Sueños de fantasía

Disney y Square Enix. Square Enix y Disney. El universo que une los dos mundos de fantasía, Kingdom Hearts, debuta en PSP, con un juego que los poseedores de la portátil de Sony han esperado como agua de mayo.

Kingdom Hearts: Birth by Sleep se sitúa diez años antes de los acontecimientos vividos en la primera entrega de la serie, la original de PlayStation 2. Así las cosas, estamos en una época en la que se lleva bastante tiempo viviendo en calma tras una pasada guerra épica entre la Luz y la Oscuridad. Pero dicha tregua no parece que vaya a durar mucho tiempo, puesto que terribles monstruos están apareciendo cada vez con más frecuencia en los distintos reinos que componen este mundo. ¿Qué es lo que ocurre realmente?

Los orígenes

Kingdom Hearts: Birth by Sleep es, cronológicamente hablando, la primera entrega de la saga. En ella podemos elegir entre tres personajes: Terra, Aqua y Ventus. Y a decir verdad, el argumento del juego es el mismo escojamos al que escojamos, pero lo que sí que cambia es el orden en el que suceden las cosas. En realidad podemos jugar con los tres y así observar la aventura desde distintas perspectivas para no dejar ningún cabo suelto de la trama.

Una vez decidido el personaje y uno de los cuatro niveles de dificultad, pasamos a recorrer algunos de los más emblemáticos mundos creados por la factoría Disney: el bosque de Blancanieves, el castillo de Cenicienta, el mundo de Hércules, el barco del Capitán Garfio, etc. Algunos nuevos y otros ya conocidos por los aficionados a la saga.

Como es habitual dentro de la serie, estamos ante un juego de rol en tercera persona cuyos combates se llevan a cabo en tiempo real, como si se tratara de un título de acción. A medida que derrotamos los numerosos enemigos que nos atacan durante el desarrollo subimos de nivel y mejoramos a nuestro personaje. Además, en esta ocasión Square-Enix ha diseñado el juego orientándolo más a la acción (tal vez por eso de ser portátil), y a lo largo de la aventura podemos realizar los ataques de algunos de los personajes más conocidos de cuantos conocemos con relativa sencillez. Por supuesto tampoco faltan distintas combinaciones de ataques (llamados comandos) realmente útiles para golpear a los adversarios.

Durante las más de doce horas que dura el juego (algo más si nos esforzamos en desbloquear todos sus secretos y jugar con los tres héroes), recorremos escenarios bastante amplios y coloridos que recuerdan en gran medida a los de las entregas para PlayStation 2, aunque con algo menos de detalle. Algo entendible, esto último. Lo que no ha perdido ni un ápice de nivel son los personajes, que lucen igual de bien que los mismos encontrados en los 128 bits de Sony. Los diálogos de la aventura están en inglés, pero esta cuenta con subtítulos en castellano. Así no nos perdemos nada de su mágica y absorbente trama, ni del chispeante sentido del humor que desprenden algunos de sus personajes.

Cerrar