Análisis de Kirby Star Allies – Una aventura en compañía

El pasado 16 de marzo llegó a Nintendo Switch la primera entrega de Kirby para la consola híbrida de la compañía nipona. Kirby Star Allies supone el debut del personaje de color rosa en la nueva consola, un título que cuenta con una clara intención de fomentar el juego cooperativo entre amigos. 

Kirby Star Allies nos cuenta una aventura en la que el reino de Dream Land está en peligro. La vida de sus habitantes cambia debido a la aparición de unos extraños corazones oscuros que desprenden una energía maligna. Cuando uno de estos corazones alcanza a Kirby, se produce un efecto inesperado, y es que la famosa bola rosa obtiene el poder de diseminar el amor y hacerse amigo de sus enemigos. Usando las habilidades especiales de sus amigos, Kirby y compañía deben partir en un viaje para restaurar la paz en el reino.

El juego nos propone una historia sencilla y una experiencia cargada de humor, en un título de plataformas en el que Kirby deberá recorrer el escenario a pie, absorbiendo a los enemigos para obtener sus poderes y en el que debemos formar un equipo de hasta tres personajes más, que pueden ser controlados por la IA o por otros jugadores. A continuación te detallamos todo lo que debes saber del juego.

 

La gran novedad de Kirby Star Allies es que durante el juego podemos formar equipo con otros tres personajes más, que pueden estar controlados por la IA si jugamos en solitario o por otros jugadores. La nueva aventura del popular personaje de Nintendo fomenta el juego cooperativo entre amigos, y así es como mejor se disfruta de ella. Como de costrumbre, la bola rosa es capaz de aspirar a sus enemigos para después escupirlos y lanzarlos como arma contra otros rivales. Sin embargo, también podemos copiar las habilidades de ciertos enemigos, obteniendo así sus ataques y habilidades especiales.

Y aquí reside gran parte de la gracia del juego, en saber combinar las diferentes habilidades para desatar ataques más potentes, añadir más potencia a las armas o para resolver puzles. Además, si lanzamos un corazón de amistad a algunos de los enemigos los podemos reclutar, incluso si ya tenemos tres aliados en el equipo, siempre se pueden cambiar. Hay enemigos que nos darán habilidades con diferentes elementos, como agua, hielo, fuego, viento, electricidad, piedra, artes marciales, una espada, bombas, etc. Pero dichos elementos se pueden combinar. Por ejemplo: si contamos con una espada y uno de nuestros aliados es de tipo fuego, podemos combinar ambas para obtener una espada ardiente. O si mezclamos piedra con hielo podemos convertir a Kirby en una pierda de curling gigante.

Hay gran cantidad de combinaciones y habilidades, por lo que en ese aspecto el juego es muy divertido. Hay que saber elegir el equipo que queremos formar, ya que también repercute a la hora de enfrentarnos a los enemigos finales. Por ejemplo, si un enemigo tiene un ataque de fuego, es mejor contar con un aliado de tipo hielo y/o agua para terminar antes con él. Se pueden utilizar diversas y nuevas habilidades para derrotar a los villanos, pero también las clásicas, cada una con su propia serie de movimientos exclusivos. En los combates vamos recogiendo frutas para regenerar nuestra vida, y si tenemos la barra a tope, podemos ayudar a otros a completar su barra de vida con tan solo acercarnos a ellos o lanzándoles dichos elementos.

El juego es un plataformas en 2D cargado de acción. Hay que completar los niveles avanzando linealmente y terminando con cada enemigo que nos salga, aunque también hay tiempo para puzles, que se deben resolver usando las habilidades adquiridas o de nuestros aliados. Eso sí, los niveles no son especialmente complicados y tampoco muy largo, aunque al final de cada uno hay un jefe final al que hay que derrotar, por que aumenta un poco la dificultad. Pero ese es el gran problema del título: es realmente sencillo. Los niveles son muy fáciles y se echa en falta algo que complique un poco más las cosas.

A pesar de todo el juego es entretenido, y más cuando se juega con amigos. Porque esa es la esencia del mismo, disfrutar de una aventura con hasta tres amigos más con los que hay que coordinarse e interactuar para superar cada nivel. En ocasiones, además, necesitaremos que los cuatro miembros del equipo estén unidos para realizar movimientos especiales, como formar un círculo de amistad para rodar sobre cualquier obstáculo, crear un puente para ayudar a los aliados a cruzar o formar un tren para llegar hasta el final como balas.

El juego también tiene función amiibo. Por ejemplo, escaneando el de la serie Kirby podemos generar varias frutas para restaurar el HP de nuestros aliados. En cuanto a los modos de juego, además de la historia, podemos competir contra otros amigos en dos frenéticos minijuegos. En Duelo de hachas tendremos que cortar un árbol lo más rápido posible mientras esquivamos obstáculo. Por su parte, en Batazo estelar heroico tendremos que batear un meteorito para enviarlo lo más lejos posible.

Ambos ofrecen un toque diferente al título, aunque no suponen un añadido especial. Pero al completar la aventura se desbloquean dos niveles más. Uno nos lleva a una sucesión de enfrentamientos contra los jefes del juego, mientras que en el otro debemos superar los niveles usando a un solo personaje.

En cuanto los mundos del modo historia, en total hay 4, llegando a más de 30 niveles en total. Como no podía ser de otra forma, los niveles son muy coloridos, sencillos, lineales y van cambiando según vamos avanzando en la historia. Hay niveles más coloridos y alegres, como verdes prados y aguas azules; pero también hay niveles un poco más oscuros, como cuevas góticas. Cada mundo cuenta con un Palacio de los Sueños, en el cual podremos invocar a personajes míticos de la franquicia como Rey Dedede o Meta Knight para reclutarlos para nuestro equipo. 

Kirby Star Allies es una experiencia divertida, colorida e ideal para jugar con amigos. Sin embargo, se echa en falta un nivel de dificultad más complejo. Si eres fan de Kirby, no dudes en darle una oportunidad ya que pasarás un gran momento solo o con tus amigos. 

 

Jugabilidad: La gran novedad de Kirby Star Allies es que durante el juego podemos formar equipo con otros tres personajes más, que pueden estar controlados por la IA si jugamos en solitario o por otros jugadores. La gracia consiste en saber combinar las habilidades de nuestros aliados para terminar con los jefes finales, resolver puzles o avanzar por los escenarios. La mecánica de juego es bastante sencilla, por lo que se echa en falta algo más de dificultad.

Gráficos: El juego luce realmente bien, tanto en modo portátil como en el Dock. Como no podía ser de otra forma, los niveles son muy coloridos, sencillos, lineales y van cambiando según vamos avanzando en la historia. Hay niveles más coloridos y alegres, como verdes prados y aguas azules; pero también hay niveles un poco más oscuros, como cuevas góticas.

Sonido: Los textos están doblados al castellano y la música casa a la perfección con cada nivel del juego.

Duración: Completar la aventura nos puede llevar unas 5 o 6 horas, por lo que no es un juego largo. 

Conclusión: Kirby Star Allies es una experiencia divertida, colorida e ideal para jugar con amigos. La gran cantidad de niveles y la amplia variedad en la combinación de habilidades de los aliados le da un plus al juego. Aunque se disfruta también en modo solitario, jugar con amigos hace que la aventura sea más divertidad, ya que habrá que coordinarse para seguir avanzando en la aventura. Sin embargo, se echa en falta un nivel de dificultad más complejo. Eso sí, si eres fan de Kirby, no dudes en darle una oportunidad ya que pasarás un gran momento solo o con tus amigos. 

 

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar