir entre seis personajes diferentes. Una vez seleccionado uno, podemos disfrutar de la historia en solitario o junto a un amigo (mediante pantalla partida), mientras revivimos los acontecimientos de La Amenaza Fantasma y el resto de la segunda trilogía.

Pero en realidad, ¿en qué consiste Kinect Star Wars? Básicamente estamos ante un juego de acción sobre raíles. Es decir, que se trata de un título que avanza de forma automática (más o menos como en los clásicos Time Crisis) y que, gracias al sensor de movimiento Kinect, nos permite realizar un montón de acciones. Acciones todas ellas propias de un caballero Jedi, claro. O lo que es lo mismo, podemos manejar un sable láser, mover objetos de los escenarios, lanzar ondas de energía, etc.

Mención especial, eso sí, merecen las fases en las que pilotamos naves X-Wing. Algo que resulta especialmente divertido y para lo que tampoco necesitamos más que mover nuestro cuerpo delante de la pantalla del televisor.

Y es que, posiblemente, lo que más nos ha llamado la atención del juego es lo intuitivo que resulta. Todos los movimientos no resultan en absoluto complicado de realizar, todo lo contrario. Es por eso por lo que Lucas Arts (los responsables del título) pueden presumir de haber conseguido su propósito: llegar a todo tipo de usuarios, tanto expertos como más casuales. Para disfrutar de Kinect Star Wars solo es necesario un requerimiento: ser seguidor de La Guerra de las Galaxias. Eso es todo.

El desarrollo del juego, aunque tiene un claro carácter “guiado”, resulta interesante, sobre todo por su variedad. Aquí no todo consiste en enfrentarse a los enemigos de forma monótona, sino que es necesario llevar a cabo diferentes tácticas. Por ejemplo, en algunos momentos hemos de saltar para, en el juego, pillar a los enemigos por la espalda o simplemente superar una plataforma. En cualquier caso, y aunque, ya decimos, este tipo de juegos son algo “mecánicos”, resulta muy divertido atacar a un enemigo con el sable láser en una mano mientras arrojamos objetos o inmovilizamos a un rival con la otra. ¡Igual que un Jedi de verdad, vamos!

Visualmente, Kinect Star Wars cuenta con un acabado caricaturesco, más cercano a una serie de dibujos animados que a un estilo realista. Pero a decir verdad esta estética desenfadada encaja bastante bien con la naturaleza rápida y sencilla del juego, pensado para divertir a la primera. Además, tanto los escenarios como los personajes de las películas son muy fieles a la obra original de Lucas.

Y hay que reconocer que el juego cumple correctamente en el plano técnico, con unas texturas muy elaboradas y animaciones fluidas. También los efectos de humo, explosiones y demás, o la iluminación tienen un nivel notable.

Por su parte, al empezar a jugar quizás parezca que Kinect sufre algo de retardo, pero esa sensación, para ser sinceros, se diluye completamente en cuanto llevamos unos minutos de aventura. Enseguida nos damos cuenta de que el desarrollo del juego resulta tan dinámico y preciso como era de esperar.

———————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Intuitivo, sencillo de jugar y divertido. A pesar de tener un desarrollo sobre raíles, nos hace sentir como auténticos caballeros Jedi. En cooperativo gana mucho.

Gráficos: Su estilo de dibujo animado funciona. Técnicamente está muy cuidado. Texturas, iluminación, animaciones y demás cumplen con creces. Y mantiene la ambientación típica de la franquicia.

Sonido: Tanto la banda sonora como los efectos bien podrían pertenecer a alguna de las superproducciones filmadas por George Lucas.

Duración: La campaña tiene una duración estándar, pero hay seis personajes entre los que elegir, y resulta entretenido de rejugar.

Conclusión

Kinect Star Wars es, a fin de cuentas, todo lo que esperábamos de él. Un lanzamiento divertido, accesible y muy intuitivo. Con nuestro cuerpo podemos llevar a cabo todas las habilidades propias de un caballero Jedi, y la esencia de Star Wars está presente en cada rincón de la aventura. Una experiencia sin duda muy recomendable para todos aquellos que quieran sentir “la Fuerza” en primera persona.

———————————————————————————————————-

Juegos relacionados

Star Wars El Poder de la Fuerza 2

LEGO Star Wars III: The Clone Wars

Star Wars Battlefront: Elite Squadron

 

Si te ha gustado te gustará

Kinect Disneyland Adventures

Kinect Sports: Segunda Temporada

Kinect Rush: Una aventura de Disney Pixar

 

No te quedes solo en el juego

Película: Saga La Guerra de las Galaxias de George Lucas

Serie: Star Wars: The Clone Wars de Henry Gilroy y Genndy Tartakovsky

Canción: Marcha imperial (Darth's Vader Theme) de la Banda Sonora Original de Star Wars

Publicaciones relacionadas

Cerrar