Análisis de Knack 2 – Más piezas, más diversión

En 2013, la consola de nueva generación de Sony llegaba al mercado acompañada de dos videojuegos con los que atraer a diferentes audiencias. El primero era Killzone: Shadow Fall, un título de acción en primera persona dirigido a adultos que quisieran sumergirse en una épica trama de ciencia ficción. Asimismo, y con el objetivo de satisfacer las demandas de los más pequeños de la casa, la compañía nipona estrenaba también una aventura plataformera a la que tituló Knack y que, lamentablemente, pasó más desapercibida de lo que Sony hubiera esperado.

Lejos de abandonar la idea, los responsables de Sony Japan Studio decidieron no arrojar la toalla y, tiempo después, se embarcaron en el desarrollo de una secuela dispuesta a ofrecer una evolución respecto a lo que habíamos visto en el juego original. El resultado es Knack 2, que ahora llega a la misma plataforma con la intención de recuperar a los usuarios que completaron la primera parte y, al mismo tiempo, acaparar la atención de cualquier tipo de público aficionado a las plataformas, los puzles y al combate más desenfadado.

Si quieres conocer todas las novedades y los pormenores de Knack 2 y del regreso de su protagonista, qué mejor manera que a través de las impresiones de una aventura que hemos podido disfrutar en PlayStation 4 en los últimos días y de la que cualquier usuario, niño o adulto, podrá disponer a partir de mañana tanto en su versión física como digital. ¿Preparado para salvar nuevamente al mundo de la mano del carismático Knack?

Como en la primera entrega, el objetivo del jugador en Knack 2 será salvar al mundo de una gran amenaza y, afortunadamente, volveremos a contar con el carismático protagonista para tratar de conseguirlo. De este modo, y aunque con una significativa evolución que apreciaremos desde los primeros instantes de la aventura, regresarán las plataformas, los rompecabezas y los combates más frenéticos aunque con una jugabilidad más compleja pero accesible a todo tipo de público.

A fin de cuentas, la intención de Sony Japan Studio es la de alcanzar a cuantos más usuarios mejor con una propuesta capaz de entretener tanto a mayores como a pequeños. ¿Lo habrá conseguido? Al menos ha contado con los ingredientes para ello. Comenzando por el plataformeo que se esperaba de un título de estas características y que no ha descuidado en muchos de sus niveles, que nos invitan a avanzar por el escenario en múltiples direcciones gracias a una cámara fija aunque dinámica.

De este modo, la visión del jugador se ajusta automáticamente si tenemos que ascender, girar a un costado o avanzar hacia adelante. Aunque los escenarios ya constan de unos límites que delimitan la zona jugable, los movimientos de cámara ayudarán tanto a aportar una mayor riqueza en lo visual como a guiar a aquellos usuarios menos familiarizados con este tipo de videojuego. En cualquier caso, antes de iniciar la partida podremos seleccionar diferentes niveles de dificultad para adaptar la experiencia a nuestras necesidades, lo que repercutirá en algunas ocasiones no solo a los combates, sino a las propias rutas del mapa.

Precisamente las fases de combate vuelven a estar muy presentes en esta continuación de la primera aventura de Knack. Con la intención de aportar mayor complejidad a estos enfrentamientos se han introducido una serie de enemigos con capacidades muy diferentes que supongan un reto para el jugador. Es evidente que no podremos acercarnos del mismo modo a un guerrero equipado con un escudo y una espada que a un ser volador que dispare desde las alturas o a una criatura gigantesca equipada con un martillo.

Para facilitar su labor, el usuario contará con una serie de habilidades que le permitan abordar a cada uno de ellos de la mejor manera. A aquellos que ataquen desde la distancia podremos frenarlos con un escudo que, en ocasiones, incluso logrará hacer rebotar el proyectil para lanzarlo contra el rival en cuestión. Sin embargo, también podremos decantarnos por el cuerpo a cuerpo y ejecutar el doble salto y el consiguiente aplastamiento contra el suelo o los clásicos puñetazos y patadas tan accesibles para cualquier jugador. Dependiendo del entorno, también podremos optar incluso por el lanzamiento de coches u otros elementos contra los enemigos más corpulentos.

Asimismo, y con la clara intención de añadir una mayor profundidad al combate, los desarrolladores han incluido un árbol de habilidades que, conforme vayamos obteniendo experiencia, nos permitirá aprender nuevos movimientos o evolucionar los que ya conocemos. En una de las primeras fases podremos, por ejemplo, adquirir la habilidad de los puñetazos múltiples, que dejarán fuera de combate a cualquier rival con el que nos topemos. No obstante, los responsables de Knack 2 también han ahondado en otros aspectos que ya se presentaron en el primer juego.

Es el caso de los puzles, que el jugador deberá resolver para avanzar en algunas fases de cada nivel. Como en el original, en muchas ocasiones deberemos recurrir a la capacidad de Knack para hacerse pequeño y, de este modo, acceder a lugares a los que no podría entrar con su forma normal. Así, conseguiremos activar palancas y escalar por tramos normalmente inaccesibles para posteriormente regresar al estad habitual del personaje y continuar nuestro avance por el escenario. Aunque algunos de estos rompecabezas continúan siendo muy sencillos, se aprecia una evolución en otros tantos que, francamente, supondrán un reto para los usuarios menos avezados en estos menesteres.

En algunos tramos, además, se intercalarán secuencias cinemáticas que en ocasiones incluyen una serie de quick time events que el jugador deberá activar para que el protagonista avance correctamente. Si falla, la acción regresará al inicio de la cinemática y habrá que volver a empezar. Estas escenas aportan dinamismo a la acción dada su espectacularidad, aunque la mecánica puede tornarse algo repetitiva conforme progresamos en la aventura, a la que los desarrolladores también han querido aportar una profundidad mayor que en el videojuego de 2013.

Aunque la historia no es fundamental en Knack 2, en la que simplemente ejerce su papel de hilo conductor de la acción, Sony Japan Studio ha tratado de ahondar en este sentido mediante los personajes humanos que acompañan al protagonista mientras explora el escenario. A través de diálogos que también harán acto de presencia en las breves secuencias de vídeo, estos secundarios irán aportando información y detalles sobre la trama y el entorno en el que se desenvuelve el nivel.

Tampoco podemos olvidar la introducción de un modo cooperativo local que hará las delicias de aquellos usuarios que disfrutan jugando junto a un amigo o familiar en un mismo sofá. En cualquier momento, podremos encender un segundo mando y activar al segundo de abordo, que aparecerá en pantalla junto al protagonista. Sin necesidad de modalidades secundarias o opciones de juego alternativas, el segundo jugador podrá acompañarnos el tiempo que lo desee y, en el momento deseado, apagar el Dualshock 4 y desaparecer del mapa sin consecuencias de ningún tipo.

En cuanto al aspecto visual, es más que evidente la mejora respecto al videojuego original. Han pasado cuatro años desde el lanzamiento de Knack y, pese a que seguimos sin estar ante un apartado gráfico de referencia, no podemos sino alabar el resultado final. El videojuego continúa resultando colorido y con un nivel de detalle significativamente mayor en esta secuela, que luce francamente bien en niveles con abundante vegetación más que en zonas urbanas.

Además, Sony España ha traducido completamente el juego, por lo que tanto los menús, la interfaz como el resto de textos se presentan en perfecto castellano. Lo mismo ocurre con el doblaje, que también podemos escuchar en nuestra lengua. Sin duda, se trata de una maniobra necesaria para alcanzar el objetivo de Knack 2: convertirse en una propuesta accesible tanto para el público adulto como, sobre todo, para los más pequeños de la casa, que podrán disfrutar con un título tan inofensivo como entretenido.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Esta secuela recupera las mecánicas introducidas en el juego original e incorpora, a través de un árbol de progresión, una serie de movimientos que favorecen un combate más fluido y, en general, ayudan a confeccionar una experiencia más variada en la que también tienen cabida elementos como los quick time events, que pese a ser repetitivos se integran perfectamente en las secuencias cinemáticas.

GRÁFICOS: El apartado visual, evolucionado respecto a la primera entrega, no defrauda. Aunque no nos hallamos ante en título de referencia en este sentido, en zonas en las que la vegetación es más pronunciada el videojuego luce espectacularmente bien gracias a la atención al detalle de los chicos de Sony Japan Studio.

SONIDO: La banda sonora es uno de los aspectos más destacables de un juego que es capaz de amenizar las partes de rompecabezas y, al mismo tiempo, aportar la intensidad necesaria a los combates más frenéticos. Knack 2 se encuentra además, completamente doblado al castellano en favor de aunar al público más amplio posible.

DURACIÓN: La campaña, la única modalidad que hallaremos en el videojuego, podrá mantenernos ocupados en torno a las diez horas. No obstante, y dependiendo del nivel de dificultad seleccionado, es posible que el jugador tenga que repetir algunas fases de combate en las que los enemigos sean particularmente exigentes.

CONCLUSIÓN: Esta secuela es indudablemente superior a la primera entrega, de la que ha mantenido la esencia pese a incorporar algunas novedades jugables que los usuarios sabrán apreciar. El mayor halago que podemos hacer de esta aventura plataformera de acción con espacio para los puzles es su afán por entretener a cualquier tipo de público que se acerque al mando de PlayStation 4. Los más pequeños quedarán fascinados por las habilidades del protagonista, mientras los jugadores más veteranos hallarán en Knack 2 un aceptable divertimento con el que disfrutar durante horas. Si a ello le sumamos la vertiente cooperativa local, un valor añadido por el que pocos deciden apostar actualmente, no podemos sino recomendar una propuesta que, sin llegar a sorprender, agradará a los amantes del género.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Knack
 
Un segundo jugador puede unirse a la aventura en cualquier momento a través del cooperativo local.

Cerrar